Archivo de la etiqueta: Diego Areso

De vocales cool y nuevos periódicos


¿No lo saben? Hoy nos nació un nuevo diario de manos del Independent británico, con el original nombre de I. ¿I?
Sí, ¿”y” a mi qué? me preguntarán.

No me digan que no es un nombre ‘salao‘ para un periódico. Está por todas partes. Según cuentan en la BBC, llamarse “I” es lo más de lo más, lo más cool y trendy. Pero vaya… claro, ya hay otro periódico que se llama I, el portugués, nacido hace poco más de un año.

Pero poco tienen que ver más que son jóvenes y visuales.

I de Independent tiene 58 páginas y cuesta 20p –baratico, casi gratis, lo que llaman un semigratuito-. Aún no sabemos si a Diego le gusto o no. A mi adorado Roy Greenslade parece que poco: it is pop paper with serious or, at least, semi-serious content“.

Aquí una bonita galería de fotos del susodicho cortesía del Guardian (¿Se imaginan a El País mostrando imágenes de un nuevo producto de El Mundo o viceversa?)

Pero todo esto viene sobre todo porque Simon Kelner se las prometía de supermega innovador, el Ferran Adrià de los periódicos. Era un poco confuso porque hablaban de una versión concentrada del Independent, un diario de calidad y moderno, dirigiéndose a esas audiencias que son jóvenes, van en transporte público y rara vez han comprado un diario.

El resultado es muy Casas, dice Diego, pero basura según JAG. Yo me lo temía que I poco tenía que ver con el diari Ara, el nuevo de la clase.

Tan nuevo que aún falta un mes para que vea la luz y andamos todos los freakis del barrio con las palomitas esperando que aparezca en el kiosco.

Ya circulaban algunas imágenes de Ara: verticalidad. Hoy ya muestran las oficiales. Vean que la cosa ya no va de “hoy” pero de “ahora”…
Pero nada, la semana que viene tenemos sarao de presentaciónde Ara, el 4 de noviembre, en el Palau de la Música Catalana. No se preocupen Lola como mola estará allí para contárselo. El sarao promete.

¿Quién dijo que los peródicos estaban muertos? Por lo menos, los que los hacen, está claro que no lo están.

Zeta se cabrea


Perdón por el titular mal sonante (que no lo lea mi madre…). Pero eso es lo que ha pasado. A mediodía leía un tuit de Diego Areso, periodista y diseñador, blogger responsable de Quintatinta (sobre diseño de periódicos y revistas) en el que decía que el Grupo Zeta le había requerido retirar las imágenes de páginas de las revistas Cuore (mítica ya por sus Arghh!) y Interviú (también mítica, pero por otras cosas…).

Así lo explica en su blog: Mis tontos problemas legales con las páginas de Grupo Zeta, y por qué las he tenido que retirar del blog

Al parecer el Grupo Zeta ha contratado a unos abogados para defender su propiedad intelectual en Internet. Hasta aquí, todo bien. Están en su derecho. ¡Pero es que las própias imágenes han sido facilitadas por las revistas!

“Al día siguiente recibí la llamada de un amable señor de parte de la Asesoría que me explicó que habían sido contratados por Grupo Zeta para eliminar de la red a todos aquellos que se dediquen a distribuir gratuitamente (el mundo Megaupload, y así) copias de las revistas Cuore e Interviú. También cualquier página (incluso las pequeñas capturas, como es mi caso) albergada en servidores ajenos a Grupo Zeta.”

(…)

Le re-envié un mail del propio director de Cuore en el que me autorizaba a publicar sus páginas. Y le conté lo paradójico que resultaba que me pidiera la retirada de todo ese material minutos después de que hubiera subido al blog un post sobre Interviú con páginas enviadas directamente por su responsable de diseño.

Por lo visto a Zeta les molesta que se publiquen páginas de sus publicaciones.

Una cosa es distribuir el pdf entero de una revista, pero… ¿comentar una página con una voluntad técnica (¡es un blog de diseño!)?.

Pero ojo, la cosa no ha terminado ahí. Le ha sido negado su acceso a su blog:

“Pues no. Hoy me he encontrado con que el servidor que aloja el blog, Hostony, me había bloqueado la cuenta y todos mis dominios. No sólo Quintatinta, también mi página personal. Todo. Les he pedido explicaciones (siempre tengo problemas técnicos, como bien sabéis) y me han aclarado a) que la suspensión tenía su origen en un “abuso” por mi parte y b) que habían recibido un requerimiento de unos abogados españoles (sor-pre-sa) por un infringimiento del derecho de la propiedad intelectual.

En fin, supongo que estamos todos flipando en colores…

Estaba pensando la de veces que he publicado aquí portadas e imágenes de revistas y periódicos… ¿también vendrán a por mi?

En fin, desde aquí todo nuestro apoyo a Diego y esperando que la cosa no tome tintes más surrealistas, que mira que es difícil ya…

Echarle un vistazo al post de Diego para tener todos los detalles de la historia.