Charlie Hebdo antes del 7 de enero

charlie-hebdo-redaccion_saget_afp

Cuatro días después muchos seguimos en shock. ¿Cómo puede uno levantarse por la mañana, ir a su puesto de trabajo a hacer “dibujitos” y ser masacrado en medio de una reunión editorial? Estos días lo único que podía hacer era seguir las informaciones de este acto tan irracional como injustificable. Nada puede justificar algo así.

Pero mientras intentamos volver a tomar aliento, desde el punto de vista de un blog sobre medios, me gustaría reconstruir un poco la historia de Charlie Hebdo antes del 7 de enero.  Porque como veremos, no era tan fácil ser Charlie Hebdo, por mucho que repitamos todos la misma frase de apoyo… Hacía falta coraje, responder a un profundo compromiso y quizá, por qué no, estar un poco loco.

Charlie Hebdo De Gaulle

La revista nació a principios de los 70 para saltar la sanción impuesta a otra revista Hara-kiri de solo dos años de vida por un chiste sobre la muerte de Charles De Gaulle. De hecho, si bien algunos dicen que lo de Charlie viene por el nombre del creador de Charlie Brown, pero otros dicen que fue un último homenaje a De Gaulle después del chiste de Hara-kiri

En 1980 tiene que cerrar por falta de apoyo de los lectores y no será hasta 1992 que la revista empieza una nueva etapa de la mano de Cabu y Val, que venían rebotados de otra revista.

La segunda época de Charlie

La revista publicó las famosas caricaturas danesas en 2006. Tuvo que hacer frente a muchas quejas y un proceso judicial del que finalmente fue absuelto en 2007, la blasfemia no existe en el código civil francés. Lejos de suavizar su tono, siguieron haciendo sátira con todas las religiones. Charbonnier asumió la dirección en 2010. En 2011 su sede fue atacada después de declarar la Charia Hebdo… Recolectaron 60.000 euros en donanciones y estuvieron un tiempo acogidos en la sede de Liberation.

El New York Times ha publicado un video de 5 minutos de 2006 de dos realizadores franceses. Ahí están todos preparando el número de la discordia y la portada con el profeta tapándose los ojos y diciendo: Qué duro es ser amado por idiotas! Sorprende ahora su actitud, justo antes de que la revista empezara a ser amenzada después de la publicación de ese polémico número. Es un documento valioso que muestra la forma en la que trabajaban, el diálogo y discusión interna que se generaba. No siempre todos estaban de acuerdo y más de uno acabó saliendo de la revista.

Charlie Hebdo, Before the Massacre from The New York Times – Video on Vimeo.

Un periodista de AFP recuerda también esos diálogos mientras era becario.

La crisis también afectaba a Charlie Hebdo

Charlie Hebdo tenía antes del atentado 13.000 suscriptores y vendía 30.000 ejemplares semanales. No tenían publicidad -decían- para poder ser libres (aunque es de imaginar que debe ser difícil encontrar marcas que quieran anunciarse en una las publicaciones más polémicas de Francia). Sus ingresos por tanto venían de la venta al número, los suscriptores y las donaciones. La plantilla era pequeña: 22 personas en redacción, 4 en administración y una secretaria.

En 2013 entraron en perdidas y en 2014 esperaban perder 100.000 euros. El mismo director declaró a la agencia AFP, que en 5 años habían pasado de vender 55.000 a los 30.000 ejemplares semanales. Necesitaban vender 35.000 para llegar al punto de equilibrio. Hace menos de dos meses lanzaron una campaña para reclamar apoyo de los lectores ante la mala situación. A los 10 días habían recogido 28.000 euros y 200 nuevos suscriptores.

 

charb-diretor-do-charlie-hebdo

Charb, un mártir con corte mangas

“Puede sonar un poco pomposo, pero prefiero morir de pie que vivir de rodillas“. Esa es la frase que viene a sintetizar el carácter del director. Stéphanne Charbonnier entró de la mano de Cabu en la segunda etapa de la revista y fue nombrado director en 2010 cuando se marchó Val. Desde el atentado de 2011 llevaba escolta, aunque él se esforzaba por quitarle hierro al asunto.

“Si es la condición para expresarse libremente en Francia, seremos protegidos por la policía. Prefiero tener dos agentes a mi lado durante un tiempo, así no se dedican a expulsar gitanos”.

Duranto estos últimos años de tanta polémica, no siempre fueron entendidos en Francia. No todos los medios comulgaban con las formas y el empeño de Charlie Hebdo a no cesar sus críticas. Se decía que Charlie era racista. En una tribuna publicada en Le Monde [traducida aquí por elmundo.es] Charb se defendía. Según declaró Charb después del ataque de 2011, Charlie Hebdo ha enfrentado en sus 19 años de historia 13 procesos de grupos católicos frente a uno de organizaciones musulmanas.

“Si nos planteamos la cuestión de si tenemos derecho a dibujar o no a Mahoma, de si es peligroso o no hacerlo, la cuestión que vendrá después será si podemos representar a los musulmanes en el periódico, y después nos preguntaremos si podemos sacar seres humanos… Y al final, no sacaremos nada más, y el puñado de extremistas que se agitan en el mundo y en Francia habrán ganado” decía en 2012.

Para él, la defensa de la libertad de expresión llevada al extremo era su compromiso personal.

Charb, director de la revista, murió en lo que parece que era un intento de hacer un corte de mangas...

charlie en Liberation

Charlie, el próximo miércoles, en sus kioskos

El pasado viernes los “supervivientes” del atentado, que son 12 de 22, se dirigieron a un espacio que les ha cedido de nuevo Liberation. Se les han unido algunos colaboradores de la revista. Les esparaba la sala de reuniones del diario con ordenadores cedidos por el diario Le Monde. Llegaron escoltados y entre gran expectación de medios. Han empezado a trabajar en el próximo número que saldrá el miércoles con una tirada de 1 millón de ejemplares y sólo 10 páginas (habitualmente son 16). Cuando publicaron las caricaturas de Mahoma alcanzaron la cifra récord de 160.000 de tirada. Lo de la próxima semana pulveriza esa cifra.

La solidaridad se ha puesto en marcha. Un espontáneo ha organizado una campaña de micromecenazgo que ya supera los 120.000 euros. Además, según explicó el abogado de la publicación han recibido numerosas donaciones como el avance de 200.000 euros de la asociación de prensa y pluralismo (un curioso organismo creado ad-hoc en tiempos de Sarkozy para que los donantes a la prensa puedan desgrabarse su donación). Irónicamente, parece que tendrán cómo pagar el millón de ejemplares.  Pero lo que necesitan es aumentar su base de suscriptores que aseguren su futuro económico. Me pregunto si su liderazgo editorial no ha quedado descabezado.

¿Cómo será el número después del atentado?


Gérard Biard, rédacteur en chef de «Charlie… por liberation

Liberation es el único medio que ha tenido acceso a las reuniones. Según cuenta el diario, la primera reunión duró 3 horas. ¿Qué ha pasado últimamente en la actualidad? reían nerviosos. Algunos propusieron dejar espacios en blanco, pero la idea no gustó a la mayoría. Otro propone: “Creo que deberíamos decir que nos hemos sentido muy solos estos años”.

Gérard Biard, redactor jefe de la revista cuenta en el video que será un número normal, que no será un número especial, ni de homenaje ni con obituarios, pero ha dicho que “todos los dibujantes de Charlie estarán presentes“, lo que hace pensar que publicarán viñetas inéditas. Quieren que el lector habitual encuentre el miércoles “el Charlie de siempre” que sea divertido. Y como cada lunes por la noche, elegirán la portada.

01-1012.qxp

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

2 pensamientos sobre “Charlie Hebdo antes del 7 de enero”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *