El País estrena nuevo "Negocios"

No sabemos si los de El País tomaron hoy sus píldoras para recordar que hoy es el día mundial del diseño gráfico, pero la cuestión es que no olvidaron uno de los rediseños que tenían pendientes, el del suplemento dominical Negocios, que hoy estrena cara, y sobre todo, cuerpo.

Pendiente desde hace mucho -digamos desde el anunciadísmo rediseño-, se va completando el proceso de rediseño de todas las publicaciones de EL País. Queda pendiente el del Ciberpaís, ¿sine die?.

En su editorial de hoy explican hacia donde va el rediseño:

“(…)En este territorio que atravesamos ya sin mapas precisos, con productividad insuficiente, desequilibrio de sectores productivos, y nuevas y potencialmente peligrosas situaciones, aparece el nuevo Negocios.

El propósito de la nueva época de este suplemento es contribuir a ese fortalecimiento del capital humano, de la capacidad para conducir las empresas, de sus prácticas, incluida la disposición de elementos de análisis rigurosos y relevantes en los términos que el entorno global exige.

Negocios quiere ofrecer más claves para comprender la realidad económica, mejores herramientas para analizarla, diferentes instrumentos con los que tomar decisiones relevantes para las finanzas, las inversiones, la gestión, las oportunidades, la formación de la carrera personal.
(…)

Sólo tomándolo en las manos te das cuenta que Negocios ha engordado. EL suplemento ha ganado páginas y variedad de sectores.

Estoy encantada con las 3 páginas dedicadas a empresas de comunicación, y otras al mundo del marketing, las marcas, la gestión y la tecnología y otras áreas de mi interés.

Destacar también la cantidad de firmas que se han incorporado añadiendo opinión y análisis a los temas de actualidad.

Diseño serio, que parece esforzarse por no ser aburrido, con puntuales toques atrevidos. Se potencia la información visual con más gráficos e infografías.

Y el poder de la red también presente: Bernardo Hernández y Jesús Encinar también tienen su columna.. A ver si les animan a cubrir el sector de e-business, bastante despreciado por parte de los suplementos y publicaciones económicas en este país.

Que ustedes lo disfruten. Yo ya lo estoy haciendo. Buena lectura dominical.

Los monstruitos de la Ccma

Son 12 y no acompañan a Blancanieves. Su bella durmiente se llama Albert Sàez-pesadillas debe tener el pobre-. Sàez , ex Secretario de Medios de Comunicación de la Generalitat, y ex ex Avui, fue elegido director de la nueva Corporació Catalana de Mitjans Audiovisuals(Ccma) allá por el pasado mes de enero.

El buen hombre intenta desde hace ya unas semanitas poder nombrar a director general de la corpo, que a su vez elija a los directores de Tv3 y Catalunya Ràdio.

12 siempre al acecho. Son doce cargos ejecutivos que conforman el consejo de la nueva corpo. Cada uno, “profesionales de reconocido prestigio”, como decía la ley, en realidad, como bien recordaba Mònica Terribas,

“La majoria d’aquestes persones són reconegudes per la seva trajectòria vinculada a càrrecs de confiança en etapes diferents de la nostra vida política, i no pas per una trajectòria vinculada a la professió i a la gestió dels mitjans audiovisuals.”

Y tienen una misión: ponerse de acuerdo. Pero ay, amigos, con esta clase política es misión imposible.

El director del Avui, Xavier Bosch, lo comentaba en una conferencia en la Joan Maragall: los 12 miembros responden a cuotas de partidos, 4 de CiU, 3 PSC… y más aún, todo el jaleo viene porque las costumbres -y vicios- pesan mucho.

Tradicionalmente, CiU ha elegido al director de TV3 y Esquerra al de Catalunya Ràdio. Pero el Tripartito tiene hoy las riendas y CiU, poder de veto.

Bosch también contó que a Puyal se le ofreció en su día, pero sabiendo el tipo de esclavitudes que le esperaban, prefirió continuar en la universidad y retransmitiendo los partidos del Barça los domingos por la tarde (sabia decisión).

La elección de Director generalde la Corporació sigue en blanco, y el tiempo pasa. Y pasa, claro… no pasa nada, la eternidad por delante

Mientras tanto, otros van preparando las parrillas del curso que viene. Ni qué pintao para la competencia.

¿Acaso nadie es capaz de mantener a los monstruitos a raya o habrá que hacer la ley de nuevo?

En este caso, que sirva para algo, por favor.

No más culebrones televisados.

El espectador no es audiencia


Excelente artículo ayer en el suplemento Cultura/s de LV sobre el nuevo rol de “un espectador abordado”, por Andrés Hispano, en cómo el papel de éste ya no es pasivo y cómo la tecnología le da “capacidad propositiva”.

“Pero lo que más complica hoy las estrategias comunicativas es que el espectador conoce (ya) las estrategias comunicativas. Es más, las burla y, consecuentemente, rediseña en un involuntario (?) gesto colaboracionista” (…)

“La red, por otra parte, ha hecho del espectador, ahora más que nunca, un observador activo y respetado.

La atomización que ha sufrido su atención, así como su capacidad para modelar las herramientas y dispositivos de comunicación, le han conferido un valor excepcional.

Captar su atención, y hacerlo sin alertar sus defensas y prevenciones, es hoy una meta difícil. Quizás por eso su figura es hoy tan valorada. Ya nadie confunde espectador con audiencia.

El primero es alguien de quien nos interesa cómo atiende, observa y procesa la información. La audiencia es una masa de quien sólo podemos conocer algunas de sus decisiones, a lo más, aventurarnos a adjudicarle un gusto“.

y continúa:

“El espectador dispone de una amplia iconografía, que culminaría con la imagen de cualquier político en un mitin, avalado por unos espectadores sentados a sus espaldas.

La audiencia, en cambio, es anónima, se volumetriza de manera abstracta y, en la mayoría de los casos, es la excusa que justifica todo lo objetable.

El espectador se revela hoy más complejo, impredecible y activo que nunca, es alguien de quien podemos saber qué mira pero de quien nos interesa más que nunca saber cómo mira, procesa y comprende.”

“This Blog Rated E for Excellent”


Este blog ha sido consideraro por Javier Velilla como excelente. Veo que el jamón de jabugo que te regalé las pasadas Navidades, empieza a dar sus frutos…

La idea según leo, consiste en reconocer de forma viral a otros cinco blogs con esta E de Excelente.

Voy a aprovechar la ocasión para reivindicar la presencia de mujeres periodistas en la red: encantada de leeros, porqué tenéis buenos contenidos y buenos blogs.

A ellas quiero dar el protagonismo hoy. No sólo por mujeres, si no porqué lo que hacen es bueno.

No son grandes nombres de la red, pero sólo por ahora…

1. Pedra foguera, la más joven, catalana, para mi una gran promesa.

2. El sueño de la Marmota: desde Zaragoza, una buena periodista que es todo sensibilidad.

3. Darcy: una experta en arquitectura de la información desde Chile.

4. Marta Masdeu; temas digitales, periodismo y otros temas aquí, en casa, desde Terrassa, muy metida en la red de blogs de Terrassa.

5. Yo hago los dibujitos, porque aunque es una diseñadora, leer lo que escribe no tiene desperdicio… el día a día de una currante.

Descubrirlas, valen la pena.

Tendencias de futuro en la publicidad y en los nuevos medios

Interesantes predicciones de Ben Hourahine de la agencia Leo Burnett sobre las futuras tendencias de la publicidad y las audiencias.

Hablan de la llegada de la sociedad “oleaje”, con el fin de la cultura de masas.

Las comunidades serán base de muchos negocios y productos.

Explosión de medios basados en pantallas (en super, en el bolsillo, en la gasolinera…) y cómo las redes sociales serán determinantes en el modo de llegar a las audiencias.

Qué dicen los nuevos clásicos sobre los medios II

Wikinomics, segundo clásico del que hablaba en el anterior post, fue la lectura que elegí para el pasado mes de agosto, (me consta que no fui la única freak que lo hizo). Wikinomics además de relatar los cambios que las masas participativas y colaborativas están produciendo en las organizaciones y empresas, dedica un apartado a los medios de comunicación.

(Y antes de continuar, decir que, mientras escribo la palabra “masa” percibo ya que quizá no es la mejor voz que define a los miembros de ésta. Creo que no se trata de masas ingentes de público anónimo, sino que en muchos casos, se trata de una masa “cualificada”, sólo considerada “masa” por el gran número que puede reunir respondiendo a una audiencia global).

Pero volvamos al libro.

Entre las recomendaciones que hace a las empresas de comunicación:

1.Hacer de los consumidores prosumidores
(consumidores que crean producto, contenido, convirtiéndose en productores). Hay un excepcional capital intelectual entre los lectores. Hay que aprovecharlo, exigiendo a la vez cambios en los modelos de negocio tradicionales.

2. Más que personalización:

Más allá de la personalización masiva, hay una vuelta de tuerca más posible. La implicación de los prosumidores en el diseño del medio, y productos que permitan modificaciones y remezclas como los populares Mashups (aplicaciones web que utilizan la información de diversas fuentes para crear un nuevo servicio en base a la recmezcla de otros).

3. Perder el control

Poner a disposición contenidos a manos de los lectores/consumidores supone la aceptación de pérdida de control sobre ese contenido. El valor se traslada desde el producto a lo que los lectores/prosumidores hacen con la información. Si no lo haces tu, lo harán otros, en concreto, la competencia…

4. Juegos de herramientas para clientes y orquestación del contexto.

Hacer de los productos flexibles y modulables, que los hagan perfectos para su encaje en la web social. Además, cree espacios de encuentro entre sus lectores/prosumidores, déles herramientas fáciles de utilizar. Lo llaman “diseño para el prosumo”.

5. Convertirse en igual

En Wikinomics se dice que el verdadero negocio no está en crear productos determinados como en los ecosistemas de innovación que pueden crearse. Los clientes entonces, deberán ser tratados como iguales, ellos son los que crean el valor.

6. Compartir los frutos

Los clientes querrán compartir los frutos y la propiedad. No se trata de que creen el contenidos en su totalidad y encima no se lleven nada a cambio. Crear estos ecosistemas de innovación y sus frutos, seguirán creando valor para todos e incluso generar nuevas actividades de gran valor añadido.

“Los productos que no permitan la participación del cliente ni inviten a ella resultarán una abominación, vestigios aburridos y anticuados de un época menos respetuosa con las necesidades del cliente”


Los cambios
que estamos viviendo pueden producir gran vértigo a los medios tradicionales, en parte por la falta de alfabetización digital y culturas corporativas muy arraigadas difíciles de modificar.

Me viene a la cabeza aquello de “No tengáis miedo”. Esto del mundo digital es, como me dijo una abogada especializada en temas legales digitales que asesora a medios, una auténtica evangelización en pro de lo digital. Seamos pues apóstoles del 1.5.

Y ahora que repaso estos puntos casi un año después de haberlos leído, me doy cuenta que ciertos nuevos proyectos informativos en la red, han sido concebidos siguiendo a pies juntillas estas reglas. ¿Os suena?

Epílogo:

Una artículo no muy positivo sobre el tema fue publicado el domingo en La Vanguardia, sin citar, ni por asomo, el libro en el que está inspirado el artículo.

Si, en cambio interesante la reflexión sobre el poder de la masa a la hora de elegir contenidos de los medios por Trias de Bes también en La Vanguardia.

Qué dicen los nuevos clásicos sobre los medios I

Hay dos libros que me parecen ya dos clásicos de la nueva era, que ayudan a entender lo que está pasando en nuestra sociedad de la información y hasta qué punto las cadenas de valor ha sido trastocadas con la llegada de la digitalización, para nunca más ser lo que fueron en el pasado.

Hay muchos más libros,pero estos dos me parecen básicos, que recomiendo a todos leer.

Los que leéis habitualmente blogs, ya los conocéis. The long tail, de Christ Anderson, y Wikimomics, Don Tapscott y Anthony D. Williams.

Para los no iniciados
diremos que el primero fue escrito por un visionario que vio en Internet el espacio más eficiente para los mercados nicho. EL segundo, presenta el nuevo paradigma en la gestión por el que las audiencias pueden participar activamente a los procesos productivos.

Y los cito ahora porque hacia tiempo que quería recopilar lo que ambos dicen sobre medios de comunicación. Sin querer siempre hago lo mismo: mientras leo sobre estos temas, siempre intento extrapolarlo al mundo del periodismo y los medios. Por algo soy una freak. Os lo divido en dos post.

The Long Tail, lo leí a finales del 2006 mientras estudiaba el master y por recomendación de González Barros, fundador del Grupo Intercom. Recuerdo que me costó encontrarlo y al final lo compré por Internet.

En The long tail sobre medios de comunicación:

Generalistas en un mundo de nichos:

Los contenidos de los medios compiten con el conocimiento colectivo y con la información de todos los usuarios en la red. Es evidente –dice Anderson– que la información ya no es dominio exclusivo de los profesionales.

“Los blogs arrebatan los clientes a los medios convencionales, uno por uno, proporcionando contenidos de nicho mientras que los medios viejos son generalitas”.

Para los medios esto se traduce como “más competencia, de cualquier fuente”. La fragmentación se hace inevitable.

– La posibilidad de hacer stock de contenidos:

“Los periódicos están micro segmentados en artículo individuales que, a su vez, se relacionan con los sitios más especializados para crear un producto, a menudo más específico, usando el contenido de múltiples fuentes; el editor de blogs sería como un Dj, que mezcla los contenidos para crear algo nuevo”.

“Poner los nichos al alcance de todos, revela la demanda latente de contenidos no comerciales”.

Algo pasa con el mercado de las revistas


Casi me atraganto comiendo cuando de repente emitieron por la tele un spot de la revista ¡HOLA!. Que yo recuerde es la primera vez en mi vida que veo un spot de la reina de las revistas del corazón.

Después por la calle fui encontrando estos carteles. Es, creo, también la primera vez que ¡HOLA! entra a compartir estrategia de marketing con el resto de revistas del sector mujer mediante promociones. Durante años y más años, simplemente, no lo necesitó.

Algo está pasando en el mercado de revistas si hasta ¡HOLA! empieza a dar obsequios con la compra de ejemplar… No creo que sólo sea por la entrada estos días de otra competidora, OK!, que parece dirigirse a otro target de lectores.

Interesante momento.

El mundo según los periódicos



Recién aterrizada y entre la avalancha de feeds por leer me encuentro con esta pequeña joya.

Se trata de un mapa que publica hoy el blog Online journalism -que es por cierto, de los de visita diaria– en el que se refleja la proporción de información sobre diferentes países que cubren diferentes periódicos y webs, fruto de una investigación académica.

En un simple golpe de vista vemos cómo los medios europeos son muy europa-céntricos , así como los anglosajones tienen una tendencia a cubrir noticias de los países origen de sus inmigrantes tradicionales.

Curiosamente The Economist es el que aparece cómo el más equilibrado en sus informaciones.

En el artículo también se observa que los medios digitales no ofrecen una visión del mundo muy diferente a la de los medios tradicionales, pero sí en cambio, la blogosfera -dice- ofrece una visión del mundo más equilibrada informativamente hablando.

Más mapas en Online journalism blog y en Observatoire des médias

Lola se va



Lola se va
.

Temporalmente, claro -a más de uno le estaba dando ya un infarto-.

Os dejo dos recomendaciones y una sonrisilla para estos días de descanso:

-El blog de Julio Alonso, Visión de Joly, grupo fuerte en Andalucía, un imprescindible ya para mi, sobre las empresas, el periodismo y el futuro de los medios. Para leer con calma y reflexionar juntos.

Según me contaba el propio Julio, nació con un doble objetivo. Por una parte, mantener al día a los periodistas del grupo, y por otra, ocuparse de temas tan cruciales para ellos como la convergencia digital y el periodismo local.

El día que lo descubrí, lloré de la emoción (ya sabéis de mi freakismo…). Me parece una muy interesante iniciativa corporativa, que muchos harían bien emular.

– Y el Diseñario de los chicos de En Caja Baja: Un glosario de temas relacionados con los treakis del diseño periodístico, que te ayuda a aprender el vocabulario de este submundo, a la vez que te enteras de que en todas las casas cuecen habas, y de la realidad de una redacción, de cómo es la vida en un periódico.

No tiene desperdicio, en serio. Yo estoy ya enganchada.

– Y una bromilla que me envía Javier.

Volveré, no sé cuando, pero volveré, don’t worry. Sed buenos.

Los medios y la política de "dimes y diretes"


Entrevista a Fernando Vallespín, director del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), el miércoles en La Contra de La Vanguardia

Parece que la política sí que interesa…

La política cotidiana de los dimes y diretes de los partidos no interesa a casi nadie y menos en España, y la tendencia de fondo es que cada vez interese menos: el ciudadano privatiza su vida cada vez más y se encastilla en su casa, su familia y amigos y su consumo.

Y deja lo público a los políticos.

La dimensión de lo público se percibe cada vez más alejada de nuestras vidas. Nuestras encuestas muestran que el 70% de los ciudadanos – el doble de la media europea- dice que no le interesa la política y dice la verdad.

Entonces…, ¿cómo explica esta participación?

Porque nuestra ciudadanía es reactiva pero no pasiva: si algo no soporta el ciudadano es que lo crucial lo decidan por él.

¿Los medios lo han captado?

¿Será por eso que la información política en este país es tan insufrible?

¿No debería llevar a una seria reflexión en los medios sobre cómo se presenta, se enfoca, se cubre la información política?

Interesante entrevista de Lluís Amiguet en La Vanguardia.

Lo peor que le puede pasar a un periodista

Cachis. Lo peor que le puede pasar a un periodista, es que le estropeen su propia exclusiva. Pues eso, exactamente lo que me ha pasado hoy.

Antes de que yo publicara aquí mi nuevo proyecto en la red, va José Luis Orihuela y ¡ me pisa la exclusiva!

Hoy E-cuaderno publica la sección periódica de (re)descubrimientos y tiene a bien incluir mi nuevo proyecto: Com mola Barcelona, perquè ens agrada Barcelona

Y nace con varias motivaciones:

En primer lugar, me apetecía mucho escribir un blog en catalán. Me apetecía, también, hacer un blog local, local, rozando lo hiperlocal, con mucha calle detrás, aprovechando que siempre llevo encima mi cámara Ixus -tan peque… es genial-.

Un blog además, más accesible a gente no iniciada a leer blogs, ni tan freak sobre medios como yo misma, y mis amados y respetados lectores…

Y por último, matando cuatro pájaros de un tiro, toquetear un poco WordPress para compararla con la plataforma de edición que es Blogger .

Com mola Barcelona, deja de lado a la neurótica Lola Mola, para que aparezca una ciudadana más, que camina -y usa el transporte público-, observa y vive en esta ciudad.

He empezado a utilizar Google Maps, para incluir el punto exacto donde la foto fue tomada.

Lo de “Beta” es porqué aun le estoy cogiendo el tranquillo a WordPress.

Espero que os guste.

Generación Spectrum


Este es un post con toques melancólicos. Se habla de nativos y de inmigrantes digitales. Pero los hay que, aún siendo considerados como nativos, crecimos sin móviles y sin apenas tocar más que un legendario Spectrum.

Precisamente lo hablaba con Javier el otro día. Considero que somos una especie de generación puente entre una vida con o sin revolución digital.

A cualquier nativo-nativo, cualquier chaval de 15 años, hiper-prosumidor de la red, le parecería la ice age tener que esperar 20 minutos para poder echar una partida en la consola.

La legendaria consola Spectrum era de mi hermano, y yo jugaba cuando él me dejaba -él es cuatro años mayor-. Pero había un juego que jamás olvidaré -snif, snif-: El Futbol Manager.


Spectrum era esta primera consola que cargaba los juegos con una cinta de Cassette -momento retro total-. La cuestión es que tardaba en cargarse alrededor de unos veinte minutos -si todo iba bien- y mientras lo hacía emitía unos insufribles chillidos que te obligaban a bajar el volumen por el bien de tus nervios.

La televisión que utilizábamos -nada de pantalla del ordenador- era además una pequeña tele con problemas de autoestisma, que a veces -y sin explicación aparente- simplemente fundía a negro la pantalla, para nuestra exasperación.

Pero creativos como somos los dos -os contaré otra- ingeniamos una técnica. Se trataba de coger un secador de pelo y darle “calor” a la pobre tele que tenía los días contados y que mi padre ya había tenido a bien de prejubilarla en nuestras manos.

No sé si aquello era muy científico, pero oiga, funcionaba (otra que ingeniamos tiene que ver en cómo ver la tele sin el cable de la antena, que ya dará para otro día).

Y todo este apunte biográfico para deciros, que me parece a mi que hay una generación que bailamos entre estas dos nociones.

Generación que sabe muy bien lo que significa quedar con alguien un día antes -cuando no semanas-, sin posibilidad de concretar pocos minutos antes la cita. Que recuerda lo que significaba hacer un trabajo en una ruidosa máquina de escribir, o quien se gastaba media paga en pilas porque el Walkman de cassette chupaba pilas que daba gusto.

Luego llegamos a la universidad y oímos hablar algo sobre la red de redes. Mi primer correo electrónico estaba asociado al programa Eudora y tenia que ir a las salas de ordenadores con el floppy-disk
I en fin… todo lo que viene después ya lo sabéis…

Tinta digital, la primera red de blogs de comunicación viene a unir a esa generación Spectrum con Nativos-nativos. A mi me pillan por los pelos, que tengo ya 29.

Y ya sé que Genis me dirá que yo soy nativa-nativa, pero miro atrás y sigo recordando aquel Spectrum y aquel secador de pelo…

Portadas del día

La primera del suplemento Domingo de El País es sencillamente genial. La segunda, curiosa.

Normalmente las portadas de Público me parecen demasiado “llenas”. La de hoy es muy limpia y habla por sí sola. Me gustó y tiene mucho sentido en un día como este.