Archivo de la etiqueta: silvia cobo

He escrito un libro sobre Internet para periodistas

Después de 10 meses de trabajo ya puedo hacerlo público: he escrito un libro sobre habilidades digitales para periodistas. Acabo de enviar el texto definitivo a la editorial UOC: “Internet para periodistas, kit de supervivencia para al era digital“.

¿Qué necesita saber cualquier periodista en 2012 sobre Internet? Siempre pensé que faltaba una mirada transversal a las diferentes materias que afectan hoy al proceso informativo del periodismo.

No solo se trata de escribir para Internet, sino de entender cómo funciona un buscador, tener nociones de SEO, de analítica web, de Redes Sociales, de tener herramientas para gestionar fuentes de información, para verificarlas y conocimientos para distribuir nuestros contenidos y mejorar su rendimiento en las redes sociales y en el resto de Internet.  Y por último, saber qué significa la identidad digital del periodista y cómo construir la marca personal del periodista.

El libro está dirigido tanto a periodistas de medios como aquellos que trabajan en el lado corporativo, en gabinetes de comunicación. He querido que sea un libro absolutamente práctico con muchos ejemplos y aplicaciones concretas para todo tipo de profesionales de la comunicación.

En principio espero que esté disponible a principios de junio.

Ha sido un auténtico reto personal, pero estoy muy satisfecha con el resultado y espero que os sea útil a muchos de vosotros porque esa es la intención.

Gracias a todos los amigos y familia que me habéis animado y apoyado en este proceso de escribir mi primer libro. Sin vosotros no hubiera sido posible. ¡Gracias!

 

"El éxito en Twitter está en conseguir conectar con tus comunidades de interés"


Sergio J.Valera me ha preguntado sobre varios aspectos de Twitter y su uso por parte de periodistas, con motivo del estreno de su blog sobre Twitter.

– ¿Qué puede aportar Twitter al periodismo? ¿Y a la sociedad en general?

Twitter es una herramienta, nada más que eso. Lo que pueda aportar tanto al periodismo como a la sociedad depende del uso que nosotros le demos. Podemos llenarlo de tonterías irrelevantes o utilizarlo para la movilización ciudadana como estamos viendo en los últimos tiempos

¿Qué le dirías a los que aseguran que la jornada laboral ya de por sí es muy larga como para ocuparse también de las redes sociales?

También le dedican un tiempo a abrir el correo de papel y a consultar el email o a atender llamadas telefónicas, ¿verdad? Pues les diría que tiene que ser una rutina más de sus vidas. Probablemente reciban menos correo postal y llamadas telefónicas por el efecto de substitución que tienen estas nuevas formas de comunicación sobre las otras. ¿Qué no quieren entrar en las redes sociales para seguir a sus fuentes de información? Bien, allá ellos, serán los últimos en enterarse de las noticias y llegarán siempre tarde.

– ¿Y a los que pocos que aún dudan de la valía de las redes como instrumento para generar opinión pública y promover cambios sociales?
Si están siguiendo la actualidad de las revueltas sociales en oriente medio, creo que no hay mucho más que añadir… Pero vuelvo a lo que decía al principio: estamos hablando de herramientas de comunicación. Depende de nosotros darles sentido.

– ¿Son menos férreos los límites de la libertad de expresión en Twitter que en los medios tradicionales?

Supongo que cuando empezamos twiteando hace más de tres años, uno se expresaba de forma más relajada porque éramos cuatro gatos, había un aire underground en Twitter. Ahora aún siendo aún una herramienta algo de nicho, su uso es más masivo y personas más conocidas en el mundo offline se han incorporado en los últimos tiempos. Uno sabe quién le sigue y su indexación por parte de buscadores y, por tanto, las consecuencias que puede tener.

Son tiempos de conciencia comunicativa y de pérdida de inocencia. Pero aún así, Twitter está situado en una tierra de nadie, entre la esfera pública y la privada (o no formal). Por eso hay quién la utiliza de formas muy distintas. Estamos en plena formación de nuevos fenómenos comunicativos y falta literatura y adjetivos que nos ayuden a entender en qué ámbitos nos estamos moviendo.

– ¿Se respeta en esta red social el derecho a la intimidad y a la imagen? ¿Se tendría que crear una legislación propia?

Yo creo que cada uno tiene que ser consciente de lo que dice y de lo que hace en ella.

– Desde tu experiencia, ¿cómo se consiguen más seguidores?

No buscándolos. Nunca me propuse tener más seguidores. Yo twiteo principalmente sobre periodismo, Internet y medios sociales. Quiero creer que los que me siguen lo hacen porque les interesan los mismos temas y saben que comparto muchos enlaces, no porque me sigan personalmente a mi.

– ¿En qué se mide el éxito en Twitter? ¿Es algo cuantitativo o cualitativo?
A mi siempre que da un poco de vergüenza eso de la influencia medida en followers. Hay gente con miles de followers que no es ni interesante ni influyente, también gente influyente en un campo o sector con tan solo unos cientos de followers.

¿Qué es el éxito? Para mi está en lograr conectar con tus comunidades de interés, lograr conocer y relacionarte con las personas a las que le interesan los mismos temas que a ti. Dar y recibir, aprender juntos. Y eso puedes hacerlo teniendo 50 followers que sean valiosos para ti.

– ¿Silvia Cobo se parece a la @silviacobo que conocemos por Twitter? ¿Se corre el riesgo de sufrir cierta bipolaridad en las redes?

No, Silvia Cobo es más que @silviacobo (¡menudo rollo sería!). Para mi siempre ha sido bastante claro la necesidad de separar lo profesional de lo personal en Internet. Me ayuda a estar más cómoda en las redes y saber para qué utilizo cada una de ellas. Twitter lo utilizo sobre todo como una herramienta profesional, para compartir conocimiento y recibir en el que otros comparten, hacer contactos y por supuesto, para monitorizar permanentemente mis fuentes de información que son las personas que trabajan y dirigen los medios de comunicación (muchas veces, sin que ellos mismos sean conscientes…).

– ¿Es tan importante crearse una identidad digital hoy en día?
Si eres periodista, absolutamente necesario. Google tiene que decir quién eres (en lo profesional). Si te buscan para ofrecerte trabajo tienen que encontrarte. A veces, con un perfil en Linkedin basta. No es tan complicado.

– ¿Se ha pasado de la era de los grandes medios a la del periodista individual que se “busca las habichuelas” por sí mismo?

Bueno, no se ha pasado por completo, sino que estas dos realidades conviven. Desgraciadamente la crisis de las empresas periodísticas y la posterior crisis económica han dejado a miles de periodistas fuera de las estructuras, y qué remedio, tendrán que buscarse las habichuelas en un nuevo contexto informativo y empresarial. Durante la próxima década seguirá siendo así, pero hay una clara tendencia a estructuras más pequeñas y a la externalización de servicios.

– ¿Qué tiene que hacer un periodista para crear su propia marca?
Currárselo. Tener un tema y aspirar a ser el mejor. Escribir, comunicar, moverse… Herramientas online hay mil.

– Y ya que estamos de estreno del blog, ¿qué se cuece por Twitter?

Mil cosas. Alguna seguro que te interesa. En mi campo de interés, diría que es muy interesante ver cómo una nueva generación de periodistas están conectándose y compartiendo información en Twitter (y también en los blogs) sobre una nueva conciencia profesional que llega. El nuevo periodismo se está cociendo en la red, y mucho me temo que algo alejado de las estructuras tradicionales.

– ¿Cuáles crees que debieran ser los trending topics de un blog como este, que hablará sobre cuestiones interesantes que se comenten en Twitter?
Supongo que todos aquellos que tengan que ver con el debate sobre la profesión periodística, el impacto de la tecnología en el periodismo, y la formación de una nueva agenda informativa a través de canales alternativos como este.