Archivo de la etiqueta: redes sociales

20minutos se reinvindica como "el medio" social


Fue en noviembre de 2009 cuando recibí un primer email de la responsable de 20minutos.es, Virginia P. Alonso a raíz de mi post “Los periodistas también somos personas“. Nos intercambiamos un par de emails hablando de la necesidad de que los periodistas fueran más accesibles, conectados a sus audiencias, “para establecer vínculos y relaciones capaces de construir comunidades de personas alrededor de los medios”.

Virginia lleva un blog interno para la redacción dónde va compartiendo con los periodistas reflexiones como esta.

Durante más de un año han estado trabajando, en abocar a sus periodistas a sus lectores y al resto de la Red. Fue en Ficod 2009 dónde nos desvirtualizamos y pudimos comentar en persona algunas de estas cosas. En Blogs y Medios Granada volvimos a coincidir y allí me contó los avances de su redacción en este linea. Pocos días después abrían al público su “pizarra” editorial.

Así que cuando el jueves se presentó en Madrid el nuevo 20minutos.es, supe que los pasos que daban no eran una mera acción promocional del medio, sino una verdadera convicción acerca de cómo los periodistas y las redacciones deben interactuar con sus lectores.


Sobre qué es un medio hoy

Es el tercer medio digital por detrás de El Mundo y El País, 12,7 usuarios únicos al mes, 150.000 usuarios registrados y cuenta con una avalancha de comentarios. Redacción con 24 periodistas.

Estas son las ideas de partida del nuevo 20minutos.es:

-conciencia del ecosistema informativo en Internet
-la creciente relevancia del flujo social en la Red,
-la necesidad de establecer relaciones y crear comunidades de lectores
-y la de diferenciarse del resto de oferta informativa para luchar contra la información como “commodity”.

  • 1) Del flujo social al concepto del ECO: cómo los usuarios redistribuyen las informaciones


Este esquema es importante para entender cómo se mueven las informaciones en Internet. De este análisis previo 2ominutos platea la nueva arquitectura de la información: en la misma noticia se integran no solo los comentarios del medio, pero también las aportaciones de los lectores, los mensajes en Twitter o Facebook y las correcciones que haya hecho el propio medio (publiqué hace algunos meses algunas inciativas encaminadas a capturar ese Eco que se da muchas veces fuera del medio).

  • 2) Redacciones hacia una mayor transparencia y periodistas accesibles:


Como decía, 20minutos.es ya venía trabajando en esta línea. Ahora no sólo los usuarios tendrán un perfil público, sino también los propios periodistas, dónde se recogerán sus informaciones y se mostrarán las vías de contacto con cada uno de ellos.

El proyecto de la Pizarra con los temas editoriales, continua (en este sentido, sobre formas de participación como ésta, JM.Noguera ha escrito un artículo que quizá comentemos en otro post).

  • 3) Diferenciación del contenido:

Para mi es una de las cosas más relevantes: la conciencia de que los medios de internet han tendido a una inexplicable homogenización (de contenidos, colores, funcionalidades…). Sabemos que el contenido que se hace exclusivamente para la red en general es todavía bajo. Virginia explicaba la importancia de demostrar que también ellos pueden hacer información propia y de calidad. Con 24 periodistas en la redacción todos están obligados a proponer al menos 3 temas los lunes, para luego fijar fechas de publicación y sus responsables deben liberarlos para que puedan desarrollarlos.


Otras novedades son la introducción de un sistema de automoderación y Karma para los comentarios, la visualización opcional de según nuevos criterios de la Home y una mayor claridad y orden en el diseño.

¿El flujo social ha ganado la batalla al Rss?

[DISCLAIMER martes 9 de noviembre: Este post fue incialmente publicado y despublicado en segundos la noche del domingo 7 para que solo fuera visible en lectores RSS tipo Google Reader. Trataba de ver qué visibilidad puede obtener un contenido mediante la difusión RSS frente al que puedan tener cuando se difunden vía redes sociales como Twitter o Facebook. Solo una persona me comentó el tema pensando que era un error de Blogger. ¿Científico? Pues no mucho, pero quería probarlo…]

(Como experimento, los que usáis RSS seréis los primeros en leer este post)

Ciertamente durante este último año ha habido un par de cosas que me han hecho reflexionar sobre cómo ha evolucionado la blogosfera y toda la cosa 2.0 en los últimos años.

¿Acaso el flujo social ha ganado la batalla al Rss?

La conversación se ha dispersado y fragmentado.

Si la tiranía antes era la del último post -que eclipsaba al post anterior, quizá muchísimo mejor- ahora la nueva tiranía es el tiempo real y el flujo social.

El RSS se ve las caras con el flujo social ¿quién gana?

Los comentarios, la conversación dejaron de estar (o al menos exclusivamente) al pie del post. Estan en Twitter. En Facebook. Donde quieran que estén… (en el caso de este blog, la percepción que tengo es que el número de comentarios ha descendido considerablemente en favor de Twitter).

Si no twiteas, no estás. Si no asomas la patita en el flujo social, es como si no existieras. Si no estás “ahora”, nadie te ve. ¿Hace cinco horas? Eso es ya mucho tiempo, nadie ya te ve en su timeline.

Antes pensaba que era netiqueta no twitear más que una vez tu post. La visibilidad de tus contenidos es menor si lo haces así.

Las horas en que lanzas un contenido son también relevantes. Distintos públicos en cada red, diferentes usos de la red, diferentes también intereses. La estrategia en la distribución es cada vez más necesaria. Ni que decir cuando hablamos de un medio de comunicación.

De hecho, en los últimos meses no he twitteado muchos post de este blog para ver qué efecto tenían en su difusión. Aunque no es muy científico, si que creo que ha influido en su visibilidad el no estar en el timeline social.

Me planteaba los últimos meses si es cierto que el RSS ha perdido su lugar hegemónico. Aún sirve, pero ya no es el protagonista. Tengo la sensación de que lo social le ha ganado la partida.

Paid Content hablaba de ese “abandono” del Rss en favor de las redes sociales y el tiempo real citando datos de Hitwise (The Death Of The Rss). Según datos de la consultora, Google Reader pierde un 27 % de las visitas cada año. No en vano, vemos como el Reader de Google hace gestos de acercarse a la experiencia social.

Aprovechando que Paul Bradshaw estaba aquí en Barcelona, le pregunté qué pensaba él. Pero me dijo que no, que lo social no podría con la flexibilidad y eficiencia que permite la tecnología RSS.

Últimamente había abandonado un poco mis lectores: quizá me he centrado demasiado en el flujo social y en el tiempo real informativo que me da Twitter a través de las listas segmentadas que he creado.
Pero me he dado cuenta que el flujo social me hace a veces perder el tiempo, ser menos eficiente. No siempre lo que me devuelve me interesa o crea la mejor situación para pararme a leer algo.

(He aprendido que lo que no se lee AHORA, no se lee NUNCA. Ya no me engaño a mi misma pensado que lo leeré luego…).

Tampoco puedo ignorar que no soy un lector medio, sino avanzado, así que no sé si éstas pautas de comportamiento pueden ser aplicadas a cualquier usuario de un medio online.

Conclusiones (si las hay):

Esto evoluciona, está vivo. Realmente no sé como puede evolucionar esto.

Mi experiencia me lleva a usos híbridos que unen el Rss, el flujo social y el tiempo real.
Para la “información” me guío por el flujo social especializado, el GReader me permite controlar a las fuentes de información más imprescindibles para mis temáticas.

Por último, Netvibes me permite monitorizar los blogs, que en general contienen más reflexión y conocimiento. Es por tanto, ésta última, una lectura más pausada. Cuando entro allí me alegro que nada se mueva y que yo pueda tener claro qué estoy mirando. Es una lectura más eficiente. También diré que entro en ellos a diferentes horas del día y con diferentes actitudes.

Para Steve Gillmor:

being locked in an RSS reader makes less and less sense to people as Twitter and Facebook dominate real-time information flow. Today RSS is the enabling technology the infrastructure, the delivery system. RSS is a means to an end, not a consumer experience in and of itself.

Quizá ahí esté la clave. El Rss por tanto no parece que vaya a morir, sino que se convierte en una plataforma para otras cosas, y lo social puede que sea esa experiencia de consumo.

¿Qué pensáis?

Libros de estilo sobre Social Media en los medios de comunicación


Con la llegada de la Web 2.0 y los medios sociales se han multiplicado las posibilidades para los periodistas y los medios de comunicación, pero también los interrogantes sobre su uso.

Los medios han ido saliendo al paso de las preguntas que se les plateaban en el día a día con la publicación de las primeras guías de estilo que incluían éstas nuevas situaciones. Pero los medios, en su gran mayoría, han ido a remolque de las tendencias de la red así como también en adoptar los usos que los usuarios iban dando a las aplicaciones y herramientas disponibles.

Acaba de publicarse una actualización de la Guía de estilo de la BBC, poniendo al día la publicada en 2005. Y es que, como reconocían, la tecnología les supera y obliga adaptarse a nuevas situaciones.
Son varios los temas que afectan la relación de los medios y la existencia de redes sociales y contenidos generados por los usuarios. El uso de fotografías de redes sociales y otro UGC tiene ya un capítulo propio en el libro de estilo de la BBC.

Usos personales: Qué dice la BBC, el Washington Post y New York Times

Otro tema es el del uso personal que puedan hacer los periodistas en sus cuentas personales. La primera es diferenciarlas cuando solo hay una (¿Es determinante el momento en que hayan sido puestas en marcha?). Son recientes los casos de Octavia Nassar en la CNN o el del Mike Wise del WaPo.

Otro caso abierto, el de Rick Sanchez, despedido de la CNN y con una cuenta de twitter con decenas de miles de seguidores en Twitter. ¿A quién pertenece ahora esa cuenta?

Para la BBC si un periodista en sus perfiles de blog o red social no dice que trabaja para la BBC, la guía reconoce que es absolutamente de uso personal y que por tanto, queda absolutamente fuera de la competencia de la BBC. Sin embargo, cuando sí lo hacen, lo dejan en un estadio flexible:

– Para los nuevos y los blogs, microblogs y otros sitios web personales ya existentes en los que el autor se identifica como un empleado de la BBC, debe discutirse con su supervisor inmediato para asegurarse de que la imparcialidad y la confidencialidad se mantiene”.

Esos son los límites que ponen.

La más restrictiva hasta el momento, ha sido las del Washigton Post. Según éstas, los periodistas hasta en sus cuentas personales representan al medio. Nada de lo que sea dicho en esas cuentas puede ir en contra de la línea editorial del Post. Dicho esto, uno de sus redactores jefes decidió cerrar su cuenta en Twitter porque pensó que sus opiniones personales podrían confundirse con las de su periódico.

También el New York Times se posicionó al respecto, sin ser restrictivo, pero recordando a sus redactores que toda la información online acaba siendo publico y puede ser “magnificada” en cuestión de segundos.

Buscando el equilibrio y el sentido común

Cómo se ve, es un tema con muchas aristas y no es fácil determinar los criterios, en parte por la evolución trepidante que tiene Internet y las aplicaciones de la Web 2.0, junto a los usos que los usuarios le dan (de naturaleza poco previsible).

Es valiosa la reflexión que hacía el profesor de ética Stephen J. A. Ward de la Universidad de Wisconsin. En su opinión, debe existir un equilibrio entre alentar el uso y participación de los periodistas en la redes y mantener los estándares de imparcialidad e independencia de los medios y sus periodistas.

Como recuerda, no se trata de limitar o no limitar a nadie, ni las reglas deben escribirse para “arreglar un problema”. Se trata de asegurar que se contribuye con ello a un periodismo responsable y más democrático.

Según Ward, por un lado las reglas deben ser flexibles promover el uso de los nuevos medios, y por la otra, deben ser compatibles con los fines últimos del periodismo, responder a varios principios de la profesión: independencia, libertad, responsabilidad, etc…

Otras guías publicadas sobre el uso de las redes sociales por parte de los periodistas:

La de la Agencia Reuters
La del periódico los Angeles Times