Últimos posts

SUS bloques electorales, porque a ellos les da igual

noalsblocs electorals

Como llega la primavera a El Corte Inglés, ya es campaña electoral en NUESTROS medios públicos.  Y con las elecciones los marmoteños bloques electorales. Por eso digo que que más que NUESTROS, parecen SUYOS.

Verán. La semana pasada se presentó la campaña contra los bloques electorales en el Col·legi de Periodistes. Un día después yo comía con una amiga que no es periodista y, entre lechuga y verdurita, que se acerca el verano, le conté lo de la campaña en contra de los bloques electorales.

Mi amiga, que no es periodista pero que me consta que sigue la actualidad en la media nacional, me preguntó “¿Qué es eso?”. Vaya, empezamos bien… La gente ve la tele, oye algo, pero no lo procesa…

Lo que oyen es ese mensaje (por ejemplo, del segundo 0.35 de este video donde los presentadores de tv3 explican que los criterios utilizados no son periodísticos, sino impuestos por la “aplicación” que hace la Junta electoral de la Ley electoral) antes del bloque de información de la campaña electoral. Y ese bloque de información crea situaciones tan surrealistas como esta:

Bien, es ficción, pero explicar un programa electoral en 30 segundos, bien podría parecer  un sketch de Polònia. De hecho la aplicación de esta encorsetada legislación da lugar a situaciones informativamente surrealistas.

Pero además, por más que antes del inicio de la información de campaña electoral los presentadores explican que los periodistas no están de acuerdo con el sistema, la gente no entiende de qué va el rollo. Recapitulemos.

¿Qué son los bloques electorales?

Durante las campañas electorales todos los medios públicos están sometidos a un minutaje concreto y diario sobre la información que dedican a cada partido según sus resultados en la última campaña. Es decir, la información que vemos en Tv3, Tv1 o en las televisiones locales y radios públicas, no está hecha con criterios periodísticos, sino que tiene que ajustarse a un corsé de minutos y segundos muy rígidos, dando paso a situaciones como las que explica este video de Tv3: Por cada segundo que dedican a UPyD, tienen que dedicarle 25 segundos al PSC.

Blocs Europees 2014 CCMA

 

¿Qué dice la ley?

Lo más increíble de todo esto es que la ley electoral de hace 30 años no dice que hay que controlar la información sobre campaña, sino tan solo los espacios gratuitos de propaganda (esos bonitos anuncios de los partidos en los que aprovechamos para cambiar de canal o ir a la cocina).

En 2011 se reformó la LOREG incluyendo una cita expresa a la “principio de proporcionalidad” e incluyendo a las televisiones privadas en la obligación de los bloques, aunque en la práctica no ha sido de manera tan rígida con las privadas.

La ley en sus artículos del 59 al 65 se dedica a describir minuciosamente cómo repartir los espacios de progaganda electoral.

En el 66 llega  la novedad del 2011, muy genérica:

El respeto al pluralismo político y social, así como a la igualdad, proporcionalidad y la neutralidad informativa en la programación de los medios de comunicación de titularidad pública en período electoral, serán garantizados por la organización de dichos medios y su control previstos en las Leyes. Las decisiones de los órganos de administración de los referidos medios en el indicado periodo electoral son recurribles ante la Junta Electoral competente de conformidad con lo previsto en el artículo anterior y según el procedimiento que la Junta Electoral Central disponga.

Y en el mismo artículo, se cita por primera vez a las televisiones públicas: “Durante el periodo electoral las emisoras de titularidad privada deberán respetar los principios de pluralismo e igualdad. Asimismo, en dicho periodo, las televisiones privadas deberán respetar también los principios de proporcionalidad y neutralidad informativa en los debates y entrevistas electorales así como en la información relativa a la campaña electoral de acuerdo a las Instrucciones que, a tal efecto, elabore la Junta Electoral competente”.

Pero no dice cómo. En ningún sitio pone “bloques electorales”. Se detalla hablando de los espacios de propaganda y queda sin concretar en cuanto a las informaciones de campaña, que solo se citan hablando de televisiones privadas.

¿De quién fue la genial idea?

La ley electoral española tiene 3o años, retocada por última vez en 2011. Por aquel entonces yo andaba en la guardería. Al parecer, según explica en este paper [Els blocs electorals als mitjans públics de l'Estat espanyol: una excepció a Europa] la profesora de la UPF Núria Almirón, el origen de los bloques está en un conflicto político a finales de los 80. Los partidos se quejaron por el excesivo tiempo dedicado al partido socialista en TVE. En 1989 una alianza entre los partidos de la oposición presenta un documento ante la junta electoral pidiendo que se aplicara escrupulosamente los criterios de la propaganda electoral a la información periodística. Incluso pedían que unos interventores aprobaran previamente esas mismas informaciones, porque como ellos mismo reconocían, la objetividad no solo se mide en minutos, sino también en enfoques o en la selección de noticias.

Por tanto y según explica la profesora Almirón, ha sido la Junta Electoral (formada por miembros elegidos por los partidos) quien adoptó la tradición de aplicar los mismos criterios de los espacios de propaganda a los de información, fruto de aquél acuerdo de 1989. Una respuesta a un momento concreto, evolucionó a la normalidad, y no se han buscado otras fórmulas para asegurar una equidad y objetividad informativa como hay en otros países.

Recomiendo su lectura, es un documento muy interesante sobre la evolución de los criterios de la Junta electoral desde 1977 hasta la actualidad. Y aquí el texto de la LOREG.

¿Qué hacen en otros medios públicos europeo?

Spain is different. En ningún país europeo existe nada parecido a los bloques electorales. Solo Portugal otorga poder sobre el medio público a un órgano electoral, pero no impone ningún tipo de distribución de tiempo a la información electoral. En el resto de países se recurren,  o bien a mecanismos de autoregulación de las cadenas públicas -no solo en periodos electorales sino de manera ordinaria-, o se recurre a autoridades audiovisuales.

Así mismo los criterios aplicados no son solo cuantitativos sino cualitativos. En el documento citado podéis profundizar sobre el tema.

A los políticos les da igual

A los partidos mayoritarios ya les va bien. Poder controlar a los medios públicos, ni que sea con una corta correa de 20 días, les place. Aquellos que cuando eran una fuerza minoritaria estaban en contra, ahora que aspiran a más, miran hacia otro lado. Hay incluso políticos que en privado reconocen que no es muy democrático, pero como beneficia a su partido, no pueden expresarlo públicamente.

Los intentos del Col·legi de Periodistes y otros organismos para tratar de negociar en los últimos años en el Parlament han sido acogida siempre con indiferencia, tal y como relatan las personas involucradas en tales procesos (hasta se han permitido llegar tarde a las comparecencias, no vaya a ser que se enteraran de algo…). Incluso en la futura ley electoral catalana en preparación, parece que los bloques quedarán eternizados cual momia de tutankamon.

A ellos, los políticos, les da francamente igual. Son SUS bloques y nadie se los va a quitar. Todo lo hacen por nuestro bien. Claro. Eso nos prometen siempre y sus miras no alcanzan nunca más que cuatro años vista.

Quieren meter tanto la mano que acaban por inutilizar cualquier recurso existente que tocan. Ni nos acordamos cuando vimos el último  debate de verdad o una rueda de prensa con preguntas. ¿De verdad el periodismo debe ceder cada vez más terreno?

Preguntas sin respuestas

Quisiera por último, hacer un par de comentarios. Esta ley viene de un momento en que apenas había un único operador público estatal, Tve, y Tv3 acababa de nacer. La televisión tenía un poder que hoy está claramente fragmentado. Hoy, salir en la TV pública, no tiene ni de broma del impacto que tenía hace 30 años.

Pero hay más, ¿tiene sentido que se confíe en los criterios profesionales todo el año, menos 2o días cada cuatro años? ¿Tiene sentido que la repartición de ese tiempo haga más visible a los partidos ya mayoritarios e invisibilice a los pequeños (muy democrático, ¿no?)? ¿Puede alguien explicar un programa electoral en 10 segundos y respirar  a la vez sin morir en el intento?

Para colmo, hay una evidente falta de interés político para buscar ni siquiera alternativas al sistema actual.

Pero a mi lo que más me preocupa es que, por mucho que los periodistas demos la tabarra con el tema, la mayoría de ciudadanos sigue sin conocer qué son los bloques y cómo afectan a la información que reciben. Y eso, me temo, que es, para empezar, culpa nuestra.

Así que nada: aquí seguiremos dando la tabarra hasta que haga falta.

  • Más información y docuementos en la web de la campaña No als blocs.
  • Podéis difundir la campaña en twitter con el hashtag #noalsblocs

 

[Gráfico] Estos son los géneros que ocupan las cadenas de televisión

s

Me gustó este gráfico que muestra el tipo de contenidos que llenan las parrillas de cada unos de los canales generalistas en España (lo publica hoy El País). En un golpe de vista podemos ver en qué se diferencian las distintas cadenas de televisión, que aún siendo todas generalistas, han ido apostando por tener personalidades diferenciadas.

Así por ejemplo, vemos que mientras los contenidos informativos están presentes en tv1, La2 tiene un marcado acento cultural. Cuatro y Telecinco en cambio, son los que menos contenido informativo aportan y se ocupan más de “entretenernos” ( “una televisión viva, colorida, no una propuesta gris” como decía Vasile).

Cuatro y Antena3 apuestan por la ficción como seña de identidad y personalmente me sorprende la poca presencia de los deportes, que sin datos en la mano, siempre hubiera pensado que tienen mucho más peso en las parrillas.

Tengo la duda si considerar los concursos que ofrece la televisión como entretenimiento, o considerar la música como contenido cultural.

Aún así tanto la música como la cultura, con excepción del canal público La2, se han convertido en contenidos residuales y minoritarios.

El artículo destaca que si sumamos los generos, dos tercios de la televisión generalista está entregada a “entretenernos”. Así es nuestra tele.

Primeros turistas vestidos de azul en Valencia, Alicante o Murcia

Ayer sábado el gran tema que abrió el Telediario fue la operación salida. Pueden ver incluso cómo estos apreciados primeros turistas se lanzaron a la playa vestidos de azul cielo. Aquí los tienen, felices y relucientes avanzando con paso seguro a su retiro dorado en los primeros segundos del Telediario. ¿Mensajes sumblinales en RTVE? ;)

El periodista como contenido televisivo

Desde hace un tiempo hay un formato televisivo que me ha llamado la atención: el periodista como contenido televisivo. Se ha popularizado desde hace un par de años entrevistar a periodistas para que ofrezcan su información sobre temas de actualidad.
Se trata de un formato diferente a la tertulia: aquí no se busca la opinión del periodista sino la información que éste tiene después de haber realizado un trabajo de investigación para el medio para el que trabaja.

Se substituye aquí a la fuente-experto tradicional por un periodista que se entiende que ha dedicado un tiempo importante a seguir un determinado tema relacionado con la actualidad.

Si pienso en formatos informativos veteranos como Informe Semanal de TVE o 30 minuts en tv3, no consigo recordar casos en los que se entrevisten a otros periodistas. Nunca fueron periodistas de otros medios (que yo recuerde), una fuente recurrente que apareciera en pantalla.

Periodistas que entrevistan a periodistas

El prototipo de este nuevo genero lo encarna el programa semanal informativo La sexta columna. Este programa de LaSexta basa prácticamente todo su contenido en ese formato. Son programas informativos muy pegados a la actualidad de una hora de duración. Son formatos que deben ser producidos en un tiempo record.

En él vemos pasar a periodistas, generalmente de prensa escrita o digital, pero nunca de otra televisión, que guían la narración aportando informaciones que antes han divulgado en sus medios escritos.

También Salvados acude con frecuencia a periodistas de otros medios, sobre todo en temas especializados o que atañen a ámbitos locales, donde su prensa local es quién mejor ha seguido determinados temas.

El formato empieza a externderse. Algunos programas empiezan a emitir un formato de contenido parecido, entrevistando a periodistas aportando información, desde Sálvame de Telecinco, a otros de Lasexta.

En general hablamos de periodistas de grandes cabeceras que tienen su nómina en el medio, y que por tanto ven esta colaboración como un reconocimiento o una mayor visibilidad de la que pueden obtener en sus medios.

¿Formato o tendencia lowcost?

En el fondo los periodistas han podido siempre acudir a otros periodistas para obtener nuevas informaciones pero nunca los vimos en pantalla. El peligro está en convertir al periodista en protagonista, pero no puedo dejar de pensar, que en el fondo esos periodistas brindan la información que las redacciones deberían reunir. Al final, son fuentes de fuentes.

Especulemos sobre el porqué de este formato: ¿Son quizá los periodistas fuentes menos especializados pero más divulgativos a ala hora de salir en pantalla? ¿Estos formatos permiten la producción express de contenidos informativos bajo lógicas lowcost?
Pregunté en twitter y éstas son algunas de las contestaciones:

¿Qué pensáis vosotros? ¿Formato o tendencia lowcost?

[gráfico] La televisión en España, por géneros

Me interesó este gráfico que muestra el tipo de géneros que predominan en cada una de las cadenas de televisión publicado por el diario El País y sobre datos de Kantar Media.

Podéis sacar vuestras conclusiones. Podríamos pensar que tener mucho espacio para programas informativos o los culturales, podría ser sinónimos de calidad, pero puede que no sea  siempre así. De todas formas, creo que algunos porcentajes no son correctos (por ejemplo, me faltan números en 13 tv).

Nuevos formatos para la radio o cosas que se le parecen

Aprovechando que hoy es el día de la radio voy hablar de ella para acabar hablando de yo que sé de qué…  El tema de la convergencia multimedial nos está poniendo difícil de definir los contenidos informativos con las viejas categorías. 

Acabo de escuchar/ver unos minutos del programa de radio YU. Lo innovador del tema es que es un programa de radio que se retransmite a diario en video-streaming por Internet de 17 a 20h a través de la web, y de 21 a 00h se retransmite por la radio convencional. Todo el programa está patrocinado por Vodafone y se emite por Los40. No tienen nada de especial si se piensa que luego es emitido en la radio, pero podría haberse quedado en un contenido exclusivo para la web (cuando hacen una pausa musical propia de la radio convencional dejan una imagen fija que muestra una pizarra donde hay un mensaje escrito a mano diciendo que se han ido por café o cualquier otra cosa que se les ocurre..).

Esta semana se presentaba también Radio 3 Extra: Rtve genera ahora contenidos exclusivos para Internet.

Pero cuando leí sobre Yu de Los40, me vino a la mente un proyecto catalán liderado por Valentí Sanjuan, hace ya un par de años. El Vistinovist nació en CatalunyaRàdio como un programa radio de fines de semana y festivos normal y corriente. Se liaron con twitter en directo cuando casi nadie lo hacía en aquel momento. Pero Catalunya Ràdio no pareció entender de las posibilidades.

Así que el programa se independizó del medio (como ya os conté en su día en “Nuevos modelos desruptivos: el caso Vistinovist“), para convertirse en radio por internet con imagen en directo. Después de buscar varios partners el formato evolucionó de un formato Diggnation  (es decir, muy de andar por casa pero con gracia), a estilizarse en una especie de Late show televisivo retransmitido por internet. Del programa de radio con tweets y replies en directo del incio, ya no queda nada. Ahora se hace en un teatro en Barcelona con público, sin risas enlatadas, con invitados y monólogos. Como en la tele, pero en Internet. No sé cómo explicarlo…

Ahora, según leo por twitter, Tv3 se lanza al formato al Online Show. Etiquetats, presentado por el propio Valentí Sanjuan, se emitirá los lunes a las 20.30 exclusivamente por Internet en directo desde algún lugar de Barcelona con público. Será justo después de la retransmisión de Polseres Vermelles que también se podrá ver por Internet (parece que el target al que se dirigen es claramente joven). Los contenidos, al parecer, seran muy similares al Vistolovisto (ahora se hace en castellano), que también se seguirá haciendo.

Como véis lo de etiquetar tipo de contenidos o entenderlos como contenedores estancos, (En EEUU por ejemplo, los diarios hacen sus programas de tele en directo via Internet) se está poniendo de lo más complicado como consecuencia de la convergencia de los soportes multimedia y la transmedialidad.

 

Carta de un telespectador a Ana Blanco

[vídeo] “Telemadrid, cómo destruir un servicio público”

Ironía ON a tope.

Somoano: “Déjame a mí”

Leo que el Consejo de Informativos de TVE critica la cobertura electoral que hizo tve. Casualmente el domingo iba zapeando de un canal a otro para saber el minuto y resultado, y coincidió en el momento que cortaron a Patxi López por conectar con Cospedal, y cosa que repitieron cortando a la cabeza de lista de Bildu, segunda fuerza política del País Vasco, para conectar con Basagoiti, responsable del PP vasco.

El consejo de informativos de RTVE señala precisamente esos cortes y los criterios de relevancia informativa que no se utilizaron, y advierte:

“Estas decisiones durante la emisión en directo las tomó personalmente la Dirección de Informativos, en contra del criterio de buena parte de los profesionales que participaban en el especial electoral. A nuestro juicio, estas decisiones unilaterales son muy preocupantes, ya que no responden a criterios objetivos de actualidad y relevancia informativa y proyectan una imagen de que se da prioridad al Partido Popular por encima de otras formaciones y con independencia de cual haya sido el resultado electora”.

Ese “personalmente” es de lo más inquietante. Esa Dirección de informativos no es otro que Julio Somoano, ex TeleMadrid, recién llegado a la casa con el cambio de directivos en RTVE, amén del cambio de gobierno. Quédense con su nombre que vamos a oír hablar más de él… ¿Se acuerdan de aquello de la manifestación independentista en el Telediario? Nos esperan gloriosos posts en este humilde blog. La cosa empieza a tomar tintes en blanco y negro…

#Elcataladelany: el spoiler fue el falso directo

Anoche se celebró la gala de entrega del reconocimiento El català de l’any en que, por votación popular, se elige a la personalidad catalana más destacada del año.

El ganador, el periodista Joaquim Puyal, dedicó un contundente e incómodo discurso a la situación actual y a la crisis del periodismo, a pocos metros del President Mas.

Pero la anécdota, (a parte de lo feo que era el premio) está en que sin saberlo los espectadores la gala se emitía en TV3 con 10 minutos de retraso, lo que se conoce como falso directo. ¿Qué ocurrió? Que si seguías por twitter el evento, 10 minutos antes nos enteramos de que el premiado era Puyal, ya que algunos periodistas y otras personas presentes en la sala estaban tuiteando los detalles de la gala.

Al principio vivimos unos momentos de desconcierto con varios medios tuiteando la noticia antes de que fuera anunciado en la gala que veíamos la tele. Entre ellos el propio El Periódico, uno de los impulsores de la iniciativa.

Si a nadie se le ocurriría emitir un partido de futbol en falso directo, quizá habría que replantearse su uso para entregas de premios, ahora que los spoilers son las redes sociales.

Televisiones en ‘standby’

Se da por hecho que Mònica Terribas será sustituida al frente de TV3. Su escaso feeling con el govern de Mas se hizo más que evidente en pantalla a principios del pasado diciembre cuando la periodista entrevistó al President (hacia el minuto 54).

Si no la han relevado ya del cargo de directora es porque estaba pendiente la reforma de la ley de la Corporació Catalana de Mitjans Audiovisuals. En Madrid Tve también está a la espera que el nuevo gobierno decida junto a PSOE quién se hará cargo del Ente. Mientras tanto sus consejeros se sortean con papelitos a quién le toca presidir cada mes…

Puedes leer mi artículo en Economía digital (Castellano/català).

Horas de video en directo

El extraño caso de la radio en la tele

Hay un extraño fenómeno que empieza a repetirse: la radio en la televisión. Extraño porque, en principio “el manual” dice que ambos medios son soportes con lenguajes propios absolutamente consolidados y diferenciados. Sin embargo, últimamente algunos programas de radio empiezan a poblar algunas cadenas de la televisión digital terrestre para sorpresa de muchos.

Es un recurso que han encontrado algunas cadenas para llenar espacios de la programación con menos coste. Lo cuento esta semana en Economía Digital (castellano/català).

 

‘La Noria’, el pollo desplumado de Telecinco

Hace unas semanas se producía aquel insólito caso de anunciantes retirando la publicidad del programa de Telecinco La Noria. ¿No se acuerdan? ¿Vagamente? La Noria sigue en pie. ¿Telecinco ha ganado el pulso al activismo en la Red? O, ¿eso nos quiere hacer creer?

Ahora el programa anuncia cambios pero la presión sobre Telecinco ha bajado. Lo explico esta semana en Economía Digital. (Castellano)

Bienvenidos, de nuevo, al oligopolio de la tele

En el año 1990 se pusieron en marcha los tres primeros canales privados. A pesar de tener 11 años recuerdo muy bien el día que un señor nos explicaba que la primera televisión privada empezaba a emitir. Era una Antena 3 formada por una gran variedad de accionistas: desde periódicos y revistas hasta empresas de gran consumo.

A los pocos días, pero con mucho más brillo y colorines -una antesala la década de mamachichos que nos aguardaban- era el turno de Telecinco, de la mano de la Once y Anaya y Berslusconi principalmente. A finales de aquel 1990 llegaron las rayas grises y los sonidos irritantes de la señal codificada de Canal Plus, gracias a Prisa, Canal Plus Francia y algunas entidades financieras.

Se iniciaba así un proceso desregularizador del mercado de la televisión en España. 20 años después, de nuevo, se forma un oligopolio del mercado televisivo. Pero si en los 90 eran 3 o 4 empresas las que dominaban el mercado publicario, en 2012 serán tan solo 2.

Lo explico en Economía Digital (Castellano/Català).


gráfico ARA


Web Analytics