Archivo de la etiqueta: revistas

[video] La crisis de las revistas

Esta semana conocíamos que la revista Altaïr deja de editarse. La mayoría de medios que han cerrado -en números absolutos- son de hecho revistas. Es un sector muy atomizado con una larga cola de cabeceras especializadas tras las superventas (Pronto, Hola…). En general hablamos de estructuras empresariales muy ligeras pero también muy sensibles a las caídas de la publicidad (en el caso de Catalunya se suma la dependencia de las subvenciones ahora recortadas drásticamente). De ahí que la lista de cabeceras desaparecidas desde el 2008 sea tan importante.

En este video de Tv3 hablan sobre la crisis de las revistas, entre ellas Altaïr, una revista de viajes ligada a la excelente librería barcelonesa, un espacio en el que me gusta perderme de vez en cuando.

Me fijo en estas declaraciones de sus propietarios: prefieren dejar de publicar la revista antes de agonizar y que la revista acuse la merma de recursos precarizando el producto. Sin embargo abren una puerta a retomar la publicación en otra momento.

Nuevos proyectos en el periodismo deportivo

Un buen puñado de nuevos proyectos alrededor del periodismo deportivo han salido a la luz durante el último año.

  • Long form en papel:

Si bien Panenka cumplirá ahora su primer año de vida, otra revista de papel, Líbero, con un planteamiento similar (historias que toman el fútbol como excusa, formatos largos, revista premium…) acaba de salir al kiosco. Ilustres firmas arropan su lanzamiento.

La Grada: el grupo Zeta ha lanzado un diario en papel  y en digital, dedicado a la afición de RCD Espanyol.

  • Proyectos web

Grada360: El grupo Vocento acaba de lanzar un nuevo medio digital deportivo, Grada360. Aunque es polideportiva, el fútbol es lo que manda. Es interesante porque el grupo Vocento trata de aprovechar su enorme penetración en información regional gracias a sus diarios, reutiliza sus contenidos citando las cabeceras de origen.

Elevenfoot: quiere ser una revista de fútbol para tabletas y móviles. De momento se encuentra en fase de Crowdfunding y su planteamiento, según leo, es huir de forofismos. A día de hoy, necesitan un buen empujoncito.

Otros proyectos digitales, Oncecontraonce o Tribunadeportiva.es

 

Panenka, tan inesperada como aquel gol

Uno de los artículos del número cero de la nueva revista Panenka estuvo dando vueltas por varias redacciones de medios deportivos y generalistas. Por lo visto a nadie le pareció suficientemente interesante un buceo por los cables de Wikileaks que hablaban de fútbol y de otras cosas: “Víctima de injerencias políticas, lavadora de dinero negro para el crimen organizado, espita de la violencia entre minorías étnicas, narcótico social en manos de dictadores. Juguete de oscuros millonarios. Todo eso es el fútbol.”

Era febrero de 2011. Aitor Lagunas me lo comentaba entonces. ¿Cómo podía ser que un artículo con tantas ramificaciones no interesara a la prensa deportiva y menos a la generalista? Como él, otros periodistas -gente como César Sánchez o Javier Gómez, entre otros- se hacían cruces de que un material así no tuviera sitio en los medios actuales, ensimismados en la tiranía de la actualidad, las hinchadas y el último fichaje estrella.

¿Era posible que a alguien más le gustara “leer” fútbol? ¿Acaso son dos palabras compatibles? Sí, “leer”, largo, intersante, hasta literario y ecléctico… El proyecto Panenka es un sueño de unos pocos y una locura -les decían-. Tan inesperado como aquél gol que marcó el jugador checo Antonin Panenka.

De ahí sale Panenka, “de la necesidad de un grupo de treintañeros [y periodistas] a los que nos apetecía contar historias y hacerlo de una manera determinada que no encuentra sitio en el periodismo actual” -me cuenta Aitor Lagunas en un café de Sants, mientras pegado a mi espalda un probable lector de Marca se juega la calderilla en la máquina tragaperras. (Tuve suerte de aparecer con una grabadora sin pilas…).

Panenka ha sido como empezar una casa por el tejado. Es lo que hemos hecho: empezar por aquello que más nos gustaba, escribir. El cómo y el cuando ya lo veremos, nos dijimos”. Aitor Lagunas y César Sánchez -también compañeros del BCNMediaLab– empezaron a buscar a esos otros “creyentes” en que el fútbol puede ser explicado de otra manera. Para todos los que finalmente se han ido sumando al proyecto el fútbol es mucho más que un deporte. Es cultura, es arte, son valores, son personas, en ocasiones política.

Panenka bebe de proyectos como la alemana 11Freunde -Lagunas fue corresponsal en Berlín-, o la francesa So foot, se inspiró para el lanzamiento en la joven The Blizzard británica y observa de cerca el modelo de preventa de Orsai. Menudo recorrido, ¿verdad?

De qué va Panenka

Panenka publicó su manifiesto: “El fútbol que se lee“. Aitor me resume lo que tendría que ser: “Bienvenida la profundidad sin limites de espacio ni géneros. Dar espacio a las historias que lo pidan. Libertad. Sentido del humor, por favor. Ser incorrectamente políticos”. Hay un aroma retro a los 80 -son los niños de esa década-. “Posiblemente ni Messi ni Ronaldo vayan a salir en portada, pero la obligación de Panenka sería darle una vuelta nueva y desconocida a personajes como esos”. Fútbol con, pero también sin focos ni glamour. Esas historias que no caben en los medios de actualidad. Sin miedo a ser freaks, apasionados por el fútbol sin forofismos y sin convertirse en sucursales de los clubs.

Hicieron una lista de ensueño: “a quienes nos gustaría leer en Panenka“. Buscaban a algunas de esas plumas del periodismo deportivo que siempre idolatraron. Ahora algunas de esas plumas han llamado a su puerta. Sorpresa.

De m0mento ha habido más de 1.000 descargas de su número 0 y el pdf del número 0 va rondando por Internet. La cosa se pone seria. Y ahí están, en marcha y aprendiendo todo lo complicado que hay en el lanzamiento de una publicación que tantas expectativas ha creado. Utilizarán un modelo mixto, publicidad y preventa al estilo Orsai. Estará en algunos pocos quioscos. En septiembre sale el primer número en papel.

En breve un Dietario irá contando las novedades del proyecto en panenka.org.

El editor orquesta

El que había sido periodista del periódico The Worthing Sentinel (Gannet/ Newsquest) durante 11 años y hasta el día de su cierre, Paul Holden, es ahora el editor de una revista mensual, The Worthing Journal. La vende a 1 libra el número y la particularidad es que él mismo se encarga de escribir, distribuir y buscar anunciantes, según cuenta Greensalde. Es un editor orquesta. Tiene 47 años y parece conocer muy bien la ciudad así como ser una persona bien conocida en su comunidad. Su web se limita a una testimonial presencia y a una página en Facebook. Dice que está ganando dinero en cada número. Holden lo resume muy bien: “It is hard work but great fun“. A eso lo llamo yo buscarse la vida… y encontrarla.
Más en HoldTheFrontPage.

The Blizzard: págame lo que crees que merezco

Un grupo de periodistas británicos han lanzado una nueva publicación especializada en deportes, The Blizzard. A caballo entre el libro y la revista, la publicación explota los formatos largos, el análisis y los reportajes. Destacadas plumas escriben en la nueva publicación según cuenta el Guardian. Ven de nuevo las oportunidades que -paradojicamente- crea el tiempo real y las breaking news.

Pero lo que llama la atención es su modelo de negocio para el primer número: emulando a lo que hizo grupo Radiohead con su álbum en 2007, han dejado en manos de los lectores decidir cuánto quieren pagar según el valor que aprecien.

El primer número, el cero, puede descargarse en pdf y pagar la cantidad que cada uno vea oportuna (lo mínimo son 50p). El número 1 que saldrá en junio -y en papel- también seguirá el modelo de precio variable, pero recomiendan que se pague 10 libras si crees que vale la pena. La subscripción anual a 4 números cuesta 30 libras.

Más información: The Blizzard

Orsai, nadie en el medio

Quizá ya sepas lo último de Orsai, porque ayer se montó una buena en Internet y voy a ser francamente poco original (y a mi qué). Sus editores la han puesto en Issuu la revista enterita.
Aún no la he podido ver en cuerpo presente (espero pronto), pero Casciari lo bordó: El fin de la piratería.

Ojeando el Issuu, caí en la última página y encontré esta postdata a la altura de aquella carta a los libreros que tanto me gustó. Esa pequeña letra que uno nunca lee y mira…

“Queda terminantemente prohibido memorizar los textos que se publican en esta revista. Los mismos pueden ser archivados, copiados, fotocopiados, manipulados y distribuidos por cualquiera, sin citar fuente, en el soporte que fuere, con la única excepción de la memoria. Memorizar es el nuevo delito del siglo veintiuno (…)

Por último, me recomiendan decir que la marca “Orsai, nadie en el medio” está registrada. Y es verdad en parte. Por cuestión de tiempo, la pudimos registrar en algunos países, pero en otros todavía no. El que quiera adelantarse por maldad para después hacernos juicio, va a tener que mover el culo y averiguar. No podemos hacerlo todo nosotros. Nunca sé cómo terminar estos textos, no sé si saludar o no. Bueno, nos vemos. Chau. Colgá vos.”

De gratificaciones retardadas

Siguiendo la estela de Segle XXI en Francia o Orsai en el mundo hispano (por cierto, en pleno lanzamiento), la última en llegar al barrio es Delayed Gratification. Hoy escribí en el blog de Escacc sobre ella. La fórmula os sonará: formatos largos, carilla (14 libras), diseño exquisito, intentando ofrecer un producto casi de culto. A mi el nombre es lo que más me gusta… Lean su declaración de intenciones, dicen que les gusta “la capa de polvo sobre las noticias”: la revista es trimestral.

Las revistas también sufren en silencio

No creo que esto que aquí os muestro sea la prueba de que las redes sociales están matando a las revistas, pero aún así es interesante ver esta infografía.

Las revistas en EEUU, al igual que los diarios, están viendo como su difusión desciende año a año.

La crisis publicitaria del último año no ha hecho más que empeorar su delicada situación y ha llevado algunas de ellas al cierre definitivo.

He llegado a ello gracias a @fgrau.

Proof That Social Media is Killing Print Magazines
Infographic by CartridgeSAVE.co.uk

Las revistas se alían para mejorar su distribución

Las revistas catalanas también están buscando nuevas formas de distribución, tema espinoso donde los haya, lleno de limitaciones históricas y legislativas. Os presento dos iniciativas llevadas a cabo en Catalunya por el APPEC.

No es la primera máquina expendedora de revistas de Barcelona, pero es la primera que ha promocionado una asociación de prensa.

El APPEC (Associació de Publicacions Periòdiques en Català) ha instalado dos máquinas en el mercado de la Concepció de la capital catalana como prueba piloto.

Otra iniciativa que empezó en abril, y que fue largamente anunciada, consistió en el lanzamiento del quiosco online www.quiosc.cat.

Gracias a la tecnología de Zinio, un buen número de revistas catalanas pueden ser compradas y leídas online, tanto al número, como suscribirse a las mismas. Estos días pueden hacerse suscripciones al 50 % de su precio normal.

Algo pasa con el mercado de las revistas


Casi me atraganto comiendo cuando de repente emitieron por la tele un spot de la revista ¡HOLA!. Que yo recuerde es la primera vez en mi vida que veo un spot de la reina de las revistas del corazón.

Después por la calle fui encontrando estos carteles. Es, creo, también la primera vez que ¡HOLA! entra a compartir estrategia de marketing con el resto de revistas del sector mujer mediante promociones. Durante años y más años, simplemente, no lo necesitó.

Algo está pasando en el mercado de revistas si hasta ¡HOLA! empieza a dar obsequios con la compra de ejemplar… No creo que sólo sea por la entrada estos días de otra competidora, OK!, que parece dirigirse a otro target de lectores.

Interesante momento.