Operación bikini, operación acoso

Esta semana empezó la primavera y como quien no quiere la cosa Bicentury, para anunciar sus tortitas de arroz, nos muestra a una chica que con mucha sutileza nos recuerda que empieza la “operación bikini”. Mientras mordisquea la tortita nos enseña al principio tímidamente, luego de manera más desinhibida, su cuerpo recordando que también nosotras deberemos quitarnos la ropa y enfrentarnos a un cuerpo escondido a la luz del sol durante los últimos 12 meses.

Ya es primavera en el Corte Inglés y pronto aparecerán en las calles esos anuncios de bikinis a precio de risa de H&M que chicas irreales inventadas a golpe de Photoshop que hacen subir la temperatura de las paradas de autobús, aunque tú lleves aún calcetines y abrigo (y parece sin embargo que el problema era el moreno…).

Y llegará también a la televisión la invasión de productos lights, adelgazantes o absurdamente 0% de lo que sea, que nos ayuden a no olvidar bajo ningún concepto, que una vez más, se acerca la temida operación bikini. ¡Pobre de nosotras que no pasemos por el aro y desafiamos las normas!

Operación acoso

Es lo que yo llamo Operación acoso. Sí, no puede tener otros nombre: acoso. Cada primavera la cantidad de impactos publicitarios que tenemos que soportar las mujeres es realmente eso, una operación acoso. Las mujeres debemos sentirnos mal porque seamos como seamos, nunca seremos lo suficientemente guapas, altas, delgadas; nuestros culos nunca estarán suficientmente firmes ni nuestros pechos serán  suficiemente grandes para salir en un programa de laSexta.

La mujer es un objeto, una cosa modificable al antojo de muchos despachos. Tantos dinero invertido en que nos sintamos culpables por “no ser” lo suficientemente cuerpo y tan poco dinero invertido en cultivar nuestro cerebro.

Los medios participan en ello

 

Este reportaje que os recomiendo, Miss Espacarate, emitido por Documentos Tv en tve habla de ello. No solo sobre cómo se ha aceptado que la mujer es tan solo un objeto sexual sino que la falta de referentes que contrarresten esas imágenes, agrava la representación de la mujer en otros ámbitos de la sociedad. Que la visión de los medios y las grandes corporaciones mediáticas está condicionada por una falta de representatividad de la mujer en los puestos de decisión.

Y aunque creo que una mujer adulta *debería generar recursos para que no le afecten este tipo de mensajes, debemos recordar que los adolescentes y los niños son mentes y cuerpos totalmente vunerables a esta Operación acoso.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

2 pensamientos sobre “Operación bikini, operación acoso”

  1. Hola Silvia, y no sólo se utiliza la publicidad para transmitir esos valores, sino también la “información periodística”. Pégale un vistazo a las presentadoras de telediarios y programas de tv… a sus escotes, sus ropas… y el mensaje que van prodigando. Un coctel explosivo seguro que al servicio de grandes objetivos..

    1. Efectivamente, precisamente eso es analizado en el reportaje, también del papel de la mujer en el mundo de la ficción. Échale un vistazo al reportaje porque vale la pena.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *