Archivo de la etiqueta: periodismo freelance

Repensar la situación de los periodistas freelance

Verkami: LIBYA CLOSE UP de Ricardo García Vilanova - periodista liberado en Siria 2014-04-06 22-58-38

Hace apenas unas semanas que Javier Espinosa y Marc Marginides, redactores en plantilla de dos periódicos, volvieron a casa después de ser secuestrados en Siria. Después esta dramática experiencia vuelven a casa donde sus familias y los compañeros de sus respectivas redacciones les esperan.

Hasta aquí, poesía. Ricardo García Vilanova es un freelance. Eso quiere decir que cuando ha vuelto, no hay redacción esperándole, ni ningún periódico ni ninguna empresa le ha seguido abonando su sueldo. Cuando vuelve, no solo tiene uno, sino muchos problemas, entre ellos, los más prosaicos, los económicos.

  • Es por eso que han puesto en marcha varias campañas de crowdfunding  (en Youcaring y en Verkami) para apoyar su trabajo, que pueda pagar sus deudas y pueda hacerse con un nuevo equipo fotográfico con el que poder seguir trabajando. Yo ya he contribuido y os invito a que vosotros también podáis aportar algo.

¿Quién apoyará al próximo periodista freelance secuestrado?

Vamos a intentar apoyar hoy a Ricardo, pero no puedo olvidar la pregunta que se me pasa con la cabeza: ¿Quién se ocupará del próximo periodista freelance que sea secuestrado en un país remoto, ¿Alguien ayudará a un periodista freelance que sufra un accidente o sea agredido de gravedad mientras trabaja para informar?.

La tendencia de la industria periodística es hoy a externalizar los contenidos. Los precios que se pagan por trabajos de periodistas y fotoperiodistas van a la baja. En muchos casos son directamente miserables.

A nadie se le escapa la diferencia que hay entre un periodista contratado por un medio  y un periodista freelance que va por su cuenta y riesgo a una zona de conflicto: inseguridad e indefensión.

Medios y agencias de noticias se benefician del trabajo de los freelance. Aunque hay situaciones particulares, en general el precio que se paga por el trabajo de los periodistas en ocasiones es tan bajo que el periodista no llega ni a cubrir los gastos del viaje y estancia. Los freelance se benefician de mayor libertad y flexibilidad. Sin embargo, el fuerte aquí siguen siendo las empresas periodísticas frente a un profesional individual sin una organización que le defienda.

Ricardo estaba trabajando como freelance para El Mundo, pero técnicamente no es un empleado suyo y por tanto no tiene obligación ninguna con él. Ignoro si El Mundo ha tenido alguna deferencia con el fotoperiodista que junto a su reportero ha pasado varios meses secuestrado. Imagino que sí.

 

Repensar un futuro mayoritariamente freelance

Pero mientras la tendencia a la externalización de los contenidos es cada vez más frecuente e infrenable en el sector, me planteo si no deberíamos repensar un futuro con más periodistas externalizados que dentro de los medios.

¿No sería necesario el compromiso de las asociaciones profesionales y las empresas periodísticas que se benefician del trabajo de los freelance para crear estructuras que permitan proteger y apoyar en situaciones como la de Ricardo? ¿Cuántos más secuestros o agresiones contra periodistas deberán suceder para que los medios y agencias que contratan sus servicios no miren hacia otro lado cuando esto ocurra?

Ser freelance tiene cosas buenas, muy buenas. Pero también las tiene malas, terribles. ¿De verdad no se puede hacer nada?

¿El mercado es lo único que manda?

Me gustaría pensar que no.