Peligro: noticias sobre estudios y encuestas

Hay una costumbre muy extendida en Internet que consiste en hacer noticias o posts a raíz de un estudio o encuesta. Algunos acaban siendo en realidad la noticia de la noticia de una noticia de un sitio web en inglés.

Tanto publican que los usuarios del navegador Explorer son más tontos, (encontré más de 80 publicaciones de la noticia en Google News), como que aquel estudio estaba manipulado y por supuesto los usuarios Explorer son tan tontos como el resto de la humanidad (no vaya a ser que tengan la exclusiva…). ¡Hasta la BBC metió la gamba!

Ni que decir de aquél estudio mítico que afirmaba que Bush era el presidente de Estados Unidos con el coeficiente intelectual más bajo. También fue un fake.

Con mucha frecuencia me encuentro noticias que hablan de estudios de dudosa credibilidad, sin citar fuentes, o citando una fuente que no conoce nadie, remitiendo a una fuente que no enlazan o a un estudio que el periodista no se ha molestado ni en mirar… Encuestas que se han realizado sobre un universo tan pequeño que resulta difícil dar por buenas sus conclusiones.

Parece que el vacío informativo del verano favorece la proliferación de este tipo estudios. Pero ya no solo hablo de que no sean ciertos, sino de aquellos que de serlo, merecen ser noticia. Muchas marcas los diseñan a su medida.

Así que, pensemos antes de lanzarnos a difundir cualquier estudio o encuesta.

Un par de consejos de perogrullo para periodistas antes de lanzarnos a la propagación de la bola de nieve:

1. De quién es el estudio. Cuando llegue a tus manos un link o email sobre un estudio, y aunque sea una noticia de agencia de noticias (ejem), mira bien quién lo ha elaborado. ¿Es una fuente reputada? ¿Qué interés tiene en el tema la fuente?

¿No la conoces? Dedícale unos minutos a mirar su sitio web. ¿Es fiable? ¿Cuánta gente habla de esa fuente? Busca quién registró el dominio, busca teléfonos de contacto, dirección física de dicha empresa… llama si es necesario.

2. Busca el estudio del que se habla. No me vale con que te lo pasen resumido, mucho menos cuando ha sido traducido del inglés. Comprueba si está online, descárgalo y leélo. Corrobora que las conclusiones que se han difundido son correctas y fieles a los datos que aporta el estudio. ¿Destacarías otros datos?

¿Es reciente? Comprueba también la fecha de publicación y de cuándo se realizó la encuesta.

3. Universo del estudio. ¿A cuánta gente han entrevistado? ¿20 usuarios de Ipad? ¿2.000? ¿20.000? Los resultados no serán los mismos ni tendrán la misma credibilidad.

4. Por último, ¿ES NOTICIA? No es cuestión de que sea gracioso o llamativo. ¿De verdad ES una NOTICIA?

 

Extra bonus:

  • Los bulos más famosos, ordenados por temas. Para estar al día en lo último en bulos Snopes.com

 

 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

5 pensamientos sobre “Peligro: noticias sobre estudios y encuestas”

  1. Sobre el asunto a principios de año:

    El CIS (Centro de Investigaciones Sociológicas) español decía la pasada semana:

    …Si bien un 72,4% de los ciudadanos que tienen trabajo ven poco o nada probable quedarse sin empleo durante los próximos siete meses.

    Hoy, según un estudio elaborado por ICEA para la Fundación Mapfre:

    Dos de cada tres españoles están preocupados por perder su empleo.

    En las últimas seis semanas hay para todos los gustos, 4 de cada 10, 1 de cada 5…

    Conclusión: Al menos 8 de cada 10 organizaciones dedicadas a las encuestas deberían dedicarse a la venta de almendras garrapiñadas.

    1. Buenísimo!! 😉 por cosas como estas es por lo que me pregunto qué credibilidad dar… Realmente no podemos creernos cualquier cosa solo porque sea un “estudio”.

  2. Gràcies per l’article, Silvia. En algunes redaccions l’haurien d’emmarcar. Hi afegeixo una altra mala pràctica habitual: generalitzar les conclusions d’un estudi fet en un lloc determinat. En tecnologia passa moltíssim que s’agafen dades del mercat americà i s’acaben extrapolant a la resta del món (ex. telefonia móbil)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *