8 rutinas de monitorización para cualquier periodista

En la formación que ofrezco a redacciones suelo explicar varias rutinas de monitorización que creo que cualquier periodista, sin importar el soporte para el que trabaje, debería hoy adoptar. Tan habitual como mirar el email o ver qué ha hecho la competencia, deberíamos todos tener unas mínimas rutinas de monitorización. En otras palabras: para qué os sirven estos malditos chismes de twitter y alrededores. Voy de lo más básico a rutinas y herramientas más avanzadas (vaya, de las más normales a las más frikis y mira que me pongo freno…).

1. Crea una alerta vía email con tu nombre:

Es la más básica y necesaria. Saber si alguien te cita en Internet, si alguien se acuerda de tu madre o si tu artículo les pareció una basura o bien creen que eres un Vargas Llosa desaprovechado. Son populares las Alertas de Google, pero mi teoría es que andan algo rotas. Prefiero Talk Alerts, los resultados mucho más ricos. Son aplicaciones web calcadas.


2. Crea una alerta con temas a los que sigues:

Con las mismas herramientas, plantéate crear alertas para temas que sigues habitualmente. Piensa en las palabras claves de tu área informativa, nombres de empresas, personas o instituciones. Cada vez que algo se publique sobre el tema en Internet, serás de los primeros en saberlo.

Contempla la posibilidad de monitorizar palabras por un tiempo, mientras preparas un tema o es algo está de actualidad.

Las alertas son fáciles de crear -en apenas unos pocos segundos-, así como de eliminar o modificar la frecuencia de recepción vía email


3. Crea una lista en twitter con tus fuentes de información de tu área informativa:

Las listas en twitter sirven para acabar con el ruido informativo y centrarnos en la información verdaderamente relevante. Son por tanto fundamentales para la gestión de twitter de cualquier periodista.

  • ¿De qué hacer listas? ¿A quién debo incluir en mis listas? Está claro: a fuentes de información.

Piensa en primer lugar en secciones de medios de comunicación o medios especializados (no olvides los internacionales) sobre tu área informativa.

En segundo lugar: personas relevantes del sector o área informativa (en política, los miembros de los partidos, en economía, políticos y empresarios…etc). Incluiremos a fuentes de información tanto oficiales como no oficiales (cuentas corporativas en twitter u oficiosas).

Y finalmente, aconsejo monitorizar a periodistas que cubren la misma área, siempre pueden aportarte ideas o simplimente te ayudan a comprobar que no se te ha pasado nada.

 

4.  Personaliza tu Tweetdeck o en hoosuite:

Redacciones de todo el mundo utilizan a diario este tipo de aplicaciones -que yo llamo multicolumna como Tweetdeck o Hootsuite-, no solo para gestionar las redes, sino como verdaderas armas de monitorización periodística. He comprobado como redactores de muchísimos medios tienen permanentemente abierta una aplicación de este tipo en sus pantallas. Permiten personalizar el dashboard añadiendo columnas con diferentes funciones según nuestras necesidades. El objetivo es tener a la vista la información más relevante y al segundo.

Crea columnas sobre:

  1. Tus menciones
  2. Mensajes directos recibidos (imperdonable que te enteres dos días después que alguien te envió un DM, podría ser ya demasiado tarde…)
  3. Una columna donde se actualice la lista que creaste en Twitter con tus fuentes de información de tu sector que creaste  previamente  (ver punto 3).
  4. Otra columna con una búsqueda permanente con una palabra clave (o combinación de ellas) de tu sector.
  5. Crea columnas en estos programas según la actualidad. Puedes crear y borrar columnas de búsquedas en cualquier momento. Si la noticia de la semana era la doctrina Parrot podríamos haber creado una columna con una búsqueda permanente, o con la del nombre de un personaje que haya sido noticia.

 

5. Lector de fuentes RSS

Siempre digo que los RSS son una cosa poco sexy, poco mainstream, pero fundamental para cualquier ninja de la monitorización de información. Los muy capxxxx de Google se cargaron Google Reader (No olvidamos…), así que todo el mundo tuvo que buscarse alternativas: yo ahora uso Feedly, pero hay muchas más.

6. Crea búsquedas de palabras que puedan darte una ventaja:

– combinar palabras como “explosión” o “accidente” junto a otra palabra clave de carácter geográfico, puede hacer que seamos los primeros en percibir una alerta de algo que haya sucedido. Sí, es muy de frikis, pero puede funcionar.


7. Seguir a personas sin que perciban que les estamos monitorizando:

A menudo los periodistas siguen a fuentes que conocen pero que no quieren que sepan que les están siguiendo. Por eso las listas en Twitter permiten seguir a alguien sin necesidad de tener que hacerle un follow. Os parecerá obvio, pero de verdad que muchos periodistas ignoran este punto.

Simplemente hay que crear una lista privada e ir añadiendo usuarios a esta lista privada sin necesidad de hacerles un follow. Tampoco serán notificados que han sido incluidos en una lista.

Por ejemplo, tengo una lista privada dedicada a seguir a directivos de medios -no los archiconocidos, pero otros que en algún momento pueden darte una pista sobre una información. Y algunos quizá no quiero que sepan que les tengo un ojo siempre encima…

Otro ejemplo de uso: recuerdo que Nacho Escolar explicó en una ocasión cómo en un congreso del PSOE hizo una lista de los miembros menos conocidos del partido que sí que estaban en el congreso twiteando en directo, y de esa forma pudo obtener informaciones interesantes, ya que la mayoría de ellos no se sentían observados ni monitorizados en twitter. Otro buen ejemplo de uso de las listas y de esta opción de seguir “en privado”.

8. Para una monitorización más intensiva (y con un punto freak)

¡Mis favoritas! Bioischanged te notifica cuando alguien ha cambiado la biografía (os sorprendería con la frecuencia que la gente cambia puntos y comas de sus Bios…).  Y sin embargo, puede darte buenas pistas sobre cambios laborales de fuentes de información.

ChangeDetection: te avisa cuando una página ha experimentado cambios. Tiene cierto margen de personalización sobre qué tipo de cambios te interesan y con qué regularidad quieres recibir las notifiaciones.

Y a partir de aquí hay muchísimas herramientas de monitorización pero que ya no son exactamente “rutinas” diarias. Lo dejaremos para otro post.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

4 pensamientos sobre “8 rutinas de monitorización para cualquier periodista”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *