La "reencarnación" de los mass media en Internet


En Internet, los mass media no han muerto: se han reencarnado en medios online.

Siempre se ha identificado Internet como el reino de los nichos de la larga cola. Y no es que eso no sea cierto

Pero el 7 % de las webs informativas acapara el 80% del tráfico, según datos de Nielsen. Es decir, en Internet aún hay grandes medios -que todos conocemos- capaces de acaparar la atención de grandes audiencias.

Son los mass media de Internet. Su existencia no quita que Internet sea un lugar lleno de nichos -a menudo se le llama masa de nichos– y de una infinita cola de ecosistemas e intereses. Conviven ambas realidades.

Además, entre los 20 sites con más tráfico, casi un 70% pertenecen a marcas de medios tradicionales. Aún discriminando mucho las fuentes de noticias, Nielsen reconoce que un 10% de ellos de los medios de noticias en sentido estricto, atraen a la mitad del tráfico.

Tampoco pretendo hacer aquí una superteoría gurusiana. Quería tan solo compartir mi reflexión con vosotros y plantearnos qué consecuencias se desprenden.

Hace tiempo que le doy vueltas a la idea de cómo Internet también tiene efectivamente medios con grandes audiencias, que comparten, de alguna forma, características con lo que hemos entendido como medios de masa tradicionales.

Grandes audiencias, participación difícil de gestionar, pocos temas nichos, más generalistas -de las tradicionales secciones heredadas del papel-, comunicación de uno a muchos, y de alguna forma aquél no-sé-qué que tenía la tele al reunirnos a la hora del telediario cuando un gran acontecimiento informativo acontecía.

Ahora quizá no corremos únicamente hacia la televisión, sino también hacia Internet (y recuerdo lo que ocurrió en el terremoto de Haití).

De hecho, estuve pensado entre llamarlo resurrección, reencarnación, supervivencia… de los Mass Media.

Pienso que el concepto de “reencarnación” es el que mejor se ajusta a mi bonita metáfora lolacomoliana... ya que un medio de masas en Internet no es un calco de los medios de antaño, ya que la tecnología sí que permite al medio interactuar con los lectores y recoger algo de feedback.

Pero la abundancia sigue siendo un obstáculo para la interacción con los lectores y una audiencia tan diversa es también imposible de satisfacer por completo (cómo recordaba Rafa Jiménez en el cuaderno de Analítica web de Evoca, “(…) grandes soportes con cientos de perfiles y segmentos de medición diferentes”).

A menudo, cuando reprocho a los grandes medios su incapacidad de interacción personal, el hecho de que sus periodistas no lean, o no contesten los comentarios de sus noticias, además de los presuntos blogs, mis compañeros alegan que es humanamente imposible poder leer o contestar a los lectores. Y lo entiendo, ¡es cierto!

Pero no quiero que penséis que creo que un medio de masas en Internet es malo. A mi me encanta el New York Times ( y a quién no, ¿eh?) y por nada del mundo quisiera que desapareciera.

Pero ser NYTimes tiene sus límites a la hora de ofrecer aquello que exactamente me interesa, pero también es genial que podamos compartir cosas que nos interesan con tanta gente. (Off topic, genial la cobertura del NYT con el tema de la sanidad…)

Sólo hago humildemente esta reflexión para desmontar un poco la idea matemática de que la red es igual a segmentación. Internet es un gran océano, donde cabemos todos y donde conviven tantas iniciativas como jamás seremos capaces de imaginar. Y también se dan estos fenómenos tan curiosos como esta especie de reencarnación de los medios de masas en la Red.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *