Archivo de la etiqueta: integración

4 formas de afrontar el cambio que tienen los periodistas en las redacciones

competencias_periodisticas

Es curioso darse cuenta que una redacción de Italia no sea tan diferente a otra de Perú, ni una de Salamanca a otra de Barcelona. La manera que tienen los periodistas de afrontar los cambios de la redacción es muy parecida, y las dificultades y retos son comunes.

Es algo que he constado al visitar, conocer y escuchar a periodistas de latitudes aparentemente que poco tienen que ver. Océanos de por medio, idiomas y culturas diferentes, pero todos ellos periodistas y viviendo situaciones parecidas: recortes y despidos, planes de unificación de redacciones, intentos varios (si no fallidos) de “digitalizar” a las redacciones, cambios de rutinas, horarios, insuficiente preparación, planes que se quedan a veces en papel mojado…

¿Con qué actitud afrontan los periodistas los procesos de reducción e integración de sus redacciones ?

Un estudio de la Universidad de Iowa [Newswork within a culture of job insecurity: producing news amidst organisational and industry uncertainty] se ha dedicado a hacer seguimiento de redacciones que habían sufrido recortes de plantilla debido a la crisis. Su conclusión (vía Greenslade):

Workers who remain employed with the downsizing company, the so-called ‘survivors’, wrestle with grief, guilt, anger and doubt.

Surviving a layoff can be so worrisome that survivors can experience more stress and less autonomy than workers who have lost their jobs and have found new employment.”

Estrés, culpabilidad y miedo.

Además han clasificado a los periodistas, que llaman como “los supervivientes“, en 4 tipologías según su actitud ante los cambios. El estudio habla de estos cuatro tipos de supervivientes en las redacciones según cómo afrontan el futuro dentro de sus empresas:

1. El esperanzado (constructivo-activo)

Aquel que siente más seguridad en su trabajo y afronta los retos con entusiasmo.

2. El complaciente (constructivo-pasivo)

Aquel que se siente seguro en su puesto, pero tiene cierta tendencia a acomodarse en vez de participar en el cambio.

3. El temeroso (destructivo-pasivo)

El que se siente inseguro y paralizado por el miedo a la hora de participar en los cambios.

4. El cínico (destructivo-activo)

El que se siente inseguro, y se resiste y obstaculiza los cambios.

 

Algunos comentarios para ser justos…

redacciones

Sí, hay gente que se resiste a los cambios casi de manera militante, es una de las realidades. Pero, sin querer ser aquí exhaustiva, diré algunas cuestiones que en mi opinión no se cuidan:

  • No se suele contar con los periodistas de la redacción a la hora de hacer planes de reorganización. Es difícil que se sientan parte del proyecto si no se les involucra de alguna manera y se les hace sentir que son parte esencial.
  • Formación de arriba a abajo y no al revés. No se suele preguntar a los periodistas ¿qué necesitas saber? ¿qué te gustaría aprender? ¿qué problemas tienes?
  • Los jefes también necesitan formación. Los primeros.
  • Se pide a los periodistas que asuman más trabajo pero no se les ofrece nada a cambio que  les motive (a parte del miedo a perder su trabajo, claro). Mejoras salariales, flexibilidad, días libres, concursos internos, etc…
  • Incoherencia y poca credibilidad entre lo que se dice (“El futuro es digital”) y los recursos que se ponen a disposición  (“2 personas en dos turno para la actualización a la web).

Los esfuerzos del Daily Telegraph por ser (de nuevo) digital first

dailytelegraph-newsroom¿Que el Daily Telegraph se declara digital first a estas alturas de la película? Pero a ver, ¿qué es esto? Desconecten el servidor. ¿Pero qué me están contando? He saltado del sillón a buscar mi ejemplar del ya clásico “Periodismo Integrado” del profesor Salaverría y Samuel Negredo de 2008(!) donde en aquellos arcaicos años de las primeras integraciones el Daily Telegraph era EL MODELO.

Esta imagen de su redacción integrada en 2006 es ya icónica. Si pensábamos en una redacción integrada, ésta era la imagen. El Daily Telegraph fue un caso de estudio que inspiró a cientos de redacciones: un espacio diáfano organizado alrededor de una gran mesa central en forma de estrella. “Hub and spokes” (nucleo y rádios): cada sección ocupaba un radio y trabaja indistintamente para los dos soportes. Los periodistas empezaron a trabajar con dos pantallas y su famoso Video Wall mostraba continuamente la web del diario, así que datos de audiencia y canales de noticias 24h. No fue tampoco un camino de rosas, como explicaba el libro.

Video Wall Telegraph newsroom

Algo no debió funcionar, o lo hizo a medias. Ahora se plantean un nuevo giro, por lo visto más pronunciado, hacia el digital, según cuenta The Guardian. Otros se preguntan qué será  del negocio.

Para que vean, que todos los mitos caen y que las cosas son más fáciles de decir que de implantar. [Hace unas semanas el NYtimes, el que suponemos el más integrado del mundo mundial, también daba un toque al personal nombrado “embajadores del digital” en 9 secciones]

Por otro lado y volviendo al Telegraph, el mundo de internet en 2006 nada tiene que ver con el de 2014: las redes sociales, la web en tiempo real, anchos de banda como autopistas, las nuevas pantallas…

Daily Telegraph, 2014

Pero sea como sea la historia dentro de la casa, quiero fijarme en esas decisiones organizativas que quieren implantar.

(…) describing it as a “templatised” system, so that a relatively small team can produce the newspaper by dropping web content into pre-designed pages. “The most substantial change I saw [in the briefings] was the creation of a central production department that will mostly treat online as a ‘buffet’ to fill the paper,” said a second source. “Although it has been made clear the paper will still have elements like exclusive news and comment.”

Los contenidos web como un “buffet” donde seleccionar qué acabará en el papel.

  • Una sola redacción (¿Y qué han estado haciendo hasta ahora?)
  • Dos turnos al día: El primero empieza a las 6 de la mañana, el segundo acabará a medianoche. Así se aseguran cubrir todo el día, especialmente la mañana, prime-time internetero.
  • 3 velocidades para tratar la información: desde el primer golpe rápido a la información más especializada.
  • 4 habilidades esenciales para cada periodista (además de las tradicionales, esenciales): 1) redes sociales, 2) video, 3) analítica y 4)SEO
  • 5 propuestas diarias de contenido para cada sección: entre ellas, al menos un video, algo para ser compartido y un interactivo.
  • La principal reunión editorial será a las 8h: los 15 primeros minutos los ocupará el responsable de audiencias.

Cómo debería ser la mesa web central según el nuevo responsable de ElPaís.com

Bernardo Marin Elpais.comBernardo Marín (@bernimarin) es el flamante responsable de ElPaís.com. Ha sido redactor de la web de El País durante 16 años y los dos últimos años los ha pasado como responsable de la redacción web con base en México que cubre el horario nocturno español aprovechando la diferencia horaria. El pasado sábado Bernardo ofreció una charla sobre la gestión de la información en las redacciones dentro de la jornada TLP Media , a la que pude asistir como ponente y atenta oyente, en el contexto de la macro Lan Party TLP Tenerife (¡Qué experiencia! ;)) celebrado los pasados 15 al 20 de julio en Santa Cruz.

Recordaréis muy bien como El País emprendió un giro decidido hacia el digital first hace 4 años de la mano de Sindo Lafuente y Borja Echevarría, como ellos mismos explicaron en esta entrevista. Y sin embargo, con el cambio de dirección de mano de Antonio Caño esta orientación no parece que haya cambiado, al contrario, parece que se quiere ahondar y consolidar el cambio cultural dentro de la redacción: “Ya no somos un diario de papel con una web, somo un medio de comunicación”, recordaba Marín, quién bien pudiera escribir la historia del medio web dado que entró en 1998.

El nuevo responsable de ElPaís.com compartió con los asistentes de TLP Media su idea de la mesa web central del periódico, explicó cómo se han reestructurado los horarios y la redacción física, así como dio pistas hacia dónde el diario va a concentrarse en los próximos meses.

Así debería ser una mesa web central

Mesa Central  web El Pais

La mesa web central está en medio de la redacción y es la encargada de liderar y gestionar los flujos informativos del medio. ¿Quién se sienta en esta mesa web? Estos son los perfiles que se sientan en la mesa central de El País y los que deberían sentarse en un futuro próximo según señaló Marín:

  • Responsable de previsiones: es una figura de reciente creación en ElPaís.com. Este responsable crea una especie de escaleta con la agenda de cosas que saben que va a pasar durante el día para asegurarse que están preparados ante cualquier noticia que pueda preverse.
  • Responsable de Redes sociales: fundamentales tanto para distribución estratégica de los contenidos en las RRSS como para tareas de rastreo y alerta temprana de noticias.
  • Diseñador web: su presencia responde a la necesidad de crear imágenes o hacer pequeñas modificaciones de manera rápida e integrada con todo el equipo. Existe, pero aún no se sienta en la mesa.
  • Multimedia: el equipo que produce material audiovisual informativo
  • Fotografía: un editor gráfico que elige las fotografías de la home y otras páginas importantes.
  • Seo: un encargado de optimizar los contenidos del diario en los buscadores. El País lo tiene un Seo técnico, pero se necesitaría uno en redacción y en la mesa web.
  • Audiencias: un analista web debería estar presente y hacer seguimiento en tiempo real de la audiencia para saber en todo momento qué está haciendo la audiencia y cómo optimizar el contenido.
  • Móvil: persona responsable de los canales móviles. Ésta será una de las áreas de más crecimiento en los próximos meses y años. También está pendiente de incorporarse.

 

¿Qué hace la mesa central web?

Las funciones de la mesa web son en primer lugar, la de servir de sistema de alerta general para todo el medio.  Acto seguido gestionan esa alerta encargando los temas que las  secciones deben desarrollar. En tercer lugar la mesa “canaliza” las noticias: decide cómo hay que distribuirla y en qué canales. Finalmente controla la audiencia y sirve de apoyo al resto de redacción.

Otro aspecto interesante es la distribucción física de la redacción.  La disposición actual lanza un claro mensaje: la mesa web está en el centro de la redacción como es a su vez el corazón de la actualidad, mientras que el papel se queda a un lado: una de las novedades ha sido la creación de la mesa papel, encargada de cerrar el diario. El mensaje es que el papel no es la salida principal de la información, sino una más.

redaccionElpaisMesas

Se ha creado también un equipo de última hora. Se trata un equipo que se dedica a recibir el primer input informativo, gestionando e encargando informaciones a las secciones y realizando el primer golpe informativo y dando así algo de oxígeno a las secciones para desarrollar la noticia.

Objetivo: adelantar horarios en El País

Hace un año el Financial Times hizo un gesto importante: cambiar los horarios para transformar la cultura del cierre papel. Y precisamente Antonio Caño tiene una idea clara: adelantar los horarios de todo el diario. El papel debería cerrarse antes de las 20h. Se considera que el lector del diario no está buscando la última hora.

De esta manera se han establecido 3 reuniones al día. La primera es a las 9h (cosa muy poco popular en un diario de papel…) a la que asisten los responsables de las secciones y se centra en temas web. A las 13 h la reunión es más híbrida donde ya se perfilan algunos temas que podrían acabar en el papel. Finalmente, la tradicional reunión de las 18h del papel ha sido adelantada a las 17h.

Retos de futuro para El País.com

Finalmente, Bernardo Marín remarcó los puntos claves para trabajar en el futuro más inmediato: consolidar el cambio de cultura en el medio y mejorar la distribución de los contenidos tanto en Redes sociales como en el desarrollo de aplicaciones móviles, sin olvidar la estrategia de presencia del diarios en buscadores en el SEO del diario.

Los blogs, al igual que ocurría en el Nytimes (interesante reflexión la que hacía Margaret Sullivan), también han sufrido cierto replanteamiento: más de 200 blogs hacían humanamente imposible saber quién y qué se estaba publicando en dónde. Su número se verá reducido a unas decenas.

Transición del analógico al digital #Media140


Toni Piqué
ha presentado el modelo del diamante de las noticias digitales de Paul Bradhsaw
¿Qué hacemos? ¿Cuál es nuestro trabajo? se preguntaba Piqué. “Publicar en el sentido de difundir”. Y hoy podemos publicar de muchas maneras..

“No se trata de meter contenido en un gadget, sino de entender como esa pieza será leída, compatrida y comentada y reutilizada ea través de muchas plataformas” Josh Stearns de Free Press Associate program.


Veamos el diamante de las noticias que proponía Paul Bradshaw. Nos movemos en dos parámetros para las noticias: profundidad y rapidez. Podemos publicar muy cerca de los eventos, rápidamente. El proceso empieza con un tweet, una alerta SMS, en un paso más un post, y más tarde el artículo, añadir el contexto y finalmente el análisis.

En todo este proceso, los medios pueden especializarse en una parte de proceso. Tampoco el mismo periodista tiene que llevar a cabo todo el proceso entero. La profundidad también tiene un coste económico superior.

“El HuffPo puede agregar todo lo que quiera, pero lo que no puede agregar es todo lo q hay detrás de marcas como el Guardian.”

4 aspectos a tener en cuenta:

1. Experimentación: se tienen que probar muchas cosas: la red no es la fin del mundo, se pueden hacer muchas cosas con herramientas q son gratuitas. Se pueden probar mil cosas y ver si funcionan. “Y la gente entiende que estás experimentando”
2. El flujo informativo: las noticias no están cerradas, están vivas. No hay exceso de información, hay malos filtros.
3. Contexto: dar sentido.
4. Engagement: lo que tradicionalmente se entendía como compromiso, fidelidad al medio. Genera credibilidad.

15 actitudes importantes para la integración:

1. La actitud no debe ser “de nosotros a ellos”. Fomenta la participación: invita a intervenir y permite la réplica.

2. Transparencia: se deja contradecir, y desafiar correcciones, aclaraciones y adiciones.

3. Anima y facilita a otros iniciar el debate, publicar material, sugerir… La redacción lidera o deja a otros que lideren.

4. Ayuda a crear comunidades de interés en torno a temas, hechos o personas.

5. El medio está abierto a la web de la que es parte: enlaza y contribuye con otros materiales.

6. Agrega y/o cura el trabajo de otros. ¡Suma!

7. Reconoce que los periodistas no son la única fuente de autoridad, experiencia e interés.

8. Acepta que no basta con tener y contar la noticia: publicar es el inicio del proceso informativo, no el final.

9. Sabes que la conversación sobre la información es tan importante como la información en sí misma.

10. Cuanto menos anónima, más intencionada y compartida sea tu información, más marcará la pauta.

11. Cuanto más paternalista y autoritativo pretendas ser, menos caso te harán.

12. Cuanto más control cedas a la audiencia, más gente te respetará.

13. Cuanto mejor sea tu plataforma tecnológica mejor competirán tus contenidos.

14. Cuanta más conexiones y contexto proporciones alrededor de tu información, mayor valor tendrá tu producto.

15. Si tienes un valor que otros no tienen… ¡puedes cobrarlo!

“En tiempo de guerra, la tradición es el peor enemigo del comandante”, Karl Von Clausevwitz

Entrevista a Gumersindo Lafuente y Borja Echevarría


Esta semana publiqué en catalán en la web de la Fundació Escacc la entrevista que les hice en Madrid a Gumersindo Lafuente y a Borja Echevarría sobre el trabajo hecho en estos primeros 6 meses en el periódico, después de su etapa en Soitu. Por su interés, la reproduzco aquí traducida. La foto es cortesía del ilustre Sr. Barrera.

(Por cierto, me ha llamado la atención hoy domingo: Eskup, noticia de portada en el periódico de papel…)

“Se acabó el tiempo para la experimentación”

Gumersindo Lafuente lleva seis meses en El País y junto a él, entraron parte de su equipo de trabajo en Soitu. Desde entonces, Elpais.com ha sufrido cambios como el nacimiento de blogs temáticos o el lanzamiento ahora de Eskup, una herramienta para crear información en tiempo real y una apuesta muy importante para el diario. Conversamos con Lafuente y con Borja Echevarria, subdirector web de El País, sobre éstos cambios y hacemos un repaso a los retos que tiene por delante el periódico.

-Lleváis seis meses en El País ¿con qué misión?

Gumersindo Lafuente: La misión es muy clara: el futuro es digital. Tenemos que conseguir que la redacción trabaje pensando que la primera salida sea siempre la web. Y no sólo porque es la más inmediata, sino porque además, es estratégicamente prioritaria.

Borja Echevarria: El objetivo consiste en que toda la redacción piense en la web primero, no sólo los de la redacción web. El País tiene una redacción con muchísimo talento y tenemos que aprovechar su talento, sus contactos y sus fuentes, y conseguir que eso florezca en la red, no sólo en el papel.

GL: Estamos en un nuevo mundo donde nacen nuevas marcas individuales se convierten en prescriptores. En España es más anecdótico, pero en EEUU está pasando. Tenemos una gran marca, pero nuestros periodistas también pueden serlo.

BE: Nuestra marca es importante, pero que en este mundo grandes marcas han caído. Debemos estar muy alerta, ser innovadores, arriesgando y tomando decisiones pensando en el futuro. No vamos a jugar a conservadores.

Integración de la redacción

-¿Cómo se trabaja la coordinación entre papel y web?
GL: Trabajamos juntos, con un sistema de gestión de confianza, que significa que la iniciativa editorial la tiene la mesa de redacción que está dirigiendo. Por primera vez se hace todo de forma coordinada y no se espera al papel. Nosotros pretendemos traer todo el poderío periodístico de la redacción del papel a la web, y estamos en el principio del proceso. Quizá en unos años se invierta la situación.

-Gumersindo, tu has defendido las redacciones separadas, ¿no es así?

GL: Siempre he dicho que hay una solución para cada momento y para cada redacción. En su día, en El Mundo teníamos un producto muy ideológico y a la vez, quería ser líder en Internet. Para tener la suficiente agilidad no podíamos trabajar con la redacción de papel, pero que, curiosamente, estaba físicamente en la misma redacción. La separación era de mando.

El momento actual es muy diferente. Han pasado 10 años y con la situación económica actual, ya no puedes permitirte solapamientos de gastos. Ahora, con el mismo esfuerzo de la redacción, por muy complicado que sea, hay que diseñar el presente y el futuro.

Pero eso no nos lleva necesariamente a la integración completa de las redacciones, sino a darle la vuelta por completo a la manera de elaborar la información. Hoy el modelo de negocio es todavía inmaduro, el modelo de producto lo sigue siendo también, pero el tiempo para hacer experimentos se nos ha acabado.

-¿Por qué?
GL: Porque, o nos espabilamos o vamos acabar muriendo poco a poco. Y no lo queremos, no lo vamos a permitir. Tenemos una marca y mucho talento en la redacción sobre el que trabajar.

-¿Cómo es la nueva redacción?
BE: Hay una mesa rectangular donde trabajan información de última hora, muy alerta, y a la que se han incorporado periodistas de peso de la redacción. Gente de papel que no han recibido ningún cursillo. Son buenos periodistas que se adaptarán a la red y a sus ritmos. Lo importante es que sean buenos periodistas con experiencia y fuentes.

-¿Y son gente que ha llegado para hacer información propia para la web?
GL: Por supuesto, nuestra estrategia es tener información propia, relevante y diferenciada.

BE: Serán periodistas polivalentes y con fuentes, que puedan un día seguir una noticia de última hora y otro elaborar informaciones propias. Como te decía, ha habido un camino en doble sentido, del papel a esa mesa central web, y gente de la mesa web hacia las secciones. Lo que queremos es crear un mimetismo entre los redactores. Las secciones se están implicando cada vez más en la web y es un proceso largo.

GL: Pero no es una receta cerrada y ni que pueda ser exportada a ningún otra parte. Depende del momento, de las características de cada medio. Pero creo que el final está claro: que tendremos una redacción grande trabajando para la primera salida que es la digital, y un grupo pequeño haciendo un producto de papel. Eso es un futuro de aquí 5 años, no mañana.

Periodistas prescriptores: Eskup

-Estáis potenciando en la web el papel del periodista como prescriptor, ¿no es cierto?
GL: El periodista ha sido siempre prescriptior. Una de las misiones del periodista de hoy es esta: ser administrador de los flujos de información y enriquecedores de noticias con sus fuentes.

BE: Muchos no se dan cuentan que algunos nombres de la redacción de El País lo son. Queremos reforzar esa capacidad de recomendar. Es lo que hablamos al principio, el periodista como marca. No pretendemos debilitar la marca del individuo frente al todo, sino al contrario, fortalecer la marca del individuo.

-Eskup, ¿busca ser una herramienta para la información en tiempo real para la redacción o más bien fidelizar a una lector promiscuo?

BE: Las dos cosas. Es ante todo una herramienta útil para El País que antes no teníamos antes para hacer información en tiempo real. Vamos a intentar fidelizar a los lectores trabajando e implicando a grupos de periodistas sobre temas concretos. Algunos serán más de nicho y otros más abiertos.
-¿Como se va a integrar Eskup con elpais.com?
GL: Va a estar en la portada de elpais.com sin la marca Eskup, ya que el que da la información es El País, es el que tiene fuerza. En el momento que llevamos el tiempo real a la portada, cambia la manera de hacer periodismo. Una nueva forma en tiempo real; y nos incorporamos con el compromiso de hacer información 24 horas, los 365 días del año. La ventana que hay ahora en elpais.com podrá tener otras pestañas siguiendo otros temas. Pero además será un widget que podrás llevarte a tu escritorio. Todo Eskup podrá convertirse en un widget.

BE: Habrá lectores que se unan a la Eskup y otros que consuman información de Eskup de forma transparente. Eskup es la herramienta.

-Para acabar ¿en qué estáis trabajando?
GL: No es un rediseño, es mucho más: es un cambio de concepto de cómo se estructura la información, de arquitectura, mucho más profundo que un simple rediseño. Sabemos lo que vamos a hacer, pero no podemos hacerlo toda a la vez y debemos priorizar. Creemos que lo que estamos preparando va a marcar bastante la diferencia y aún no lo podemos desvelar, pero será a medio plazo.

Un nuevo director para el diario Avui y dos redacciones a integrar

Son dos retos distintos. Un director para un periódico en una de las épocas más difíciles para la prensa escrita y una integración redaccional forzosa más motivada por razones económicas que periodísticas.

El diario Avui anunciaba ayer la marcha de Toni Cruanyes en su retorno al sitio que le es más natural: la información internacional en televisión. Según cuenta Saül Gordillo, Cruanyes recibió la propuesta de manos de la propia Mònica Terribas, de retornar ahora a Tv3 como responsable de la información internacional en TV3.

Así las cosas, Cruanyes deja el diario – del que bien sabía de su situación temporal desde la inesperada marcha de Xavier Bosch y por tanto, algo incómoda- mientras que el diario parece no tener un nuevo director.

La solución a la que se ha llegado pasa por nombrar a Carles Flo, actual director general de la empresa editora, también director del periódico. Es decir: ostentará los dos cargos durante un periodo no superior a los 4 meses según indicaba el propio diario.

En esta situación tan peculiar, se enfrentan al reto de integrar la redacción de papel con el digital, “modernizar los sistemas de gestión redaccional”, “reorganizar y optimizar la empresa” así como controlar el gasto.

Como bien comenta Gordillo, en este contexto, el nombramiento de Flo parece poner el acento más en lo empresarial que en lo periodístico, debido a la coyuntura económica y sectorial.

“El seu nomenament com a director és una metàfora dels temps que vivim. Al sector de la comunicació, manen més els gerents que els periodistes.”

Salaverría:"la condición más indispensable para la integración tiene que ver con lo más intangible"


www.diaridebarcelona.cat

Esta parece “la semana” de la integración multimedia en Lola como mola

En cualquier caso, Diari de Barcelona ha entrevistado a Ramón Salaverría, profesor de la Universidad de Navarra, y una autoridad en temas de integración de redacciones y convergencia.
Su último libro, junto a Samuel Negredo, Periodismo integrado, está en mi “must read” para las próximas semanas.

Quizá lo que cuenta aquí aporte un poco de luz sobre tema, que como hemos ido viendo esta semana, está en plena definición basado en las experiencias que van teniendo los medios junto a la evolución misma de la Red.

La clave de la integración según el profesor, tiene mucho más que ver con aspectos más intangibles, con la polivalencia de las personas, que con factores tecnológicos.

En cuanto a la definición de periodista multimedia, Salaverría habla de dos perfiles en juego, según su polivalencia, la polivalencia funcional, que vendría a ser lo que entendemos por un periodista que hace cualquier tema en cualquier soporte, y polivalencia mediática, en la que un periodista se especializa en un tema y lo vehícula por diferentes medios.

Ésta es según Salaverría, la opción con más futuro.

La Corporació tendrá un nuevo portal multimedia informativo

En la sesión de Bakker de ayer también intervino Jordi Lucea, el responsable del portal 3cat24.cat, nacido -no hace ni dos años- de la fusión de varios servicios informativos de la CCRTV, inspirado en el modelo de la BBC.

Fue muy interesante conocer el camino recorrido por el portal y por la propia Corpo hacia una mayor confluencia entre los diferentes medios públicos.

Anunció reorientación y rediseño del portal con aportaciones de todos los medios de la Corpo para principios 2010. En él tendrán que convivir las visiones de tres partes: la TV, la radio y el digital.

Según explicó, se está preparando una comisión que se encargará de definir este nuevo modelo, un triángulo de tres vértices como decía alguien en la sala.

Esta comisión deberá establecer las sinergias a explotar entre los medios, será “el barco de la confluencia” -como lo llamó Lucea ayer-, que deberá dirigir el futuro digital de todos los medios de la empresa pública.

Sí que adelantó que este portal se construirá alrededor de tres pilares que son rasgos que les diferencian del resto de oferta informativa en Internet: noticias, deportes y la información meteorlógica (que aunque no se lo crean, es uno de los hits en internet).

La respuesta está en tu interior


No recuerdo la película -quizá porque no fue una, sino un género entero- donde al final de las peripecias del pobre protagonista, de haberse pateado media tierra y de haberlas pasado canutas, aparecía una especie de druida barbudo que le recordaba al abatido héroe, que la solución que tanto buscaba no estaba oculta en algún indómito lugar, sino que, efectivamente, la respuesta estaba en su “interior”.

Ésta es de alguna manera la -desconcertante- respuesta que dio el profesor Piet Bakker ayer en Barcelona en la 2ªsesión de 10enComunicació que organiza la fundación Escacc.

Éramos unos pocos pero muy selectos, directivos en varios medios catalanes -ellos, yo no, obvio…-, ansiosos todos de lograr LA RESPUESTA sobre si integrar o desintegrar a cachitos las redacciones de sus medios y averiguar donde anda el dichoso elixir de la eterna juventud para un periodismo con una fuerte crisis de identidad.

Apuntaré algunas ideas de Bakker, más especializado en prensa:

  • La integración no debe ser tratada como “la religión verdadera”, ni la solución ideal para todos: precisamente lo que presentó el druida Bakker, fueron todo tipo de soluciones para todo tipo de medios. Desde redacciones que se integraron para luego separarse después, redacciones integradas, confluencias y cooperaciones entre medios, incluso unidades de negocio que han sido separadas, y una paga a la otra por publicar su contenido…
  • Desmontando mitos: la integración redaccional no ahorra costes .
  • Bakker recordó que no se puede transferir un modelo de negocio del papel al online: aunque la distribución sea más barata, ni los costes de aprendizaje, ni el de coordinación entre las redacciones, ni la competencia, son los mismos online.

  • Como decía, dejó la puerta abierta para mil y una diferentes situaciones empresariales. Bakker, puso en cuestión casi todo: al pago por suscripción (no con todo tipo de información funciona), al modelo publicitario (no hay beneficios suficientes) , a los medios parásitos (un modelo “muy poco sano” para el periodismo), al contenido generado por los usuarios (el UGC no es gratis, alguien tiene que revisarlo), la distribución por terceros (Amazón se quedará el 70% del beneficio), a los periodistas multiplataforma (al final no se sienten satisfechos por no poder hacer nada bien) , y hasta a tus usuarios (que no son los mismos que en tu medio “madre”, aunque también pueda cambiar con el tiempo) .
  • ¿Qué es un periodista multimedia? Esta fue otro tema discutido, ya que parecía no tener el mismo significado para el que hablaba y para los que escuchaban, y ni siquiera hubo quórum sobre si es bueno que un periodista pueda hacer una pieza para diferentes plataformas en el mismo día. Algunos profesores universitarios tambén querían saber qué debían transmitir a los chavales: ¿hay que saber de todo técnicamente?, ¿hay que ser bueno en todo?, ¿hay que especializarse en una sola plataforma?, ¿tienes que ser un periodista especializado en un tema y que atender a diferentes medios, o quizá otros profesionales lo hagan por tí?

“Lo que describe la situación actual es “pánico” -dijo Bakker-. El día que The Guardian dijo, online first (primero, el online), todos se plantearon hacer lo mismo. Ahora que Murdoch dice que hay que cobrar por el contenido, de nuevo todos se plantean lo mismo…”

¡Uff! -debieron pensar algunos, porque no había “la respuesta”, sino que más preguntas. Ahí está precisamente para druida Bakker, “el reto digital”.

Blogs y periodismo, el nuevo paradigma


Hace unos días leía en el imprescindible blog de Roy Greenslade, periodista madurito, una reflexión sobre los valores que los blogs pueden aportar al periodismo. Y me llama la atención encontrar algo del mismo desespero que tenemos todos a veces:

I’ll scream if I hear yet again that the blogosphere is a form of anarchy, a cacophony of self-centred and mischievous voices who are either talking to each other or talking to no-one at all”.

Greenslade explica en un post titulado, “Por qué los periodistas deberían aprender valores de la revolución de los blogs”, cómo los periodistas veteranos desconfían profundamente de esta herramienta, ya que según sus palabras “nos hemos pasado años dominando la conversación”.

Y no, no conversaban dice, sino que “sermoneaban”.

Hoy este paradigma de la información unidireccional se ha esfumado. El modelo se desmorona y la gente tiene la capacidad de cuestionar la información, producir la suya propia y crear un espacio para sus propios puntos de vista.

La verdadera integración, según Greenslade, no está en las redacciones, sino entre bloggers y ciudadanos.

Dice que entonces no debería haber distinción entre ellos. Pero que los periodistas, aun deseamos vernos como una “clase aparte”.

“Es la hora de abrir nuestras mentes a otros procesos. No hay un “nosotros” y un “ellos””.