Archivo de la etiqueta: Chris Moran

Somos editores, no algoritmos

La semana pasada publiqué un post sobre analítica editorial. Un interesantísimo informe del Reuters Institute sobre cómo los medios están integrando y utilizando la analítica para mejorar la distribución de sus contenidos y el conocimiento de las audiencias. Cada caso estudiado respondía a medios con objetivos editoriales y de negocio diferentes.

Sin embargo al publicarlo me invadió un tremendo sentimiento de culpa. Me había limitado a explicar las conclusiones del informe sin añadir ningún comentario crítico sobre el uso que están haciendo de la analítica los medios. Porque no hay que irse muy lejos para saber qué está pasando en los medios.

Me gusta la analítica, me interesa, intento aprender tanto como puedo. Pero, a la vez, siento -y sé-, que puede ser utilizada de manera maquiavélica por parte de los medios en esta loca carrera del clic donde la gran mayoría de medios están perdiendo todos los papeles.

La mierda vende: pues hagamos mierda.  Pero el círculo vicioso no resulta nunca tan obvio al principio, sino que pieza a pieza, con un tema serio  pero que tiene un toque más amarillo o popular, o por la casualidad de encontrar un tema que interesa, los medios van bajando la guardia sobre lo que escriben.

Empiezas con un tema pensado de antemano para ser viral y acabas con toda una sección viral con más redactores que la de economía (exagero, lo sé). Pero a lo que me refiero es que el cambio nunca es de un día para otro.

Si piensas que lo que interesa a nuestros lectores es solamente las cosas que son las más leídas, los primeros 30 artículos, es que no has entendido nada: ni a los lectores, ni para qué sirve la analítica.

Pero lo cierto es que la tentación está allí y si te guías solamente por lo más leído puedes acabar creando una especie de Frankstein muy lejos de lo que se supone tu cabecera, tu marca, en definitiva, tu ADN periodístico fue un día en el pasado.

Romper el círculo

Mientras me flagelaba por no haber añadido ningún comentario crítico al post del tipo Consume la analítica con responsabilidad”, como quien se lo dice a un adolescente que empieza a pillar sus primeras cogorzas, fue reconfortante encontrar el comentario del jefe de analítica de The Guardian, Chris Moran.

En Reino Unido varios periodistas comentaban que las noticias sobre el atentado de Lahore, aunque estaban entre las más vistas, no habían sido “la noticia” de aquel día, una atención desproporcionada si pensamos con la que recibió unos días antes el atentado en el aeropuerto de Bruselas.

Moran niega la ecuación aparente: la gente lee mierda, los datos lo confirman, les damos más mierda, y hay que aceptar la estupidez humana.  Moran da un argumento que yo misma suelo decir: el círculo no es la realidad, sobre todo porque ese argumento ignora nuestra propia responsabidad sobre qué escribimos.

Cuando vemos los top 10 de los medios y vemos que se cuelan, no ya temas políticos polémicos, sino simples freaknoticias como yo las llamo, siempre pienso que la culpa no es de la gente que lo lee, sino que alguien debería pedir cuentas al medio por cubrir ( ¡qué digo cubrir?! digo copypastear) cosas que SABEN que van a mandarles muchas visitas, petándolo especialmente en Facebook, ese amienemigo con el que debemos convivir aunque nos pese.

Y superemos la métrica del clic: ¿sigue siendo el clic sinónimo de éxito? ¿Lo es cumplir con nuestra función? El informe apuntaba esa problemática sobre definiciones y métricas.

Pero aunque ni siquiera fuera un tema de visitas o tiempo en página, ¿debería un medio no cubrir algo no porque no sea relevante para su comunidad, sino porque no dará visitas?

Los medios que quieran seguir llamándose de información (more to follow en un siguiente post), deberán posicionarse muy claramente sobre qué quieren ser y qué tipo de lectores quieren tener (además de no suponer que son un atajo de cabezas huecas).

Chris Moran lo tiene claro (y es el jefe de Analítica): No dejes que los datos te lleven a donde no quieres ir, no cubras aquello que no quieres cubrir. Y sobre todo:

Somos editores, no algoritmos.

Leed a Moran. Por lo menos a mi me reconcilia de nuevo con el periodismo y la analítica editorial.