Storify: lo mejor está en su interior

Storify ha conseguido meterse en el escritorio de la mayoría de periodistas de medios digitales. Las redacciones han acogido de buen grado esta herramienta que permite integrar en las historias el “relato social”, cada vez más importante desde que los usuarios son consciente del poder que guardan en sus bolsillos. No en vano Storify fue fundado por un periodista de la agencia AP, Burt Herman, en septiembre de 2010 y el proyecto fue reconocido en 2011 con el premio Knight-Batten a la innovación periodística.

Pero si esta utilidad ha sido revolucionaria, personalmente creo que su mayor valor está en su escritorio, ya que, más allá de publicar contenido para narrar lo sucedido con elementos “sociales”, es decir, aportaciones de los testigos o usuarios, su escritorio de trabajo puede ser utilizado por los periodistas de otras formas.

Así que independientemente de que no publiquéis contenido en Storify, os invito a darle una segunda oportunidad para darle otros usos a la herramienta.


La clave está en su escritorio

El escritorio de Storify está formado por dos bloques:

1. A la izquierda, hay una especie de bloc de notas donde depositar los elementos que nos interesan. Allí pueden ser ordenados como queramos, añadir textos con nuestros comentarios u observaciones que queramos recordar, o contexto a la historia, si finalmente decicidimos publicarlo.

2. A la derecha, el cuadro de mando para hacer todo tipo de búsquedas en redes sociales.

Cuando encuentras un elemento relevante en las búsquedas de la derecha, solo tienes que arrastrar el elemento a la derecha. Podrías guardar el borrador y retomarlo cuando quieras.

El segundo bloque es el de las búsquedas. Claro que existen otros buscadores que buscan en diferentes redes -por ejemplo topsy- pero ninguna de ellas nos permite guardar los elementos que nos parecen importantes salvar.

Cada vez que iniciamos una historia en Storify, no hay obligación en publicar nada. Es una forma de “salvar” aquella información (aquí en forma de elementos sociales) que para el periodista es importante guardar. No hay obligación de publicar nada, tan solo los utilizamos como anotaciones personales.

1. Storify como buscador “social” en diferentes redes sociales

El buscador de Storify nos permite hacer búsquedas delimitadas a distintas redes sociales: Twitter, Facebook, Youtube, Tumblr, Google, Instagram. Las más relevantes para los periodistas y las que mejor funcionan son las de Twitter.

Como decía, hay otros buscadores, pero ninguno nos permite filtrar por red social y sobre todo, guardar aquellos elementos que creemos relevantes.

La búsqueda de Facebook nos facilita obtener resultados directamente de las publicaciones públicas (lo único que podemos monitorizar por limitaciones de la privacidad de los usuarios). En Youtube hay que optar por la opción “últimos videos” para asegurarnos encontrar videos recientes.

Una opción que se suele obviar es la búsqueda en el propio Storify (primera pestaña del buscador). A medida que se populariza Storify, el contenido “noticioso” recolectado por otros, también puede aportarnos información.

 

2. Storify como bloc de notas en los seguimientos en tiempo real

Storify nos presenta los filtros de búsqueda más ricos y precisos para Twitter que son una verdadera joya para los periodistas. El término de búsqueda puede ser delimitado a ciudades (¿algo que sucede en mi ciudad o en una área geográfica determinada?), tipos de contenidos (¿buscamos declaraciones o fotos?),  tweets con o sin links (¿buscamos info , una declaracación o buscamos contenidos como fotos o noticias?), acceder a los mensajes de un usuario o al de su timeline (¿qué está viendo fulanito? ¿a quién sigue? ¿qué guarda en sus favoritos?). Como véis, uno puede darle mil vueltas sobre cómo sacarle partido a estos filtros cuando andamos rastreando las redes.

Supongamos que estamos viendo cómo se están sucediendo los hechos de una protesta ciudadana en las calles de la ciudad o las reacciones de la gente en twitter mientras sucede algo en televisión. Podemos estar buscando testigos oculares de algo que ha ocurrido, seguir gente especialmente importante respecto a un tema, o buscando los tweets que contengan información clave para aquello que estamos investigando o cubriendo.

Una vez encontramos algo que nos parezca que vale la pena guardar, lo arrastramos de nuevo a la izquierda. Disponemos así también de la url exacta de ese tweet al que enlazar en la información que vayamos a hacer a posteriori. No hace falta publicar el resultado en Storify, es tan solo un lugar donde apuntar nuestros descubrimientos y datos.

Storify de esta forma se convierte en nuestro bloc de notas virtual sobre elementos de contenido generado por los usuarios de redes.

3. Storify como herramienta de verificación

Yo lo utilizo además como herramienta de verificación.  Cuando arrastras un elemento de twitter a la derecha te indica la fecha y hora exacta. Me permite investigar y seguir historias para saber quién “tuiteó primero” una información, así como ordenar correctamente los elementos para tratar de entender “qué pasó” o cómo se difundió una informació.

A posteriori, no tengo por qué compartir el resultado, sino tan solo guardar para el “borrador” de la historia. En algunos casos sí que lo hice público, como en el caso de #prayforportugal.
Si buscamos contenido más antiguo de una semana (para ir a mensajes más antiguos uno puede estar dándole al “See more” eternamente), la búsqueda avanzada de Topsy es una opción. Una vez encontrado, puedes optar por lo que llamo yo “atajos”: una vez que sabes el origen, haces la búsqueda en storify entre los mensajes del usuario por ejemplo, para encontrar y arrastrar al otro lado el tweet (y por tanto la url del tweet que te interesa).

Tampoco hay que olvidar la aplicación para iPad, que nos puede interesar para una edición rápida o seguimiento “on the road” a través de nuestra tableta.

Storify es una de las herramientas que más recomiendo para periodistas precisamente por esto usos “interiores” y no solo para publicar historias con elementos sociales.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

3 pensamientos sobre “Storify: lo mejor está en su interior”

  1. Hola Silvia,

    Muchas gracias, muy útil tu entrada. La citaré en mis cursos.

    Solo un comentario poco importante: creo que en el primer párrafo hay una errata y que el bloc está a la izquierda y las fuentes de información a la derecha, ¿no?

    Un saludo

  2. Silvia, jo el faig servir molt per a guardar converses a twitter, ja siguin meves o d’altres. Sinó s’acaben perdent ne l’espai temps.

Responder a Sandro Maccarrone Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *