Verificar información: Back to the basics!

Verification Handbook

Ya está online el Verification Handbook, un actualizado manual sobre técnicas de verificación de informaciones y elementos multimedia dirigido a los periodistas y editado por Craig Silverman (otro friki de cuidado con permiso de la que esto escribe).

Me he tomado mi tiempo para leerlo y solo os digo una cosa: back to the basics. Verificar información en Internet no parte de ninguna técnica revolucionaria sino que bebe de las fuentes más esenciales del periodismo.

El problema, me da la sensación, es que precisamente hemos olvidado todas aquellas reglas y mecanismos de actuación par el trabajo con informaciones: “Comprobar” no está de moda.

  • Los básicos: Cuestionarnos todo lo que vemos y oímos, verificar las fuentes de origen y hablar siempre con fuentes primarias y testigos oculares.

Visto lo visto, ser escéptico es un seguro de vida en el periodismo. Ayer  mismo veíamos el caso del niño que cruzó supuestamente el desierto solo, o la semana pasada, cuando aquel paparazzo francés se inventó que la historia del romance de Obama con Benyoncé.

También me doy cuenta de que el material que publiqué sobre verificación en mi libro Internet para periodistas en 2012, sigue siendo un material útil, precisamente por eso (sí, no tengo abuela…).

Conclusión: sí, os lo recomiendo. Es un manual muy completo que nos recuerda hasta qué punto las normas básicas del periodismo más tradicional encuentran acomodo en la era de Internet. Todo se integra: acciones online y offline para hacer periodismo. Y los periodistas, siguen siendo actores que deben tratar de dar sentido a la avalancha de fuentes.

  • La verificación es hoy aún más crucial: una mezcla de conocimiento, experiencia, olfato, documentación y herramientas.

Paso a destacar algunos capítulos e ideas del libro:

Verificar es volver a las rutinas clásicas

verificar_libro

Si tu madre dice que te quiere, no te lo creas. Habla con amigos y familia, busca pruebas y confirmaciones, dice Butry en el capítulo 2. Para él, la pregunta claves es: ¿cómo sabe tu fuente eso? pero no solo para preguntar a tu fuente, sino que tu jefe debería preguntártelo a ti. Incluso hacerlo en 3ª persona a una fuente desconocida: ¿cómo saben eso?

El peligro hoy es repetir como loros las informaciones de fuentes -oficiales (ay!) o no- sin molestarnos en cuestionarlas y verificarlas. Hoy nos escudamos en el “fulanito dijo” y nos quedamos tan anchos.

Las redes sociales son como el canal de radio policial

Me gusta mucho cómo explica Anthony De Rosa, ex social media editor de Reuters, la relación de un periodista con las redes. “Recordad que la información de las redes sociales tiene que ser tratada como cualquiera otra información: con un tremendo escepticismo“.

Para De Rosa, la información que encuentra en redes es como oír por un walkie talkie el canal de radio de policia (yo lo he visto utilizar en un diario hace años, no sé si aún se hace… ;)). Toma mucha información pero la utiliza para dirigir su investigación de la manera más tradicional: descuelga el teléfono, envía emails e intenta contactar fuentes primarias.

Especialmente interesante el caso que explica sobre su uso de Tweedeck para monitorizar, pero también para verificar, una herramienta que utilizan a diario periodistas de las principales redacciones del mundo. Básico sacar partido de las listas y todos los filtros para afinar búsquedas de testigos oculares (en sus opciones ganó la batalla a hootsuite).

Verificar 360º: Crossmedia y online/offline

Pero para verificar, De Rosa insiste: la clave es cruzar fuentes y plataformas, pasar de online al offline, todo suma para crear un cuerpo de evidencias.

En el capitulo dedicado a los contenidos generados por usuarios, (y que vale la pena leer) siguen el siguiente esquema:

1. Procedencia: ¿es la pieza original?

2. Fuente de la información

3. Fecha de subida del contenido

4. Localización

Verificar imágenes y videos

Supuesto niño solo cruza el desierto

Las rutinas para verificar  imágenes y videos siguen buena parte del esquema tradicional que acabamos de ver. Pero precisamente estas piezas suelen llevar a error con más frecuencia a los periodistas. Son otros dos capítulos esenciales del libro que recomiendo leer.

Como decía, hay que ser MUY ESCÉPTICO ante las historias que nos “presentan” las imágenes. Existen ya muchas herramientas para verificar imágenes. Sin embargo, como me comentaba un reputado fotógrafo, los maestros del Photoshop pueden incluso borrar los metadatos de la pieza. Estamos en ello.

Cuidado también con el del Video, el tema de las horas de subida en Youtube y de localización de los videos originales merecen también atención.

Todos los casos prácticos os serán muy útiles para haceros a la idea de cómo hay que combinar todos los recursos que tenemos al alcance: preguntas que hacerse, comprobaciones, uso de redes y  herramientas.

Herramientas

Finalmente, hay una lista de herramientas que se supone que es lo más jugoso. Pero hay un problema: son muchas y el comentario que las acompaña, las describe pero no valora. Odio las listas muy largas de herramientas porque al final no te comentan cuál es mejor o más útil, y porque son demasiadas como para que la gente se dedique a  explorarlas todas. Al final la divulgación es más ineficaz.

Algunas seguro que las conocéis, pero determinar cuáles son útiles, te llevará un rato. Por ejemplo, algunas que sirven para verificar identidades, sirven para EEUU, para Europa, no tanto.

LEMMETWEETTHATFORYOU Papa

Fuera de esta lista, pero sí en el documento, se cita Lemmetweetthatforyou.com, una tan peligrosa como divertida herramienta que todo periodista debería conocer: produce tweets ficticios de cualquier usuario. Como esta del Papa llamando pelotudos al personal… 😉

Innovación tecnológica y futuro de la verificación

Aunque quede un poco aparte, es muy interesante el capítulo dedicado a cómo algunos proyectos intentan automatizar ciertos procesos de verificación. Se citan varios proyectos donde se combinan los algoritmos con el trabajo humano.

Hay que seguir de cerca nuevas herramientas que permiten la colaboración de los usuarios en muchos procesos de verificación, el llamado Crowdsourcing. Plataformas genéricas como Crowdcrafting que los medios podrían utilizar, pero también proyectos específicos ya en marcha en el ámbito árabe como es checkdesk.org.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *