¿Es necesario estar en todas las redes sociales?

Como el río de Heráclito, Internet está en constante cambio. Cada día surgen nuevas redes sociales y plataformas de contenidos que podrían sernos útiles. Sin embargo el tiempo que disponemos al día para alimentar nuestra presencia en redes y plataformas en Internet es limitado. A eso hay que sumar que cada vez es más complicado intentar “estar a la última”.

Si hablamos de medios, en las redacciones digitales no hay tiempo suficiente para probar nuevas herramientas. Experimentar exige a menudo una inversión de tiempo y sobre todo de recursos que no están disponibles. Para más inri: el esfuerzo dedicado a personalizar o dinamizar una red o plataforma no siempre puede que nos vaya a dar los resultados esperados. La pregunta se hace inevitable, ¿de verdad necesitamos estar en todas las redes sociales?

Encontrar el equilibrio entre la innovación y rentabilidad no es siempre fácil. Sin embargo estas sencillas ideas que proponen en Mediashift dedicadas a medios de comunicación nos pueden servir de punto de partida también para otros sectores o tipo de organizaciones. Hagamos un poco de economía de redes.


Preguntas que hay que hacerse antes de entrar en una nueva red social

1. ¿Está mi audiencia ahí?

A menudo en Internet hay “fiebres” con las redes y las plataformas. Un buen día HAY que estar en Quora y si no consigues una invitación es que eres un mequetrefe. Dos días después si no pineas en Pinterest, no molas. Era la fiebre Pinterest. ¿Pongo botones en todos mis contenidos para compartir? Día a día se ponen de moda plataformas y lo primero que debemos preguntarnos es: ¿mi audiencia está allí?.

No dejo de recordar que apenas cinco de millones de usuarios españoles (y me cuesta creer) utilizan Twitter frente a los 17 que utilizan Facebook, y los más de 15 en Tuenti (según cada una de las redes…). En términos absolutos, está claro dónde tengo que poner mis esfuerzos. Busquemos datos de penetración de cada una de las redes sociales y decidamos dónde nos merece la pena estar presentes. Afinemos un poco más ahora:
2. ¿La nueva red soluciona algún problema de tu comunidad?

¿Cuánta gente utiliza Pinterest es España? Pues no lo sabemos, pero está muy lejos de otras redes. Y sin embargo, Pinterest ha sido una plataforma que ha penetrado muy bien en la comunidad blogger de la moda. Si soy un medio especializado, quizá sí que me interese estar en Pinterest. Para cada una de las redes emergentes hay que pensar qué voy a hacer allí y qué conexión tiene con mi contenido.
3. ¿Vamos a hacer más fácil que la audiencia comparta y difunda nuestro contenido?

Está muy bien que queramos entrar en nuevas redes pero nuestro objetivo es utilizar plataformas que permitan la mayor distribución de nuestro contenido posible. Si son webs de pago, o en las que no es fácil compartir contenidos, ¿qué pinto yo allí?
4. ¿Cuánto esfuerzo voy a tener que dedicarle para que me dé resultados?

Supongamos que hemos encontrado una nueva red que aunque no tenga una gran cantidad de usuarios podrían tener un perfil especializado que pueda interesarnos. Aún así, obtener resultados (obtener notoriedad en la comunidad o atraer un tipo determinado de visitas) exige a menudo un tiempo de personalización de mi canal y sobre todo de dinamización de mi perfil. ¿Puedo asumir ese tiempo necesario? ¿Qué recursos puedo dedicarle? ¿Puedo automatizar la publicación mientras no hay una masa crítica notable en la red?
5. ¿Me ayudará a alcanzar a nuevas audiencias?

Si somos un medio de reciente creación o que intenta darse a conocer en determinadas comunidades lingüísticas o de intereses, puede que sea un motivo de entrada a una nueva plataforma.
6. ¿Es la mejor herramienta para alcanzar nuestros objetivos?

¿Quiero atraer más tráfico? ¿Quiero vender mi producto? ¿Quiero alcanzar a nuevas audiencias? ¿Quiero notoriedad en mi sector? Antes de entrar en una red con toda la artillería, con tiempo y recursos, debemos definir bien cuáles son los objetivos que quiero conseguir al entrar en esta red.
7. ¿Cómo vas a medir tu éxito?

No siempre es fácil determinar con qué métricas vamos a ir midiendo si alcanzamos o no nuestros objetivos con nuestra presencia en una nueva red. Este no es un tema baladí. Todas las redes con aspiraciones a ser monetizadas saben que deben generar sistemas de analítica que permitan a los usuarios, sobre todo cuando hablamos de medios, empresas u organizaciones que necesitan medir y analizar su presencia en Internet. Pinterest acaba de presentar sus analytics y el de twitter aún no está plenamente desarrollado. Si no podemos medir los beneficios que obtenemos al estar en una red social o plataforma no ayuda a que pensemos en estar presentes de forma activa.
8. ¿Sabrás cuando ha sido un fracaso y es mejor dedicarse a otra cosa?

Porque a pesar de haber creído que una nueva plataforma podría valer la pena, después de mucho tiempo y dedicación puede llegar el fracaso. O que no hayamos medido bien nuestras fuerzas o que simplemente la plataforma haya languidecido en Internet independientemente de nuestro esfuerzo en dinamizar el perfil. ¿Qué tiempo de utilización activa estamos dispuestos a asumir para darle una oportunidad a una nueva red social?

 

Además de estas recomendaciones, muchas veces se trata del momento. Quizá hoy una red no tenga una gran audiencia, pero podremos no perderla de vista en caso de que en algún momento sí que se convierta en una plataforma interesante para nuestro medio o empresa, ya sea porque crezca en audiencia o porque mejore sus prestaciones.

En el fondo es puro sentido común. No pasa nada si no somos los primeros que entremos activamente en Pinterest, Medium o Cinemagr.am. Podemos intentar estar al día y conocer las novedades, pero entrar con éxito en cualquier red necesita algo de planficación para no dar un salto al vacío.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

6 pensamientos sobre “¿Es necesario estar en todas las redes sociales?”

  1. Sí, el hacerse esas preguntas es lo que diferencia la comuncación estratégica de la epilepsia social en la redes sociales. Como en todo, aprovechando la moda de “internet social” muchos se dedican a tomar las redes sociales como el objetivo en sí, en lugar de verlas como herramientas para alcanzar objetivos, cada organización los suyos. La clave está en conocer bien a tu público y saber qué hábitos digitales tiene.. y entonces, empezar a testear redes, teniendo muy claro qué quieres ofrecerle en cada plataforma. parece sentido común, pero el fenómeno moda acaba muchas veces con él..

    1. Toda la razón, Laura. Además creo que es necesario medir tus fuerzas como organización, ¿llegarás a dinamizarlo adecuadamente? ¿será rentable el tiempo y los recursos que destines? ¿Puedo adoptar una presencia testimonial y automatizada que no me coma ni recursos ni tiempo a la espera que despunte?

  2. Com en tot, en matèria de comunicació, cal utilitzar els mitjans adequats al teu producte i fer-ho de la manera adequada. No te sentit l’ús acumulatiu de xarxes, dispersant esforços i possibles impactes.
    Cal destriar el que necessitem del que és moda i utilitzar-ho bé.

  3. Excelente artículo Silvia!

    Aporta mucha claridad y sentido común al tema de los social media.
    Lamentablemente cuando un tema se pone de moda, surgen por doquier supuestos expertos en el mismo que no aportan otra cosa que ruido.

    No es el caso de tu certero artículo. Me quedo con la recomendación de usar sólo las redes sociales que están utilizando tus clientes. Céntrate en ellas y participa de la conversación.

    Y el resto?

    El resto es sólo mero ruido y dustracción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *