Generación Spectrum


Este es un post con toques melancólicos. Se habla de nativos y de inmigrantes digitales. Pero los hay que, aún siendo considerados como nativos, crecimos sin móviles y sin apenas tocar más que un legendario Spectrum.

Precisamente lo hablaba con Javier el otro día. Considero que somos una especie de generación puente entre una vida con o sin revolución digital.

A cualquier nativo-nativo, cualquier chaval de 15 años, hiper-prosumidor de la red, le parecería la ice age tener que esperar 20 minutos para poder echar una partida en la consola.

La legendaria consola Spectrum era de mi hermano, y yo jugaba cuando él me dejaba -él es cuatro años mayor-. Pero había un juego que jamás olvidaré -snif, snif-: El Futbol Manager.


Spectrum era esta primera consola que cargaba los juegos con una cinta de Cassette -momento retro total-. La cuestión es que tardaba en cargarse alrededor de unos veinte minutos -si todo iba bien- y mientras lo hacía emitía unos insufribles chillidos que te obligaban a bajar el volumen por el bien de tus nervios.

La televisión que utilizábamos -nada de pantalla del ordenador- era además una pequeña tele con problemas de autoestisma, que a veces -y sin explicación aparente- simplemente fundía a negro la pantalla, para nuestra exasperación.

Pero creativos como somos los dos -os contaré otra- ingeniamos una técnica. Se trataba de coger un secador de pelo y darle “calor” a la pobre tele que tenía los días contados y que mi padre ya había tenido a bien de prejubilarla en nuestras manos.

No sé si aquello era muy científico, pero oiga, funcionaba (otra que ingeniamos tiene que ver en cómo ver la tele sin el cable de la antena, que ya dará para otro día).

Y todo este apunte biográfico para deciros, que me parece a mi que hay una generación que bailamos entre estas dos nociones.

Generación que sabe muy bien lo que significa quedar con alguien un día antes -cuando no semanas-, sin posibilidad de concretar pocos minutos antes la cita. Que recuerda lo que significaba hacer un trabajo en una ruidosa máquina de escribir, o quien se gastaba media paga en pilas porque el Walkman de cassette chupaba pilas que daba gusto.

Luego llegamos a la universidad y oímos hablar algo sobre la red de redes. Mi primer correo electrónico estaba asociado al programa Eudora y tenia que ir a las salas de ordenadores con el floppy-disk
I en fin… todo lo que viene después ya lo sabéis…

Tinta digital, la primera red de blogs de comunicación viene a unir a esa generación Spectrum con Nativos-nativos. A mi me pillan por los pelos, que tengo ya 29.

Y ya sé que Genis me dirá que yo soy nativa-nativa, pero miro atrás y sigo recordando aquel Spectrum y aquel secador de pelo…

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Esta entrada fue publicada en Internet y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a Generación Spectrum

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *