Archivo de la etiqueta: facebook

Facebook alcanza los 18 millones de usuarios activos en España

irene cano de FacebookFacebook declara tener 18 millones de usuarios activos en España y 1.190 millones de usuarios activos en todo el mundo (septiembre 2013). Dado que siempre es difícil acceder a datos actualizados sobre usuarios en las redes, me ha parecido importante dejar constancia de algunos de los datos que Irene Cano, directora general de la red social en España, declaraba en una entrevista publicada el pasado domingo en el suplemento de Negocios de La Vanguardia.

De los 18 millones de usuarios españoles, 13 son usuarios activos diarios. 1 de cada 8 minutos que dedicamos a estar lo online, lo pasamos en Facebook, mientras que en el móvil (incluyendo Instagram) es 1 de cada 5 minutos.

Cano también desvela que cada persona, de media se conecta 14 veces al día a Facebook a través de móvil (pues me imagino que hay alguien que debe conectarse 27 veces al día…)

El negocio móvil de Facebook

La directora general de Facebook en España también afirma que el 41% de los ingresos de la red social ya provienen del móvil. Más de 800 millones de usuarios en móviles.

En España, Facebook cuenta con 12 millones de usuarios activos móviles, de los que 8 son diarios.

La BBC, la web más compartida en Twitter

 

Me ha interesado mucho un estudio sobre qué medios son los más compartidos por los británicos en Twitter y Facebook, ya que refleja la diferencia de audiencias entre ambas plataformas.

En Twitter, la BBC, y con diferencia, es quién recibe más RT y difunden sus enlaces, seguido del Guardian y ya en menor medida el Telegraph.

En Facebook, en cambio, el popular (y maestro de la noticia-click y el SEO) Daily Mail, es el preferido para compartir sus “sesudas” noticias. Le siguen la BBC y el Guardian.

Fuente: Journalism.co.uk – Study: Half of news articles shared on Twitter are BBC News stories

Recupero el post que escribí en su día:
5 diferencias entre Facebook y Twitter para el periodismo

Tommaso Debenedetti, mentiroso profesional

Una vez más un medio fue víctima de una cuenta fake en Twitter. Nada más y nada menos que  la cuenta de twitter The Guardian (@guardianworld) publicó la noticia sobre el rumor (!) que corría por Twitter sobre el fallecimiento de Almodovar.

Mientras estudiaba el origen del bulo, he vuelto a dar con el nombre de este pseudo-periodista. Tommaso Debenedetti es un mentiroso profesional. Recordaréis que hace unas semanas fue el mismo que suplantó la identidad de varios ministros recién nombrados.

Como no es la primera vez que sucede me picaba la curiosidad saber más sobre este personaje. No entiendo la fijación de Debenedetti por difundir mentiras y hacer picar a los medios.

¿Quién es Tommaso Debenedetti? Me he dedicado a buscar información sobre él: nacido en Roma (1969), casado, dos hijos, profesor (!) en un Instituto.

– Miguel Mora le entrevista en El País en 2010: “Me gusta ser el campeón italiano de la mentira”. Efectivamente, es un profesional. Se ha inventado literalmente decenas de entrevistas a escritores y gente de la cultura, que han sido publicadas en su mayoría en periódicos italianos pequeños. Justificaba su acción como un extraño acto de protesta contra los medios italianos:

 

“La información en este país está basada en la falsificación. Todo cuela mientras sea favorable a la línea editorial, mientras el que habla sea uno de los nuestros. Yo, simplemente, me presté a ese juego para poder publicar y lo jugué hasta el final para denunciar ese estado de cosas”.

 

Digo yo que para “denunciar” con un par ya hubiera tenido bastante… ¡y no con más de 60! (nótese que dice que le pagaban 20 0 30 euros por entrevista).

 

“Mi carrera en los diarios quizá ha terminado, pero mi trabajo no. Quizá escriba nuevas entrevistas con seudónimo en algún periódico de gran tirada. Y crearé una página web donde colgaré nuevos falsos.

Sus declaraciones en la entrevista tienen toques surrealistas

Creo que es un género nuevo y me gustaría publicar la colección en un libro. Por supuesto, con un prólogo de Roth, ya veremos si falso o verdadero.” (falsificó hasta 5 entrevistas con este escritor y fue quién destapó el pastel).

(En el New Yorker ya tienen una larga series de artículos sobre el “italian hoaxer” como le llaman…)

 

Las redes sociales, su nuevo campo de acción

Debenedetti suplantó en Facebook a Vargas Llosa en 2010 junto a la de otros escritores. También la lió gorda. Y decía después:

“Pido excusas a Vargas Llosa y a los amigos, y os invito a reflexionar sobre los riesgos que comporta este gran medio que es Internet y Facebook en particular. Todo el mundo, en Facebook, puede ser cualquiera y decir en su nombre cualquier cosa”

 

Es decir, que según Debenedetti ahora la culpa ya no es de los medios. Ahora es Internet y las redes sociales. Don Erre que erre. Parece que en 2011 y 2012 le tira más Twitter y los políticos.

En la primavera pasada volvió a sus orígenes, a los escritores, y le coló un gol al NYTimes: les envió un email de parte de Umberto Eco. Fue publicada en el Herald Tribune. Adjuntaba un móvil -dice él, que ya no sabes si creerle- al que nadie llamó para verificar.

Debenedetti es todo un personaje… (por no decir que está pirado, directamente). Su objetivo legítimo hace tiempo que lo perdió para convertirse en un loco de atar que anda suelto por Internet. Diría que ahora está obsesionado por meter goles a los medios de comunicación.

Toda esta historia tiene un aire de tragicomedia… ¿Puede algo parar a este mentirosos profesional? Me temo que seguirá dando guerra. Y más vale estar prevenidos.

Herramientas esenciales para coberturas online

Viejo periodismo, nuevas herramientas. Lo que pasaba anoche en Atenas, pero lo que ha pasado a diario en Estados Unidos o todo el año que llevabamos de Primavera Árabe. Las noticias están pasando y las personas que son protagonistas lo están contando. El tradicional reporterismo tiene ya una pata más online.

He recogido un par de herramientas básicas que nos ayudan a buscar fuentes relacionadas con un evento que está ocurriendo, monitorizar, verficar y republicar las informaciones.


1. Búsquedas en redes sociales:

Twitter Search Advanced: búsqueda avanzada de Twitter. Para buscar tweets antinguos, el propio Twitter recomienda Topsy.

Open Status Search en Facebook: permite hacer búsquedas entre las publicaciones públicas sin necesidad de tener cuenta en Facebook.

Hay muchas otras herramientas que tratan de monitorizar redes sociales de forma conjunta. Una de ellas es SocialMention.

2. Aplicaciones multicolumna:

Me refiero a aplicaciones como Hootsuite, Tweetdeck o Seesmic

Este tipo de aplicaciones son fundamentales para monitorizar palabras claves, seguir listas de testigos oculares o de otro tipo de fuentes informativas que vayamos creando sobre la marcha.


3. Imágenes en tiempo real en social media:

Pigfog.com

Skylin.es

Prefiero la primera. Las dos permiten monitorizar las imágenes que los usuarios están colgando en Twitter relacionadas con la palabra clave que pongas y acotar las imágenes a una área determinada. Fundamental para seguir imágenes de protestas, manifestaciones o cualquier evento que relacionado con testigos oculares.

4. Geolocalización de Tweets:

Son herramientas que deberían ayudar a verficar que los mensajes son enviados desde el lugar de los hechos, algo que no siempre es sencillo.

Las remezclas de servicios como Twitter y Google Maps son a veces una arma de doble filo: pueden ayudar o pueden contribuir al ruido. Los mapas que he encontrado no son suficientemente cómodos como para monitorizar continuamente los mensajes. Aún así tienen algunas opciones que nos pueden interesar, como acotar los mensajes a un radio determinado de kilómetros.

Trendsmap
Geochirp (vía Albertcuesta)


5. Herramientas para la publicación online en directo:

Muchos medios ya tienen sus propias páginas de liveblogging. Pero Coveritlive es ya un veterano y Scribblelive es una herramienta de pago que utilizan muchos medios como Reuters para su coberturas.

Menos sofisticado pero más sencillo son los widgets de Twitter, fácilmente se incrustan en cualquier página web.

 

(6. Traductor automático de Tweets: Es algo que aún no he encontrado pero como en casos de eventos como las revueltas árabes o las últimas protestas griegas, se hace más que necesario. La idea sería un app que utilizara twitter y google translate de manera automática todo el stream de mensajes que estés monitorizando (no uno puntual…). Si alguno conoce algo parecido…)

He dejado al margen Google Alerts porque no me parece que funcione demasiado bien y menos si estamos siguiendo algo minuto a minuto.

Si se os ocurre otras herramientas que utilizáis en vuestras investigaciones online, la lista está abierta… ¿ideas?

Por qué soy escéptica ante Google Plus

Estas semanas unos y otros comentamos qué pasa con Google Plus. Como base de la ambiciosa apuesta de Google la empresa contaba ya con un montón de perfiles de usuarios de Gmail, Greader, youtube… etc a los que invitar a Google+.

En seis meses ha alcanzado los 60 millones de usuarios y esperan para finales de 2012 alcanzar los 400 millones.

No dudo que Google+ pueda ser mejor herramienta que Facebook, más sencilla a la hora de controlar tu privacidad, más limpia, hasta más bonita… Pero apesar de todo eso soy algo escéptica y aquí van mis humildes motivos o, más bien, impresiones:

    Sigue leyendo

    5 diferencias entre Facebook y Twitter para el periodismo

    Los periodistas nos hemos acostumbrado a utilizar Facebook y Twitter en nuestro trabajo diario. Ambas redes hacen esfuerzos por atraer a los periodistas editando guías de uso y publicitando las buenas prácticas. Son las dos redes sociales más populares del momento. Pero desde el punto de vista del uso periodistico, ¿en qué se diferencian? ¿Para qué es mejor utilizar una y no la otra? Cito estas 5 diferencias:

    Sigue leyendo

    Internet cuenta con los periodistas

     

    Desde hace unos años no hacemos otra cosa que oír que el periodismo se hunde y que los periodistas seremos cada vez más innecesarios en un mundo que elimina a los intermediarios de un plumazo.

    Es posible, pero veo muchos servicios de Internet que no hacen más que ir detrás de los periodistas (por no utilizar otra expresión algo más vulgar… ) para que los utilicemos. No seremos tan irrelevantes, ¿no?

     

    1. Google News acaba de anunciar que destacará los perfiles de los autores de los artículos. Se da más protagonismo al periodista con nombre, foto y un perfil vinculado. Es un intento de dar valor y credibilidad a ese artículo, dice Google. Yo diría que es más fácil generar credibilidad o engagement a una persona que a según qué marcas…

    (Pero sí, hablamos de perfiles de periodistas en Google+, no en cualquier otra parte…)

     

    2. Twitter editó una guía específica para alentar su eso en medios y por parte de sus periodistas: Twitter Media. Hay varias versiones para televisión, redacciones o eventos en directo.

    3. Facebook contrató el pasado abril a Vadim Lavrusik, Community Manager del popular blog sobre Social Media Mashable (trabajó antes en el NYTimes) para que tratara de fomentar el uso de Facebook entre los periodistas. La red social también ha editado una guía para dar ideas y divulgar las buenas prácticas: Facebook+journalist.

    4. Tumblr hizo algo parecido pero antes que Facebook. La plataforma de miniblogs (difícil de definir con un par de palabras… escribí esto hace ya más de un año…) también contrató hace bastante tiempo al  periodista de la revista Newsweek que precisamente llevaba el Tumblr de la revista.

    Aquí podéis leer una reciente entrevista sobre este tema a Mark Coatney. (Personalmente me encanta esta plataforma y estoy publicando a diario).

    5. Tantos otros servicios en Beta dan invitaciones en función de a qué te dedicas. Servicios nuevos de “curation” como Scoop.it seguían esa política de repartir invitaciones si eras periodista…

    6. No olvidar que entre los bloggers más influyentes de muchos países suele haber periodistas…

     

    Con esto no quiero decir que los periodistas seamos los más importantes de Internet, que es obvio que NO lo somos.

    Pero es alentador pensar que todos esos servicios y herramientas de Internet necesitan contenido, y en eso, los periodistas, solíamos ser buenos, ¿no es cierto?

    Facebook, ese mass social media

    • Mientras el 51% de los mayores de 12 años de los norteamericanos es usuario de Facebook, solo un 8% lo es de Twitter* (eso si, alrededor de un 90% les suena de algo…).
    • Los servicios basados en geolocalización son bastante menos populares: un 4% de usuarios (a un 30% conocen de su existencia).
    • Son usos cada vez más alentados por los teléfonos móviles.
    • Uno de cada cuatro sigue a marcas: el 80% lo hace a través de Facebook.
    • La penetreación de Internet supera el 80% de los norteamericanos. ( En España está alrededor del 50% de la población).

    Datos más que curiosos para saber que Facebook (600 millones de usuarios) se parece cada vez más al listín telefónico, aquel tomo de hojas blancas que editaba Telefónica. ¿Lo recuerdan?(para contestar a esta pregunta hay que tener al menos alguna que otra cana…). Si necesitabas contactar con alguien, tenía que estar allí…

    Facebook se ha convertido verdaderamente en la red más masiva y con la que la televisión va a empezar a compartir características. Los mass media no mueren con Internet, reviven con él a pesar de la larga cola.

    (*) El Pew Internet habla de un 13% de usuarios de twitter entre los internautas norteamericanos.

    Páginas de Facebook para periodistas


    El nombre de Vadim Lavrusik quizá no os suene, pero es un viejo conocido de los Social Media. Hasta hace poco era el estratega de SM de Mashable y antes andaba por el NYTimes. Desde hace pocas semanas anda por una nueva tierra llamada Facebook con el objetivo de ayudar a los periodistas a entender mejor esta herramienta. Facebook ya tiene una página informativa para medios, Facebook+Media, y otra para periodistas, Facebook Journalist.

    Lavrusik acaba de publicar un artículo en el Nieman Lab que me ha parecido valioso en cuanto a abrir posibilidades de los medios y sus periodistas en Facebook gracias a sus Pages.

    Ahora anima a los periodistas a utilizar sus páginas. Ventajas de las páginas frente a los perfiles personales: pueden superar el límite de 5.000 amigos y permite separar su actividad personal de su perfil de su actividad profesional que puede darse en una página

    ¿Para qué puede servir las páginas de Facebook?

    1. Distribución de contenidos. Es la opción más conocida. Pero si el periodista tiene una página, puede ofrecer sus contenidos más allá de su círculo privado de amigos y abrirse a sus lectores. (Aunque puede de que no guste siempre al medio).

    2. Social storytelling. Permite al periodista publicar información sin que tenga que ser siempre enlaces al medios, quizá pequeños comentarios o informaciones. Cita ejemplo de un corresponsal del NYTimes, Nicholas D. Kristof, mientras estaba en Barhain. (vendría a ser lo que puede hacer un periodista en Twitter pero con más público potencial).

    3. Profesional frente a personal. Como decía, permite superar las barreras de “mis propios amigos” y conectar con tus “lectores”, sin perder tu espacio privado en tu perfil. (Me parece interesante como opción, sobre todo si se es un periodistas muy popular).

    4. Construye tu marca periodística. Cada vez más relevante la figura del periodista individual que trasciende al medio (hemos hablado en este blog muchas veces). Dice que es el paso “del logo al rostro”.

    5. Escaparate multimedia. Se pueden mostrar fotos y videos paralelos a formación de la noticia, mostrar caras desconocidas, el Backstage. Puede también ser un canal improvisado cuando nuestra web o servicio falle.

    6. Breaking News. Facebook distingue entre Últimas noticias -el algoritmo de relevancia de FB llamado Edgerank– y Más recientes -tiempo real-. Lo segundo permite a un medio o periodista poder informar sobre algo que está cambiando continuamente y que necesita ser comunicado (parecido a Twitter).

    7. Contenido surgido de la comunidad. Los periodistas empiezan a contar con su “comunidad” de intereses y demás lectores para apoyarse en ellos para cubrir el proceso informativo. Preguntar, pedir ayuda, verificar, pequeñas encuestas, opinión… (Lentamente, pero empieza a extenderse).
    8. Dinamizar una comunidad activa. Ya no es necesario estar logeado con un perfil para crear una página. Esto permite interactuar, recibir notificaciones cuando hay nuevos seguidores y contestar los comentarios de las propias noticias.

    9. “Curating” el flujo de noticias. Gracias a que una página de un periodista le puede “gustar” otra, permite ir creando un stream de fuentes seleccionadas. Es decir, si un periodista que cubre política se hace una página con su nombre, como página que es podría hacer la acción de “gustar” otra, y por tanto suscribirse al flujo de noticias de un partido o institución. Dice además que eso permite “seguir” a una fuente sin tener que comprometerte públicamente diciendo que te “gusta” esa fuente, ya que se trata de una página profesional. ( Los anglosajones son muy escrupulosos con estos temas, pero no veo la gran diferencia…)

    10. Móvil. A través de las versiones móviles y las aplicaciones, la página puede ser actualizada desde tu móvil en cualquier momento.

    11. Una experiencia más rica a través de las aplicaciones. Parece ser que las aplicaciones de Facebook permiten cierta personalización de las páginas.

    12. Información estadística de los lectores. Probablemente lo mejor: las páginas te proporcionan estadísticas del uso de tu página pero también del perfil sociodemográfico de tus lectores, cosa que nos interesa y mucho si queremos saber a qué público nos estamos dirigiendo en esta red.

    Efectivamente podemos hacerlo. Pero vayamos a la práctica. ¿Puede ser valioso para un medio esta presencia? Es una cuestión que está sobre la mesa de muchos medios y para la que no hay respuestas únicas. Podemos hablar de ello en otro post.

    Os dejo con la presetación que Lavrusik mostrará esta noche en la Universidad de Columbia.

    ¿El flujo social ha ganado la batalla al Rss?

    [DISCLAIMER martes 9 de noviembre: Este post fue incialmente publicado y despublicado en segundos la noche del domingo 7 para que solo fuera visible en lectores RSS tipo Google Reader. Trataba de ver qué visibilidad puede obtener un contenido mediante la difusión RSS frente al que puedan tener cuando se difunden vía redes sociales como Twitter o Facebook. Solo una persona me comentó el tema pensando que era un error de Blogger. ¿Científico? Pues no mucho, pero quería probarlo…]

    (Como experimento, los que usáis RSS seréis los primeros en leer este post)

    Ciertamente durante este último año ha habido un par de cosas que me han hecho reflexionar sobre cómo ha evolucionado la blogosfera y toda la cosa 2.0 en los últimos años.

    ¿Acaso el flujo social ha ganado la batalla al Rss?

    La conversación se ha dispersado y fragmentado.

    Si la tiranía antes era la del último post -que eclipsaba al post anterior, quizá muchísimo mejor- ahora la nueva tiranía es el tiempo real y el flujo social.

    El RSS se ve las caras con el flujo social ¿quién gana?

    Los comentarios, la conversación dejaron de estar (o al menos exclusivamente) al pie del post. Estan en Twitter. En Facebook. Donde quieran que estén… (en el caso de este blog, la percepción que tengo es que el número de comentarios ha descendido considerablemente en favor de Twitter).

    Si no twiteas, no estás. Si no asomas la patita en el flujo social, es como si no existieras. Si no estás “ahora”, nadie te ve. ¿Hace cinco horas? Eso es ya mucho tiempo, nadie ya te ve en su timeline.

    Antes pensaba que era netiqueta no twitear más que una vez tu post. La visibilidad de tus contenidos es menor si lo haces así.

    Las horas en que lanzas un contenido son también relevantes. Distintos públicos en cada red, diferentes usos de la red, diferentes también intereses. La estrategia en la distribución es cada vez más necesaria. Ni que decir cuando hablamos de un medio de comunicación.

    De hecho, en los últimos meses no he twitteado muchos post de este blog para ver qué efecto tenían en su difusión. Aunque no es muy científico, si que creo que ha influido en su visibilidad el no estar en el timeline social.

    Me planteaba los últimos meses si es cierto que el RSS ha perdido su lugar hegemónico. Aún sirve, pero ya no es el protagonista. Tengo la sensación de que lo social le ha ganado la partida.

    Paid Content hablaba de ese “abandono” del Rss en favor de las redes sociales y el tiempo real citando datos de Hitwise (The Death Of The Rss). Según datos de la consultora, Google Reader pierde un 27 % de las visitas cada año. No en vano, vemos como el Reader de Google hace gestos de acercarse a la experiencia social.

    Aprovechando que Paul Bradshaw estaba aquí en Barcelona, le pregunté qué pensaba él. Pero me dijo que no, que lo social no podría con la flexibilidad y eficiencia que permite la tecnología RSS.

    Últimamente había abandonado un poco mis lectores: quizá me he centrado demasiado en el flujo social y en el tiempo real informativo que me da Twitter a través de las listas segmentadas que he creado.
    Pero me he dado cuenta que el flujo social me hace a veces perder el tiempo, ser menos eficiente. No siempre lo que me devuelve me interesa o crea la mejor situación para pararme a leer algo.

    (He aprendido que lo que no se lee AHORA, no se lee NUNCA. Ya no me engaño a mi misma pensado que lo leeré luego…).

    Tampoco puedo ignorar que no soy un lector medio, sino avanzado, así que no sé si éstas pautas de comportamiento pueden ser aplicadas a cualquier usuario de un medio online.

    Conclusiones (si las hay):

    Esto evoluciona, está vivo. Realmente no sé como puede evolucionar esto.

    Mi experiencia me lleva a usos híbridos que unen el Rss, el flujo social y el tiempo real.
    Para la “información” me guío por el flujo social especializado, el GReader me permite controlar a las fuentes de información más imprescindibles para mis temáticas.

    Por último, Netvibes me permite monitorizar los blogs, que en general contienen más reflexión y conocimiento. Es por tanto, ésta última, una lectura más pausada. Cuando entro allí me alegro que nada se mueva y que yo pueda tener claro qué estoy mirando. Es una lectura más eficiente. También diré que entro en ellos a diferentes horas del día y con diferentes actitudes.

    Para Steve Gillmor:

    being locked in an RSS reader makes less and less sense to people as Twitter and Facebook dominate real-time information flow. Today RSS is the enabling technology the infrastructure, the delivery system. RSS is a means to an end, not a consumer experience in and of itself.

    Quizá ahí esté la clave. El Rss por tanto no parece que vaya a morir, sino que se convierte en una plataforma para otras cosas, y lo social puede que sea esa experiencia de consumo.

    ¿Qué pensáis?