Lo peor que le puede pasar a un periodista

Cachis. Lo peor que le puede pasar a un periodista, es que le estropeen su propia exclusiva. Pues eso, exactamente lo que me ha pasado hoy.

Antes de que yo publicara aquí mi nuevo proyecto en la red, va José Luis Orihuela y ¡ me pisa la exclusiva!

Hoy E-cuaderno publica la sección periódica de (re)descubrimientos y tiene a bien incluir mi nuevo proyecto: Com mola Barcelona, perquè ens agrada Barcelona

Y nace con varias motivaciones:

En primer lugar, me apetecía mucho escribir un blog en catalán. Me apetecía, también, hacer un blog local, local, rozando lo hiperlocal, con mucha calle detrás, aprovechando que siempre llevo encima mi cámara Ixus -tan peque… es genial-.

Un blog además, más accesible a gente no iniciada a leer blogs, ni tan freak sobre medios como yo misma, y mis amados y respetados lectores…

Y por último, matando cuatro pájaros de un tiro, toquetear un poco WordPress para compararla con la plataforma de edición que es Blogger .

Com mola Barcelona, deja de lado a la neurótica Lola Mola, para que aparezca una ciudadana más, que camina -y usa el transporte público-, observa y vive en esta ciudad.

He empezado a utilizar Google Maps, para incluir el punto exacto donde la foto fue tomada.

Lo de “Beta” es porqué aun le estoy cogiendo el tranquillo a WordPress.

Espero que os guste.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

6 pensamientos sobre “Lo peor que le puede pasar a un periodista”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *