@jordipc: "Twitter es mi medio de comunicación"


Uno de los fenómenos informativos más interesantes que últimamente he visto en Twitter ha sido la cobertura de las revueltas árabes en tiempo real de Jordi Pérez Colomé. Jordi es periodista freelance y mantiene su blog Obamaworld sobre política internacional norteamericana desde febrero.

En estos momentos Jordi está en Siria por su cuenta y riesgo. Consiguió un visado de turista. Está claro que en la embajada siria no metieron su nombre en Google…

Antes de irse publicó un post sobre el uso periodístico de Twitter en el que identificaba tres usos fundamentales de Twiter: como fuente de información (testigos y nueva agenda), “información ambiente” y como medio de distribución de contenidos.

En los días previos a la semana santa mantuvimos una interesante charla en bar de Barcelona sobre su seguimiento vía Twitter de las revueltas. Jordi ha entendido Twitter como un medio de comunicación en sí mismo y esa perspectiva condiciona su uso del canal. Estas son algunas ideas que compartió conmigo.

Cuando Jordi encontró a Twitter
Jordi empezó como todos en Twitter: por curiosidad. Se metió y empezó a seguir a fuentes sobre Obama, los medios, los periodistas y analistas que cubren la política norteamericana. Tuiteaba sobre la actualidad política como un complemento a su blog Obamaworld. En febrero, en cambio, la revolución estalló en Túnez y Jordi empezó a seguirla con interés.

“Para mi twitter era como un periódico, mucho más especializado de lo que me daban los medios españoles. Seguía a periodistas norteamericanos y me servía para el blog, y tuiteaba cosas muy concretas de allí. Con las revueltas árabes seguí el mismo proceso”. A Túnez llegó tarde y se incorporó al proceso de la revolución egipcia: más organizada y con un uso muy intensivo de la red. Descubrió que había un hueco para explicar en twitter y para twitter aquél momento histórico. Son ya tres meses pegado a la pantalla. Para él, estar aquí se trata de una oportunidad y

Twiter como medio
“Twiter es mi medio -me decía- me esfuerzo en dar información en un ámbito muy concreto”. Jordi trata de resumir lo que ha dado de sí cada jornada a través de no más de una decena de tweets. Administra y economiza la información para no ofrecer paja. Para twittear 20 antes lee muchísimos más. “Estoy informando desde twitter para twitter. Tengo un blog y twitter, y entiendo que son dos medios absolutamente distintos que se dirigen a públicos también distintos”.

El lugar del blog
Tiene miles de seguidores, pero sólo una pequeña parte lee su blog. A Jordi no le extraña: “Claro, porque es mucho más fácil seguir twitter. Es un tipo de información que adapto al medio. Son dos trabajos diferentes, no digo lo mismo ni doy la misma información porque no se puede”. En su blog ofrece información mucho más analítica y profunda. Utiliza twitter para cazar informaciones interesantes. Por la noche, cuando deja de tuitear, llega el momento de leer con más calma y escribir en el blog.

Entonces, ¿twitter es más masivo?– pregunto. “Sí. Hay gente -y no pasa nada por reconocerlo- que solo le interesa saber por encima lo que pasa en el mundo árabe. Es normal y me parece lógico. Si hay 10.000 personas que les interesa mi blog, hay otras 100.000 que les interesa en 20 tweets lo que pasa en el mundo. Es un esfuerzo diferente. Es igual cuando a mi me interesa qué dice Guardiola y sigo a periodistas deportivos pero no me dedico a leer crónicas deportivas…
“Hay muchos tweets que son titular al día siguiente y no hace falta escribir 500 palabras. Cuando la gente dice que sólo lee los titulares es como leer 20 tweets. No hace falta poner más paja”. Jordi es un ferviente defensor de la economía verbal. Un fan del preciso Economist.

Informar desde fuera y el papel del corresponsal
Una de las críticas que se suele hacer a este forma de información es su lejanía física al lugar de los hechos. Para resumir lo que ha pasado cada día, no es necesario estar allí según explica Jordi. “Ahora iré a Siria y escribiré sobre lo que vea o me cuenten en las calles, pero no podré informar de lo que ha pasado a 100 kilómetros de allí, me será imposible saberlo”. “Lo que no quieren reconocer los medios hoy es que ofrecen información de Libia sobre lo que ha ocurrido en Trípoli cuando en realidad el corresponsal que firma está físicamente en Bengasi”.

Cuál es entonces el futuro del corresponsal, le pregunto. “El futuro de corresponsal será el que fue antes, el que iba y contaba lo que veía. La información valiosa es ahora ¿qué piensa la gente en Damasco? Estoy convencido que la vida allí es completamente normal”. “La diferencia es que si tu tienes una redacción aquí, ésta puede hacerte el trabajo de cobertura informativa”.

Sin lugar para la opinión
En su post Jordi hablaba de la abundancia de opinión como un peligro a evitar en Twitter. A él no le gusta utilizar el canal para expresar su opinión personal. “Otros periodistas que sí que trabajan para un medio -y es lícito- utilizan Twitter para sus comentarios personales. En mi caso me esfuerzo en dar información en un ámbito y ellos ya la dan para su medio y dejan twitter para otras cosas. Soy consciente que éste es mi medio, y mi opinión, por tanto, no puede entrar”. Así lo utilizan muchos periodistas de la CNN y otros anglosajones. “De los periodistas, sólo espero el dato”.

Un día en la vida de @jordipc
“Es una locura. Porque me gusta y porque he visto que he dado en el hueso: hacer algo que aporta, dar algo que nadie está dando. Das información de manera distinta y que la gente encuentra útil. Esa es la gran ventaja del periodismo: facilitamos la vida de la gente. Casi todo el día tengo que estar pendiente de twitter, llevo 3 meses, pocos días he estado sin conexión. Yo lo veo como que he abierto un bar: cuántas más horas que estás, mejor servicio das”.

Sabe que no podrá mantener este ritmo, aparte de las revoluciones tiene la necesidad de ganarse la vida. Sin embargo, ve éste tiempo como una inversión.

Hace unos meses insertó un botón de Paypal en su blog por el que invitaba a sus lectores a donar una cantidad. Ha hecho una nueva llamada con motivo de su viaje a Siria, que se financia él mismo. De momento no se hará millonario, pero algunos lectores aprecian su trabajo. También sabe que su blog y su cuenta en twitter le pueden ayudar a conseguir otros trabajos relacionados con sus habilidades y conocimientos.

Hablamos durante cerca de dos horas en los días previos a su viaje a Siria. Jordi no es el primero ni el último que se vaya por su cuenta y riesgo a buscar la noticia. Muchos están inventando formas de financiarse y vender su trabajo. Parece como si los medios tradicionales estuvieran rodeados de muros infranqueables. Por eso hay una generación que no busca caminos posibles, los crea.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

3 pensamientos sobre “@jordipc: "Twitter es mi medio de comunicación"”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *