El Washington Post elimina la figura del Ombudsman

El Washington Post anunció esta semana que se le acabó el contrato a su “Ombudsman” (defensor del lector) y que no parece que vayan a buscar a otro. El afectado ya insinuó que iban a quitarle la silla para reducir gastos -un santo, recibía 5.000 mails al mes-. Oficialmente el diario ha dicho que es necesario que la figura “evolucione” a la nueva era. No sabemos qué tienen en mente porque no lo han explicado.

De momento han dicho a sus lectores que escriban sus quejas al soso email readers@washpost.com. Carne de papelera virtual. En su despedida, entre otras cosas, propone al diario prohibir los comentarios anónimos y utilizar el log in de Facebook para comentar las noticias. Algunos comentarios -ya saben, tipo hooligan 2.0– dañan la imagen y prestigio del diario, advierte.

 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *