Archivo de la etiqueta: web2.0

Y quién necesita un medio si existe una comunidad de usuarios

Una reflexión más acerca del tiempo real y la Huelga general, al hilo del post de ayer sobre su presencia en los medios.

Aunque el titular de este post es voluntariamente provocativo si que me gustaría remarcar que, independientemente de lo que hicieran los medios, quién se pasara el día conectado, -como fue mi caso- pudo comprobar cómo los usuarios de Twitter eran los que iban informando e hilvanando las historias a través de los hashtags, colgando fotos, redifundiendo las informaciones y creando sus propias fuentes.

Lo comprobé durante el día: sólo necesitabas buscar hashtag y ver quién estaba diciendo qué, dónde estaba y qué estaba pasando. En un segundo te montabas una lista con la gente que estaba retransmitiendo. Y eso, tanto lo puedo hacer yo cómo cualquier persona: organizar tus fuentes. Y por, otro lado, obviamente, el de generar información en este caso determinado de la huelga.

  • Tengo que decir que en algún momento podría haber estado mejor informada de lo que estaba ocurriendo en el centro de Barcelona -una batalla campal-, vía twitter y antes que los medios.

Obviamente no digo que esto vaya a quitar el pan a los medios (lo del periodismo ciudadano, ya quedó claro, ¿no?).

  • Lo que no me dieron los usuarios es el contexto ni la profundidad de los hechos en el contexto político actual. Pero sí, en eso momento, me fueron más útiles que los medios si pretendía acercarme al centro de la ciudad.

Pero sí que creo necesario que esto nos haga reflexionar acerca del usuario que produce y que ya no acude a nosotros.

Gente que se autorganiza y difunde información que considera de utilidad y la dirige a su pequeña comunidad , -que por alguna razón, los medios no están dando-. Y no son periodistas.

Hay que estar atentos y con los ojos bien abiertos para poder ver qué está pasando en este tan cambiante mundo de la comunicación.

En ello seguimos.

Y el tiempo real se hizo con la huelga

Cómo os comentaba en el post del miércoles, creo que la huelga general fue un gran día para comprobar cómo los medios empiezan a experimentar y a darse cuenta de que el real time journalist no es ninguna tontería de cuatro frikis twiteando qué han desayunado.

La Huelga general del 29S representó una gran oportunidad para los medios para poner en práctica nuevas formas de cubrir un evento. Hubo una diferencia entre los que sí que utilizaron el tiempo real y los que no. La información al minuto era una exigencia que los lectores demandaban, pero no todos los medios pudieron darla.

Pero no ha sido la primera ocasión. Cuando a finales del mes de junio Madrid sufrió la huelga del Metro madrileño Elpais.com evidenció el potencial y el uso de Eskup. Pero aquella huelga sólo afectaba a los madrileños mientras en Catalunya se recibía la noticia del rechazo al Estatut.

La Huelga General, por tanto, sí que ha servido para que todo tipo de medios introdujeran la información en tiempo real, desde los grandes hasta los pequeños y locales. Y utilizando, desde herramientas más sofisticadas hasta soluciones más sencillas y casi rudimentarias de la Web 2.0 (o incluso de la Web1.0, pero si hay creatividad y ganas, todo es posible…).

La huelga la ganó el tiempo real con su presencia en casi ya una mayoría de medios. Pero hubo dos factores que restaron impacto. Uno, que aún hay quién no tiene chismes (ni imaginación) para introducirlo, y dos, muchas redacciones no estaban al 100% ya que secundaron la huelga.

Aplicaciones del tiempo real en los medios

Cómo comentaba durante el día de la huelga en Twitter y luego en el blog de Escacc, se pudieron ver usos interesantes en algunos medios online.

Hubo diferentes formas y técnicas -vi tantos como pude en un día tan intenso, pero perdonadme si me he dejado a algunos-. (Podéis dejar links y reflexiones en los comentarios):

Vilaweb y Btvnotícies pusieron widgets de Twitter en portada con el hashtag #vagageneral. Vilaweb, añadió un segundo con el propio timeline de Vilaweb, utilizando Twitpic para enviar fotos desde la manifestación de Barcelona. Btvnotícies recogía las aportaciones que les enviaban vía twitter los usuarios y redifundía informaciones de utilidad.

– Lavanguardia utilizó la aplicación Cover it live para cubrir también la manifestación, pero no en portada.

La Malla puso un timeline en tiempo real en portada que ocupaba toda la pantalla. Quién también puso un timeline en portada sobre, -atención- lo que pasaba en Barcelona, fue Lainformacion.com. Hasta donde yo sé, no tienen periodistas en Barcelona.

– RTVE también hizo un seguimiento en tiempo real pero tampoco en portada. El tratamiento que hizo me recordó al News Blog que utiliza el Guardian. Por ejemplo, con la crisis de las cenizas del volcán de nombre impronunciable… Curiosamente, nos han dedicado uno el mismo día 29S.

– Sin embargo quién hizo un uso más increíble fue ElPaís.com. El tiempo real se hizo con la portada. Quizá el estilo Huffington Post no es el que más me emocione, (fotazo y titular a 5 columnas) pero hay que reconocer que era muy impactante pero ¿siempre informativa?).

Sin embargo, cumplieron aquello que dijeron en relación a Eskup en una entrevista que hice a Lafuente y Echevarría en junio: “En el momento que llevamos el tiempo real a la portada, cambia la manera de hacer periodismo”. Eskup estaba incrustrado en portada de Elpaís.com en forma de widget, pero también el móvil. Fue realmente impresionante el despliegue informativo.

Eskup ha enseñado los dientes. Es una buena herramienta, pero eso sí -no lo olvidemos nunca- con periodistas detrás, que en definitiva, son su gasolina.

Tumblr, una experiencia personal

Como sabéis este pasado mes de agosto estuve en Barcelona trabajando, así que decidí dejar algo aparcada a Lola e iniciar un efímero proyecto web que me sirviera para:

1) divertirme
2)hacer algo creativo
3) adentrarme en el mundo de Tumblr,
4) jugar con la aplicación móvil de Tumblr para Blackberry
5) y dejar un rato tranquila a Lola y a sus medios, y escribir off topic y free way (pero que muy free way…)

Así nació -y terminó- 31 días de agosto en Barcelona.

31 días no son más que eso, treinta y un días. No es mucho tiempo, pero hay un par de ideas que me gustaría compartir aquí.


5 cosas sobre Tumblr (aparte de sus difícil pronunciación…)


1. Hay vida propia en Tumblr:

Desde fuera de Tumblr no se puede apreciar la vidilla que hay en la red de usuarios. Gracias a 31 días de agosto conocí a usuarios realmente interesantes, que si no fuera por este blog, no creo que hubiera llegado a ellos a través de otras redes y plataformas que hay en Internet.

Las relaciones que se crean en el timeline te obliga a echarle un ojo frecuentemente. Éstas se construyen a base de followers y following (pero nunca el número de followers es aquí algo de lo que fardar), y a través del “liked” o el “reblog” añadiendo pequeños comentarios. Si no estás dentro no puedes comentar.

No, señores, Tumblr no es solo una plataforma para bloguear.

2. El valor de lo estético, lo gracioso, lo curioso, lo único:

Tumblr es comunidad de usuarios dónde se cultiva y valora un sentido estético de las cosas. Tumblr está lleno de artistas que cuelgan sus obras y de tantos otros que las encuentran y las admiran. La sensibilidad está en el ambiente. El humor es otro valor importante que se ensalza y se difunde. Lo mejor que te puede pasar es que a alguien le “guste” públicamente tu post y te “rebloguee” en su propio timeline.

3. Contenidos impresionistas:

Hay gente que escribe largo en Tumblr, pero no es lo más habitual. Tumblr está hecho para el posteo de impresiones: enlaces, imágenes, citas, vídeos o audios. Rápido y viral.

4. Publica desde tu móvil:

Para mi, su aplicación móvil fue fundamental para animarme a utilizarlo. En cuestión de segundos puedes publicar fotos, audios, videos y textos desde tu móvil. Las posibilidades creativas son muy grandes. Sin embargo, encuentras a usuarios que utilizan todos los recursos desde la web, otros que combinan la web con la publicación móvil, y otros que sólo lo utilizan el móvil. No hay un patrón generalizado. Personalmente creo que ésto es lo que hace a Tumblr más interesante y personal.

5. Tumblr y su bienvenida a los medios:

Este verano escribía un post para el blog de Escacc sobre cómo varios importantes medios norteamericanos habían abrazado esta forma de publicación, a caballo entre el blog y el microblog. El New York Times ya anunciaba su próximo desembarco (Por ahora ni rastro de vida inteligente en el planeta Tumblr…).

Hablaban de la oportunidad de establecer nuevas relaciones con su audiencia. El periodista que mejor lo estaba haciendo era el que llevaba el de Newsweek. Y va,y lo fichan en Tumblr. –Aquí lo explica él-. Queda por ver si estamos ante The Next Big Thing, como insinuaba el NYtimes.

El peligro está en que los medios vuelvan -una vez más- a caer en la autopromoción en este tipo de plataformas, y no las utilicen para establecer esas ansiadas “relaciones” con sus lectores.

Por lo que a mi respecta, lo que más me gusta de Tumblr -además de la gente de perfil distinto con el que habitualmente me relaciono en la red- es la vertiente móvil.

Me fascina pensar que con tan sólo un móvil y una aplicación, un periodista puede hacer una retransmisión en directo, hacer entrevistas en vídeo, colgarlas, fotos, audios… Ok, la calidad no será espectacular, pero al menos ya no se necesitará una unidad móvil detrás para poder cubrir un evento (y ahora que lo pienso, tampoco un medio que te dé una cámara y un portátil…).

Obviamente hay otras plataformas con aplicaciones para móviles, pero la combinación de todas estas características hacen de Tumblr una plataforma de publicación mucho más interesante. De hecho, me ha gustado tanto que me he quedado en ella pero de manera más personal.

Ahora Los 31 días ya me pillan lejos -fueron días geniales- y Lola como mola promete teneros más entretenidos aquí a partir de ahora.

El medio como Hub informativo

Un medio de comunicación en Internet es como una isla en un océano de información, datos y servicios sociales. ¿A qué puede aspirar entonces un medio especializado?
Un medio especializado -o una buena sección de un medio online que aspire a ser relevante para su sector- debería aspirar a convertirse en un hub informativo: el líder de su nicho en un Internet y puerta de entrada.

Líder, pero en un nuevo contexto –el que impone Internet- de relaciones, fuentes informativas, tamaño, alcance y lenguaje.

Un medio especializado como un “hub” de información, un centro de comunicaciones abierto, conectado -y que conecta- al resto de la Red.

Y me gusta la imagen del “hub“, ya que acepta que hay más realidades informativas dispersas y complementarias, pero que a todas se puede llegar gracias a ese “hub” informativo que crea contenidos, pero que también apunta caminos, enlaza, descubre, agrega, selecciona y resume, aceptando que se encuentra en medio de un océano al que no da la espalda, pero con el que se funde como un miembro más conectado a la red.

Considero que informar hoy en día, ya no sólo pasa por redactar información propia, sino que pasa también por agregar, resumir, seleccionar y organizar toda la información que existe -o la que pueda procesar- en este Océano llamado Internet.

Y ese Hub o centro indispensable de información debería querer convertirse en la puerta de entrada a la información de ese nicho, hacia el resto de nodos informativos de los actores implicados en el sector.

A modo de propuesta, ese hub debería tener toda una serie de elementos y recursos informativos propios del nuevo medio:

El enlace de valor, también es contenido (parece que se desprecia este hecho, pero para mi es clave).


1. Información propia:

Empecemos por unos buenos cimientos -no voy a descubrir América-. Tener a buenos periodistas especializados y apasionados es garantía de tener un medio líder. Información propia, conocimiento del sector y de sus protagonistas -no todo será virtual-.

2. Información internacional

Nuestro mundo cada vez más conectado nos obliga a tener un ojo más allá de nuestro mercado. Con frecuencia las tendencias se fraguan años antes en otros países antes de que lleguen a afectarnos.

Esa información es de gran valor para un sector, abrir crónica de lo que se dice en otros foros relacionados. Hacer accesible -sí, me refiero a traducir y masticar la información- añade valor al medio, lo hace útil para el lector.

Desgraciadamente, mucha gente es aún perezosa a leer en inglés y en otros idiomas.

Es una oportunidad y servicio -y contenido en sí mismo- explicar de qué se está hablando ahí fuera, crear una especie de “crónica internacional”.

3. Selección de contenidos de valor/ agregación manual relacionados

Aún teniendo una redacción propia, un medio nativo digital sabe muy bien que no puede saberlo todo ni hacerlo siempre mejor que cualquier otro.

En internet no sólo existen medios: es más, para temas especializados hay miles de blogs mejores que los propios medios. Enlazar a aquellos posts que merecen la pena ser leídos es de nuevo un acto informativo valioso, además de un acercamiento más honesto con un blogger que copiar una información y no citar.

La política de relaciones con otra gente del sector también exige una nueva filosofía.
Véase el ejemplo de la selección de enlaces del día, de elementos “estamos leyendo” en la redacción como ya hacen algunos medios, como el New York Times con el What we’re reading.

Personalmente me gustaba también la idea delSelector de Soitu” del que yo misma formaba parte: gente del sector que recomienda.

(Ayer descubría con curiosidad el modelo que sigue el blog Euribor.com.es de enlaces y links a otros sitios)

4. Completos directorios de webs/fuentes informativas/bloggers destacados del tema

Ofrecer más y más caminos para llegar a ser “el camino” de entrada. Más valor todavía.

Los directorios construidos casi que manualmente o de forma colaborativa, son también valiosos a la hora de convertirnos en ese Hub: minería de datos.

5. Segmentación de la segmentación: hiperespecialiazación

Dentro de un medio especializado con frecuencia se puede segmentarse aún más. Ofrecer sistemas de etiquetado y seguimiento de temas aún más pequeños puede tener mucho sentido.

6. Agenda de eventos del sector

Traspasar el mundo virtual es posible e incluso diría que indispensable. Networking. No sólo apuntar a eventos, sino ir, y desvirtualizar. Nada nuevo por otra parte… Dónde están tus fuentes, ahí deberías estar tu para estrecharles la mano y hacerles alguna pregunta casualmente…

Pero Internet ofrece muchas más posibilidades para seguir siendo este hub informativo.
Seguro que se me ocurren más cosas y seguro que a ti también… ¿te animas?

La red como espacio de encuentros, colaboración y cocreación


Una de las cosas que más me gustan de este internet, es ese empoderamiento de las personas con motivaciones. Personas que, sin conocerse de nada, se encuentran alrededor de intereses, se descubren.

De ese “encuentro” pueden nacer incluso proyectos conjuntos, campañas, iniciativa ... un sin fin de posibilidades. La Red está llenándose de historias como ésta.

Urban Sketchers

Urban Sketchers, un blog colectivo de dibujantes urbanos, es uno de esos casos que cumple ahora ya un año de vida.

El creador de esta especie de red de dibujantes de calle, es Gabi Campanario, artista gráfico del Seattle Times -y autor de la cabecera de este blog-.

Gabi cuenta cómo, después de un año en Flickr publicando sus esbozos, fue descubriendo todo un ecosistema de dibujantes y artistas que también utilizaban esta red social de fotografía para publicar y compartir su trabajo. De ahí surgió un grupo en Flickr específico de gente que dibuja apuntes urbanos.

Y al poco tiempo Campanario propuso a algunos de sus miembros crear un blog colectivo, lo que hoy es Urban Sketchers:

“El formato de blog me atraía no sólo desde el punto de vista visual, como galería donde mostrar los dibujos, si no narrativo. El blog nos permite contar las historias y experiencias ligadas a cada dibujo y hacerlo en tiempo real. Además permite agrupar entradas por lugar geográfico y temas gracias a las etiquetas.

En el blog se da una intersección entre arte, periodismo,historia y geografía, que son temas que siempre me han apasionado. Journalism en inglés es una palabra más cercana a lo que conocemos en español como escribir un diario, writing a journal. En nuestro caso, se trata de un diario gráfico o ilustrado

Hasta el día de hoy el proyecto de Urban sketchers ha conocido más de 3.500 entradas de 56 países de sus 100 corresponsales, 3.000 suscriptores del blog y 2.000 dibujos en grupo de Flickr.

Os adjunto aquí “El artista como cronista“, una artículo de Gabi Campanario del curso que dio en Jaca el septiembre pasado.

Los periodistas también somos personas


Por si alguien lo dudada, por si alguno se le olvidó: los periodistas somos personas. Corrientes, normales, con lo bueno y con lo malo, pero al fin y al cabo personas igual que nuestros lectores.

No estoy segura de que todos entendáis este post, pero personalmente – y en la medida que pueda tener valor mi opinión personal, es decir, más bien poca- éste es uno de los puntos que me parecen más urgentes en el periodismo de hoy. Me explico.

No entiendo a los medios en los que parece que quién hace el medio debe ser algún tipo de ente tan discreto que ni el lector se para a pensar quién leches escribe/edita/pega la información que allí fluye. Allí, ni media cara y casi que ni medio nombre. Simplemente la marca (¡oh! ente demiurgo!)

Creo que “dar la cara” es más importante que nunca, en unos medios que necesitan desesperadamente establecer una nueva relación con su audiencia.

De nuevo, los periodistas somos personas, no dioses inalcanzables aislados en su Olimpo ni vacas sagradas que deban ser adoradas. Nada de eso.

Somos gente corriente que vamos al super, pagamos facturas, vemos el futbol -bueno, yo ahí, como que no encajo..-. Y como gente normal que somos deberíamos ser tan accesibles como cualquiera.

Accesibles. Sí, alguno no lo entenderá y puede ser hasta difícil de aceptar por parte de algunos.

Viendo como está el patio de los medios, cuando el Washington Post dicta una guía de comportamiento para sus periodistas en medios y redes sociales, una sólo puede pensar un cosa: tienen miedo (y ya no saben como hacerse el harakiri…).

Y ese miedo sabemos muy bien de donde viene: de la ignorancia. No basta con darse una vuelta -ni dos y ni quizás tres- por una red social y internet para entender el impacto y los cambios profundos que conlleva en la relación con el lector. (Lo peor será que algunos no habrán dado ni la vuelta de reconocimiento…)

Si uno lee la guía del WP, si yo fuera un periodista a sueldo suyo, pensaría que lo mejor para ahorrarme problemas, sería ni intentarlo, a la vista de las restricciones – algunas muy absurdas, como los regalitos virtuales den Facebook…-.

Oigan, señores míos,

los periodistas no podemos seguir estando en lo alto de torres de defensa, aislados de todo y de todos -de los primeros, de nuestros propios lectores.

Como cualquier ciudadano tenemos derecho a interactuar en la red como nos parezca. No se preocupen, si no vamos por la calle en pijama, tampoco lo haremos en Twiter o en Facebook -se llama SENTIDO COMÚN– .

Es más, diría que como periodistas, no sólo tenemos derecho sino hasta el deber de estar ahí y escuchar qué dice la gente para la que se supone que escribimos. Nos deberían importar, ¿no es así?

Leí una columna en Time.com de James Poniewozik , donde el periodista hacía varias reflexiones entorno a las normas del Washington Post.

Recuerda su autor que los periodistas tenemos opiniones sobre los temas que cubrimos y que es absurdo tratar de esconder tal evidencia, “mantener la ilusión de que las noticias son producidas por gente sin opinión”. (Y por entes flotantes, añado yo).

“La objetividad -dice Poniewozik– no significa no tener opinión, sino que aún teniéndola, no nos subordinamos a ellas”.

Pero volviendo al tema del post, los periodistas como personas que interactúan con otras personas, habla de estas reglas como de un intento de “sabotaje” por parte de los medios “a una conexión íntima con los lectores que Twitter y otros servicios hacen posible, y que los periódicos necesitan desesperadamente.”

Es a lo que me refería con periodistas que son “accesibles”. Accesibles porque quieren ser conectados a sus audiencias, no para ser adorados, sino para establecer vínculos y relaciones capaces de construir comunidades de personas alrededor de los medios.

Es por eso que me parece un gran sinsentido lo que se está dando en los medios grandes: el no saber si quieren o no quieren que sus periodistas tengan vida propia en la red.

Poniewozik cree tener una repuesta

“Entiendo por qué: para utilizar con éxito Twitter y otros medios, hay que ceder el control, y eso asusta de instituciones como el Post. Su vieja manera de hacer negocios es asegurarse de que (excepto por unas pocas estrellas como Bob Woodward) su personal siguen siendo los zánganos anónimos que se subordinan a la marca del periódico.

Pero ese día ha terminado, y el Post sólo daña su marca poniendo las esposas a sus redactores en Twitter. Su política equivale a: simplemente no digas nada interesante, y todo irá bien”.

No sé si llego tan lejos en mi argumentación, pero sí que creo que poner cara a quién hace las noticias, poderle contactar, dejarle mensajes, tener feedback al instante de los contenidos, abrir vías permanentes de comunicación con algunos lectores…

Considero que cosas así pueden ser la clave del éxito de un medio. Eso es construir comunidad de relación personal -uno a uno si me apuras- además de posibilitar al periodista conseguir fuentes y descubrir nuevos temas. Todo esto es especialmente posible en la información local o de proximidad.

Los lectores son hoy -y lo serán cada vez más- muy sensibles a esos detalles.

Pero los periodistas necesitarán también un cambio de actitud: dejar de esconderse tras la marca -o un escueto “redacción”- para decir quienes son y a qué dedican sus horas de trabajo (sabemos que a muchos les gusta pasar desapercibidos).

Back to the basics: los lectores están ahí y son personas. Los periodistas estamos ahí trabajando y también somos personas.

Dejemos que se conozcan, se relacionen y que vuelvan a confiar los unos en los otros. Ahí es donde veo la esperanza de un nuevo periodismo, en una nueva relación.

(Si has llegado hasta aquí, enhorabuena, tendré que invitarte a algo…)

La nueva economía de los medios

Metida como estoy en un nuevo proyecto doy con esta presentación de Umair Haque. Considero que merece la pena -y mucho- volver a esta larga presentación, aún siendo del año 2005.

Es una completo repaso de los cambios que afrontan los medios en sus modelos de negocio.

Hay muchas cosas interesantes en ella. Me he fijado en lo que Haque dice como las 3 fuentes de valor para los medios 2.0 (slide 97), como tres mecanismos para gestionar la escasez de atención eficientemente:

1. Revelación: Descubrir qué contenido es valioso en la
web (publishing 2.0)

2. Agregación: centralizando y almacenando los montones de microcontenidos (distribution 2.0)

3. Plasticidad: Crendo valor modulizando, estandarizando o expandiendo los contenidos. (Infrastructure 2.0)

Es denso, pero vale la pena hacer el esfuerzo de verlo y entenderlo, empezando por el cadena de valor de los medios.

Media Economics The New Economics of Media Umair Haque

Escacc: una fundación 2.0

Escacc es una fundación catalana vinculada al mundo de los medios de comunicación y la cultura de Catalunya, y que tiene como objetivo alentar y desarrollar un mercado propio de los Media catalanes. Una de los proyectos de más envergadura y relevancia que ha llevado a cabo ha sido la creación del Baròmetre de la comunicació i la cultura la Fundacc-, un organismo independiente de medición de audiencias con gran penetración comarcal y local.

La fundación, en una nueva etapa iniciada hace un par de años, ha tomado un nuevo impulso con la ambición de ser motor de conocimiento y desarrollo para las empresas culturales y de medios catalanes.
Un hub de conocimiento
Una piedra más de esta construcción ha sido la presentación de un nuevo portal de la fundación, dejando atrás a una simple web corporativa al desarrollo de un hub de conocimiento sobre comunicación en un sentido amplio: medios, internet, publicidad y marketing.

¿Producir contenidos? No. La función de una fundación como esta es difundir conocimiento útil para las empresas y sus profesionales.

Y hoy en día, si tienes Internet, tienes ese conocimiento accesible a un clic de distancia. Eso sí, es necesario gestionar la avalancha de contenidos y datos existente.
Por tanto, la clave para una fundación en una nueva era informativa es la de filtrar, seleccionar, redistribuir más de 500 fuentes informativas nacionales e internacionales, a partir de las cuales “se quieren detectar las tendencias en el ámbito de la comunicación y la industria cultural”.

Para lograr este objetivo las herramientas 2.0 encajan en un proyecto así: baratas, colaborativas y accesibles para todos en la red.
Escacc agrega contenidos informativos -fundamentalmente noticias de actualidad- sobre diferentes temáticas relacionada con el mundo de la comunicación, que pueden visualizarse todas juntas en la portada o segmentadas por diferentes canales y con la posibilidad de suscribirnos a ellas mediante RSS.
También ha integrado en su nueva web 3 cuentas de Twitter, según diferentes ámbitos informativos, (el corporativo, las noticias de ámbito catalán y las de ámbito nacional e internacional) una página en Facebook donde interactuar con los miembros de la fundación y otras perosnas y una cuenta de Delicious donde acumular el conocimiento compartirlo, categorizarlo y recuperarlo fácilmente.
Asimismo, la web incorpora un boletín y un área privada para compartir informes, documentos y recursos personalizados para cada perfil.
Su objectivo es claro :

“Trabajar al lado de las empresas del sector para proporcionar información y servicios que permitan tomar decisiones estratégicas y operativas con el máximo conocimiento posible.”

Aún con algunas limitaciones estéticas y de usuabilidad de esta primera versión beta, lo cierto es que el planteamiento de la web es realmente innovador.
Es por ello digno de admirar y felicitar al equipo que ha puesto en marcha este portal, por atreverse a imaginar una fundación 2.0.

Sólo falta ahora que los lectores y miembros de la fundación sepan sacarle el jugo a una herramienta con tantas posibilidades para llegar a ser verdaderamente un hub de conocimiento sobre los media y el mundo de la comunicación.

El nuevo ecosistema de los medios y la información


La profesora Mindy Adams publica en su blog este gráfico de Steve Johnson. Dice Adams que le gusta cómo representa el “ecosistema” actual de los medios y la información.

Sólo echa en falta que esas flechas sean en las dos direcciones: actualmente todo fluye en las dos direcciones.

Como veis, los medios y los periodistas ya no estamos solos, no somos los únicos protagonistas ni mucho menos “los” mediadores.

Efectivamente, el ecosistema mediático y de relación ha dado un giro brutal en los últimos años y ya no hay vuelta atrás.

Entender esto -y encontrar un nuevo lugar-, será crucial para el futuro de los medios y el periodismo.


La otra vuelta al cole


Éste es el día en el que el mundo -por fin- se pone en marcha. Días de reencuentros y ficticios síndromes post-vacacionales que se empeñan, año a año, a que tengamos.

Seré que soy rara, pero cuando era pequeña yo era feliz con la vuelta al cole.

Y algo así me pasa en este patio de vecinos hiperconectados que es la Blogosfera/twitermundo/faunaperiodística. Después de un (sano) tiempo desconectada, de todo y de todos, una empieza el curso con ganas de ver a la gente.

La agenda de septiembre viene cargadita, así que hago una selección para aquellos que andéis por Barcelona:

25 cosas que un periodista puede hacer para mejorar su carrera


Hace mucho tiempo que sabemos que las cosas están cambiado a la velocidad del rayo para el periodismo y los periodistas. La tecnología avanza, las personas no siempre se adaptan ni tienen tiempo de entender hasta qué punto estamos ante un nuevo paradigmaque afecta a la comunicación, a la organización social o la economía.Para muchos periodistas será una cuestión de supervivencia adaptarse a los cambios en estos momentos tan inciertos pero no estériles.

Darse cuenta que, a pesar de las dificultades de un mercado que está mutando su cadena de valor y sus modelos de negocio, hay una ventana abierta llena de oportunidades para estos periodistas y para el periodismo. Y repito: es una cuestión de supervivencia profesional. No hablo de edades, sino de actitudes ante el cambio.
Con mucho sentido común y experiencia en la Red, Chris Lake propone 25 cosas que cualquier periodista puede hacer para actualizarse y reavivar su carrera, reciclarse y encontrar nuevas oportunidades (es interesante leer con atención sus comentarios previos al listado).

Pero, insisto: hay que querer cambiar, aprender, abrir la mente…

Habla de 25, destacaré algunas como:

1. Abre un blog
2. Colabora
(si crees que no tienes tiempo para mantener tu propio blog, colabora con algún otro).
3. Ten una web profesional donde mostrar tus trabajos
4. Escribe sobre tu pasión
5. Aprende a monitorizar los temas en los que estás especializados con feeds, suscripciones, alertas…
6. Abraza Twitter
9. Aprende algo de SEO (posicionamiento en buscadores)
10 y 11. Aprende a etiquetar y a enlazar
18. Participar. Ser vistos, ser escuchados: interactúa!

Desarrolla relaciones con tus lectores, haz networking, son otras de las sugerencias que propone Lake.

y la más importante y que no debes ignorar una vez más…

“25. Hazlo ahora.

No te retrases. No tengas miedo a la web. No esperes a que tu jefe te diga que es necesario aprender nuevas habilidades.

Si tu tienes una barrera mental y te presentas a tí mismo como ‘offline’, entonces date tú mismo una bofetada en la cara, echa un trago, y reinicia tu reloj. Olvídate del pasado. No hay momento como el actual.

Abraza todo lo que está disponible para ti, sé un nuevo periodista flexible, y el uso de las herramientas adecuadas para tus objectivos profesionales. Te prometo que no va a dolerte.”

Cualquiera que tenga un blog y una presencia en la red sabe de estos beneficios.
No me cansaré de repetir de la importancia que tiene para los periodistas cultivar su identidad y reputación digital.
La foto es de David Reece en Flickr.

El fin del periodismo de las fortalezas, los sitios y las batallas

Valiosísimo este documento de la BBC, Papers from a conference by the BBC College of Journalism.

Me encantó la introducción de Horrokcs, “El fin del Periodismo de fortalezas“. Ellos lo tienen claro hasta qué punto las cosas han cambiado…

Con él os dejo hasta dentro de unas semanas. Buen verano.

Londres, finales de 2008. Peter Horrocks, jefe del servicio BBC World

La mayoría de periodistas han crecido en la fortaleza de un castillo mental. Han vivido y trabajado en orgullosas instituciones rodeadas de gruesos muros. Su día a día ha sido una caballeresca tarea: la batir a los periodistas de las otras fortalezas.

Sin embargo, las fortalezas se desmoronan y la corte de compañeros periodistas ya no impresionan a las multitudes . El fin del periodismo de fortalezas resulta muy inquietante para todos nosotros y exige un cambio profundo en la mentalidad y la cultura del periodismo.

El periodismo de fortalezas ha sido maravilloso. Poderoso, las instituciones históricamente establecidas han servido de base perfecta para un periodismo fuerte. Las principales organizaciones de noticias han podido cultivar habilidades, suscribir el riesgo y pagar caro el periodismo.

La competitividad con otras organizaciones de noticias han inspirado gran periodismo y si el periodista tenía problemas – legalmente, físicamente o con las autoridades – la organización de noticias le protegiría y apoyaría. Era cercano y cómodo para el periodista.

Pero ese mundo se está erosionando rápidamente. El tema nos es muy familiar. Las presiones económicas – ya sea en público o privado sectores – están haciendo los costes de las fortalezas, insostenible (…).

El periodismo basado en Internet podría ser la más importante contribución a este colapso del negocio. Sin embargo, el impacto cultural sobre lo que el público quiere del periodismo es un factor tan grande como el económico.

En el mundo de las fortalezas el consumo mundial de periodismo estaba claramente definido por productos y plataformas – un programa de televisión o radio programa, una revista o un periódico.

Pero en el mundo mezclado de periodismo en Internet todos los productos se encuentran disponibles en un única plataforma y espacio mental.

El usuario puede hacer clic y volar a cada grupo de noticias. O pueden utilizar un agregador para tratar de reunir toda la información que necesitan. El lector quizá no se dé ni cuenta en qué fortaleza (o marca) de información ha llegado…”

Seguir leyendo el resto de documento (en inglés)

Un paseo por la Red VI

Último “paseo por la Red” de la temporada.

1.¿Para cuándo los “analistas de distribución de contenidos”?

Acertadísima reflexión de Rodrigo Orihuela sobre el uso estratégico de los medios sociales, como dice, la participación del público no pasa tanto por su producción de contenidos, sino por la distribución de estos.

Cosas como estas explican por qué los feeds automáticos en Twitter o Facebook son en muchos casos un error: no se da ningún valor estratégico a la difusión de cada contenido en función de su temática o su naturaleza, o dispositivo final de visualización, -además de molestar a los usuarios, generar ruido y no valor para estos-.

En ese contexto futuro no es descabellado pensar que tiene que haber alguien especializado -llámese Social Media Editor o como quieran llamarlo ustedes- en esa distribución de contenidos en diferentes medios sociales: que sepa qué poner donde, a qué hora y de qué modo.

Suena complicado, pero no lo es, tan solo pensar un poco los temas antes de lanzarnos a spamear a todos nuestros lectores por todas las vías, y contribuir así a la posible la re-distribución de los contenidos por parte de estos.

2. Spiegel Online

‘Maybe Media Will Be a Hobby Rather than a Job’: A más de uno le habrán parecido insolentes las provocativas palabras de Chris Anderson en una entrevista publicada en Spiegel. Pero no huyan, sus palabras tienen algo (o mucho) de razón.

Siguiendo el hilo del anterior link, Anderson explica cómo uno ya no entra en la Home de los medios, pero sí que lee artículos: la puerta de entrada es el filtro social, los amigos o colegas que recomiendan o comparten lo que leen. De nuevo, la re-distribución de los lectores.

También explica cómo cada medio tiene que encontrar SU MODELO de negocio, no hay uno -como muchos pretenden en su mundo ideal que les evite estrujarse el cerebro- si no MILES de ellos, como bien dice Anderson.

3. Harvard blog

The Nichepaper Manifesto : Demoledor artículo de Umair Haque, Director del Havas Media Lab donde más duele: los periódicos ganaron dinero por la propia dinámica de monopolio de los clasificados la que alimentó los gruesos beneficios en la prensa.

El reto del futuro de los periódicos, dice Haque, pasa por reinventar el producto mejorando éste y no la forma de comercializarlo, no se trata de vender mejor el viejo producto.

Una Oda al periódicos de Nicho para una nueva era para el periodismo. Las reglas han cambiado: conocimiento, no noticias; temas, no artículos; ahora, no entonces; provocación, no perfección; utilizan la tecnología pero no van “sobre” tecnología…

4. ¿Y qué pasaría si el New York Times naciera hoy con las características de un new media?

Interesante ejercicio que publicaba TechCrunch en What if: The New New York times, donde se plateaba el autor qué pasaría si el New York Times tomara a sus mejores 50 periodistas, obviara por un momento su enorme estructura, y se refundara en un atractivo y ágil nuevo medio online. Claro que no va a pasar, pero…

5. AOL ficha a periodistas (más de 1.000!)

y hablando de peros… esto no es ficción. Ayer me sorprendió conocer la estrategia de AOL.com en Internet: One vision for the new AOL redefine online content as print magazines fail.

AOL.com contratatan a todos esos buenos periodistas que se han visto en la calle a raíz de los despidos en la prensa americana: AOL newsroom Now has (Wow) 1500 writers.

Volver a enamorar al lector

Llevo todo el fin de semana dándole vueltas a lo que ocurrió en la mesa redonda sobre Medios de comunicación que tuvo lugar en la Penedesfera celebrada en el Vendrell.

Me di cuenta de la urgente necesidad de volver a conquistar al lector, enamorarlo, a seducirlo, que renazca la complicidad entre los medios y sus lectores, espectadores, usuarios o cómo quieran llamarlo: el que está al otro lado.

Nada tiene que ver con las personas concretas que allí participaron. Pero lo que sucedió muestra bien cómo ha cambiado la relación con la audiencia, porque la propia audiencia ha cambiado.

Allí se reunieron varios periodistas de medios locales, un directivo del diario Avui y un responsable de un medio temático como es TendenciasTV. Xavi era el único no-periodista con un medio en la mesa). La mesa estuvo animada pero se hablaba de lo de siempre, modelos de negocio: Internet está muy bien pero “qui paga? se dijo en la mesa. Eso les atormenta, pero parece que al público le importan otras cosas…

Lo que ocurrió es que un periodista del público, aún haciendo un llamamiento a los periodistas a reciclarse y a no quedarse al margen del proceso de digitalización, llamó “intrusos” a aquellos que están tomando el papel de los periodistas en la difusión de información.

Llamar “intrusos” a aquellos que difunden información en una reunion de bloggers, es poco menos que el suicidio… Personalmente no creo que su intención fuera la de faltar a nadie y no fue nada más que un desafortunado comentario (incluso sospecho que no se refería a los bloggers).

Como era de esperar, la audiencia reaccionó con intensidad, aderezado con algún que otro comentario de la mesa que denota muy poca humildad de los periodistas, falta de conocimiento del ecosistema internetero, además de demasiado corporativismo

Aquellos periodistas tenían en vivo y en directo el feedback: la gente preguntaba, opinaba y lanzaba sus contestaciones en voz alta o vía Twitter siendo visibles para todos. La gente no veía tan claro que los periodistas y los medios fueran tan fundamentales en un futuro como para echarlos de menos, y menos de aquellos que los desprecian. Irrelevancia, falta de representatividad en los contenidos, corporativistas… fueron algunos de los argumentos en contra de la mesa periodística.

Incluso un lector de un semanal le dijo al periodista del diario a viva voz (vaya, a la cara) que su periódico no le aportaba nada. Fue muy duro, ciertamente.

Se habla de la desafección política. Pero ¿no hay acaso una desafección del periodismo?

Hace tiempo que veo aquí y allá frases despectivas hacia los periodistas, recelos ante la supuesta imparcialidad de los medios, sobre sí nos echarán de menos o no. Hasta parece que haya gente que se alegre de la posible desaparición de medios de comunicación.

Y ante tantos rencores se me ocurre que realmente es necesario establecer una nueva relación con la audiencia. Nueva, porque el paradigma ha cambiado. La comunicación ha dejado de ser unidireccional -algún periodista de la mesa lo descubrió el sábado y así lo expresó- para ser bidireccional. Profundas consecuencias tiene.

Entonar el mea culpa -algo se habrá hecho mal, ¿no?- y abrir una nueva etapa.

Pensaba como es necesario reconquistar al lector, pero no en el sentido bélico, sino el de una persona que quiere reconquistar a su pareja, retomar una relación, seducir de nuevo, escucharle con honestidad, siendo transparente y sincero, comprometiéndose de nuevo y prometiéndole que hará todo lo posible para que el otro y su bienestar, sea siempre su prioridad.

Vale la pena que los medios entiendan que hay que invertir en relación con los lectores, crear un Community manager, no para atraer tráfico (que también, pero no fundamental), sino porque de verdad les importan, son su prioridad. Los Social Media son herramientas que pueden facilitar la gestión de la relación. Pero son sólo eso, se notará enseguida si el interés no es verdadero y honesto.

Afortunadamente desde el público, un blogger y una periodista de Tv3, llegaban un poco a resumir la necesidad de no crear “bandos” que hagan más grande la brecha de la desafección. La clave está en unir fuerzas, crear relaciones horizontales de respeto mútuo y colaboración.

Incluso, estoy segura, hay que traspasar el mundo online para ir al Offline. Online y offline es ya lo mismo en la sociedad red, la vida misma!

Los lectores son personas y los periodistas también. Se accesible, normal, uno más. Unos periodistas que vienen a unas jornadas donde están sus lectores y se largan cuando acaba su charla, es perder la oportunidad de saber más sobre tus lectores, obtener consejos, pequeñas colaboraciones, contactos… etc. En la medida de lo posible hay que aprovechar estas ocasiones del tú a tú.

Volvamos a enamorar con una nueva relación del periodismo con ellos. Son nuestra razón de ser, hoy, ayer, mañana, siempre.

(La segunda foto by Travel-in-mind)