Archivos de la categoría Periodismo emprendedor

Proyectos periodísticos de reciente creación creados por periodistas individuales o cooperativas de periodistas.

Alternativas Económicas y Forbes, dos mundos

Presentación de la revista Alternativas económicas
No deja de ser curioso que el mismo día que se presentaba la revista Alternativas Económicas lo hacía también la edición española de Forbes. Supongo que solo es una coincidencia. De lo de Forbes en Bcn me enteré de rebote  anoche -y creo que por twitter- cuando estaba ya de vuelta de la presentación de AE. Dos nuevos proyectos con cosas en común: los dos apuestan por el papel, los dos son de información económica, y los dos salen en un momento económico no muy favorable. Pero hasta ahí sus similitudes.

La presentación de Alternativas Económicas tuvo lugar en la Cotxeres de Sants, muy cerca de donde se encuentra la redacción de la revista.  En la presentación de AE, el invitado de honor fue Thierry Pech, el director de Alternatives Economiques, la cooperativa periodística francesa que ha inspirado a los impulsores de AE (30 años, 75.000 subscriptores). Cierto es que entre el público había un ex conseller, Castells, y un ex Ministro, que la verdad, ahora no me acuerdo cómo se llama (sí, soy una periodista de pacotilla); pero sobre todo había muchos periodistas y gente de la economía social.

Forbes se presentó en el Hotel Majestic e intervino el President de la Generalitat Artur Mas. No os puedo decir quién fue porque yo no estuve allí. Según leo “se dio cita lo más granado de la sociedad catalana“. Pues eso. Mi capacidad para estar presente en dos sitios a la vez es más bien limitada, pero prever acontecimientos no forma parte de mis poderes mágicos. Pero a lo que iba, que me pierdo…

Arthur Mas en la presentación de Forbes


Dos revistas, dos modelos de empresa

AE es una cooperativa periodística. Como decía ayer su director, Andreu Missé, “somos 4 los que hacemos la revista” (pero qué cuatro, diría yo). Recordareis que entrevisté a Pere Rusiñol. En total son 6 trabajadores cooperativistas que han aportado capital para poner en marcha el proyecto. El resto de capital lo han aportado una treintena de socios que han aportado un máximo de 4.000 euros. Entre ellos encontramos nombres del periodismo como Nacho Escolar, Antonio Franco, Soledad Gallego Díaz, Xavier Vida-Folch o José Sanclemente. Me llamó la atención que Joan Herrera sea también socio.

A Andreu Missé se le notaba muy emocionado. Después de más de dos décadas en El País, ponerte al frente de tu propio proyecto debe ser realmente estimulante. Con unos 78.000 euros se ha puesto en marcha la iniciativa. “Queremos ser independientes: sin créditos ni subvenciones”.

La revista se dirige al público en general. Pretende ser un producto divulgativo de economía no pensado para inversores sino para la gente normal. “Los periodistas no somos conscientes que estamos muy alejados de la gente y que muchas veces, no nos entienden”. Destacó el carácter cooperativista del proyecto. Un modelo que en su opininón, sigue muy vigente y que casa muy bien con proyectos periodísticos donde lo que necesitas, “más que un gran capital económico, es un capital humano”.

Estos días he podido hojear la revista. Su perspectiva social es evidente. Si bien al principio me pareció algo densa, he ido leyendo los artículos y la verdad es que veo el esfuerzo por explicar la economía y el lío en el que estamos metidos, pero no es nada fácil y no podrán bajar la guardia.

Acaba de salir el primer número y de momento cuentan con 650 subscriptores. Según contó Missé esperan recibir un 90% de sus ingresos a través de los subscriptores y la venta al número pero tan solo un 10% de la publicidad.

Forbes, economía para señores de negocios o los que aspiran a ello

Forbes os sonará por aquello de la lista de los más ricos. Tengo que reconocer que cuando oí que entraba en España y en este momento, no sabía si echarme a llorar o a reír. Pero en realidad quién trae esta revista es Spain Media Magazines, una empresa de la que creo que no se habla  suficiente, pero desde 2007, no ha hecho más que traer cabeceras internacionales a España (a Andrés Rodríguez me gustaría entrevistarlo algún día…). Primero fue Esquire, luego Harper´s Bazaar y le sigueron Orizon y RobbReport. Su especialidad son las revistas de gama alta. Para hombres con poder adquisitivo… o que aspiran a ello. También para modernets, que decimos aquí. Es decir, Spain Media explotan las marcas y los modelos de revistas extranjeras y las adaptan al mercado Español. La publi que atraen es de gama alta.

Como decía, podría parece suicida, pero esta empresa ha nacido y crecido en la recesión económica y en un momento de una bajada muy importante de inversión publicitaria y para más inri, apostando por productos de papel. Así que hay que reconocerles el mérito.

Dice Rodríguez que quieren adaptar el modelo de revista que es Forbes a la realidad de España. Dice también que se dirigen a la gente emprendedora, que no ha habido mejor momento para publicar Forbes como ahora y que lo suyo es la economía con el cruce de estilos de vida.

Dos productos, dos mundos muy diferentes pero los dos apostando por el papel como soporte principal de negocio y en un contexto de crisis. El tiempo nos dirá qué tal les va. Suerte a los dos y bienvenidos.

La foto de la presentación es de Merche Negro, y la segunda de Forbes.

ZonaRetiro: ser hiperlocal en una gran ciudad es posible

El medio hiperlocal madrileño ZonaRetiro acaba de cumplir dos años y 50.000 usuarios únicos mensuales. Gustavo Bravo, uno de sus fundadores, vive de ello y es en toda regla un periodista emprendedor. Siempre he pensado que lo local en las grandes ciudades es un posible nicho que los medios no han querido (o sabido) explotar. Es por eso que me interesé en contactar con Gustavo para conocer más sobre el desarrollo y consolidación del proyecto.

Gustavo fundó ZonaRetiro con 27 años, después de haber pasado por Adn.es y El Confidencial. En el primer medio conoció a algunos de los impulsores de los hiperlocales SomosCentro, SomosLaLatina SomosMalasaña (el feliz superviviente). Sería con ellos con quién habló en un primer momento con la idea de crear un hiperlocal en la zona Retiro y barrio de Salamanca.

Bravo, periodista emprendedor de ZonaRetiroAl final no cuajó pero continuó con la idea de emprender con un medio hiperlocal: “En Madrid no hay información local de verdad” me dice Bravo en una conversación que mantuvimos por teléfono hace unos días. Junto a otra periodista y tirando de algunos amigos lanzaron la web zonaretiro.com a principios de 2011 –10 años trabajando con wordpress tenían que servir para algo- con una inversión mínima pero un aspecto cuidado y profesional. El mayor gasto vendría con la creación de una SL.

Gustavo trabaja en el proyecto a tiempo completo y desde hace un año vive de ello. Trabaja además junto a un grupo de colaboradores que le dan apoyo con los contenidos y otros servicios.

Contar Madrid desde la perspectiva del vecino

Gustavo es del barrio por lo que conoce muy bien todo lo que puede interesar a sus vecinos. Sin embargo, en ZonaRetiro no solo se habla del barrio. “Tenía claro que no quería limitarnos a contar solo lo que pasa en el barrio, sino quería contar lo que pasa en Madrid. Explicar las políticas municipales y otros temas y mostrar cómo les afecta a los vecinos de este barrio”. El momento políticamente también era muy caliente en el ayuntamiento de Madrid y también coincidió con la explosión del 15M. Todas esas cosas marcaron mucho el inicio de la web.

Adelantarse a los lectores

“Nuestro trabajo, más que hacer noticias es predecirlas“. Antes de producir contenidos hacen un ejercicio previo sobre qué buscan los usuarios para tratar de adelantarse a las necesidades de los vecinos. Trabajan mucho el posicionamiento en buscadores de sus noticias ya que les otorga una visibilidad ante su posible público -los vecinos- que navegan por internet. Es una “guerra de guerrilla”.

De dónde sale la publicidad

Enlazando con lo anterior: Gustavo me asegura que no hicieron ninguna campaña offline para darse a conocer entre los comercios del barrio. Su área tiene una población de medio millón de habitantes y miles de negocios. Les encuentran. La publicidad les llega principalmente por la web. Buscando información sobre el barrio los comerciantes les descubren. Según me cuenta, muchos de ellos llevan años intentando anunciarse sin éxito, ya que los precios del papel siguen siendo (aún) prohibitivos para la mayoría de comercios pequeños. Sus precios, dice, no son desorbitados.

Otra cosa que se dieron cuenta es que su público tendía a lo femenino. “Si algo tenía claro, y que aprendí en ElConfidencial, es que teníamos que encontrar un segmento de público que fuera rentable, interesante para los anunciantes”. De ahí que buena parte de los contenidos se dirigen al público femenino.

Otra fuente de ingresos 

Pero la mitad de su tiempo lo dedican a otra fuente de ingresos: los servicios de comunicación web. Actúan como si se tratara de una agencia de comunicación local para esos mismos pequeños anunciantes. Generan contenido, blogs y webs patrocinadas, y aseguran a la vez la difusión de las notas de prensa. Pero lo que les ofrencen, no es tanto su audiencia sino un buen posicionamiento de los contenidos en Internet. No prometen una rentabilidad a corto sino a medio plazo, me cuenta Gustavo.

Qué han aprendido

Le pregunto a Gustavo que me dé algunas claves sobre todo lo que ha aprendido durante estos dos años.  Considera fundamental saber muy bien a qué público te diriges y ofrecer los contenidos que realmente desean leer o les afectan. El plus de Gustavo es ser precisamente del barrio. Conoce el barrio y el tipo de comercios, aunque no siempre los anunciantes han sido del barrio.

La cara B también está en “lo duro y fustrante que puede llegar a ser en ocasiones”. “Darme cuenta que los periódicos están totalmente financiados”. “Mientras nosotros tenemos que rendir cuentas cada mes a nuestros anunciantes”, en los grandes medios la publicidad “no busca dar a conocer ningún producto”.

 

Pere Rusiñol: “Necesitamos nuevas estructuras para hacer periodismo”

La imagen que tenía de Pere Rusiñol era  la de la foto oficial de Público, trajeado y corbata, aunque ya lucía la melena de hoy que -en exclusiva- me aseguró que tiene los días contados. Con apenas 40 años  ha sido adjunto a la dirección del diario Público, previo paso por El País, a ser hoy un emprendedor. Durante los últimos meses en Público ya empezó a gestar la satírica Mongolia y ahora lanza la revista Alternativas Económicas. ¿No es él un periodista emprendedor? Lo es, pero ni es un chavalín ni va solo por la vida. Mientras los periodistas de redacciones grandes son ya una especie en peligro de extinción, los que salen de éstos buscan crear espacios donde seguir ejerciendo su trabajo en un mundo que ha cambiado por completo.

Llego a la sede de Alternativas Económicas, recién nacida cooperativa de periodistas situado en una pequeña calle en pleno barrio de Sants. Me abre la puerta Ariadna Trillas, hasta hace dos meses subdirectora del diari ARA. Glups. Su director -que lo hay, aunque sea cooperativa- es Andreu Missé, otro peso pesado de El País, corresponsal en Bruselas hasta hace unos meses. Precisamente todos ellos se conocían del diario de Prisa, aunque Pere habla de él en pasado como si de “aquel País”, no quedara nada. Son tres de los seis trabajadores cooperativistas de la nueva revista que junto a Mariana Vilnitzky, son la parte periodística de la revista. No se puede decir de ninguno de ellos que acaben de llegar al barrio periodístico…

El piso huele como todos los nuevos medios, es decir, a recién pintado. El piso es sencillo pero luminoso, recién ikeado a base de muebles blancos y toques de color rojo. En una pecera con eco a vacío me zambullo a conversar con Rusiñol.

SC ¿Cómo surge la idea del proyecto de Alternativas Económicas?

PR: Somos gente que venimos de El País de Barcelona (Andreu, Ariadna, yo…), y hace 10 años ya hablábamos de la revista francesa Alternatives Economiques. Se trata de una cooperativa de 50 periodistas que después de 30 años ganan dinero y no están endeudados. Era un modelo empresarial y periodístico que nos gustaba.

Nos dimos cuenta que el mundo había cambiado. Las empresas donde trabajábamos y que hacían un tipo de periodismo han desaparecido, existen esas mismas empresas pero con otro tipo de dirección. Andreu en El País, yo en Público… Hicimos un análisis conjuntamente de la situación actual y vimos que nos permitía intentar hacer una cosa completamente distinta. Aún teniendo todos alternativas laborales se da una coyuntura de mercado que nos muestra que existe la necesidad de una revista de este tipo en un momento de crisis como el actual.

¿Qué tiene la revista de diferente respecto a otras revistas de economía?

PR: Es diferente porque es la única que se dirige al ciudadano normal, no al inversor o al ejecutivo de una empresa. No hay una revista que se centre en explicar al ciudadano cómo le afecta la prima de riesgo. En las revistas hablan de cómo te afectará a tu inversión pero no cómo afectará a la pensiones públicas o al estado del bienestar. Nos dirigimos a ciudadanos que no tienen conocimientos económicos, para que entiendan cómo le afecta la economía en su vida personal.

Pero esto no es incompatible con que sea una revista que pretenda que las élites intelectuales también se involucren y que llegue a interesar al Ministerio de Economía. Pero sobre todo lo que queremos hacer es el esfuerzo de explicar a la gente normal la economía. Esto es fácil de decir y difícil de hacer. Es el reto.

Marché du travail : liberté, inégalité, flexibilité

Os basaís en el modelo de la revista francesa Alternatives Economiques. ¿Qué relación tenéis con la publicación madre?

Nos gustaba su revista no solo por el producto sino por el tipo de empresa que son. AlterEco tiene 32 años y vende 120.000 ejemplares mensuales. 50 trabajadores cooperativistas. Sin deuda. Tienen además varias revistas más y una editorial. La revista fue un germen para otros productos de la empresa. Nuestro objetivo a largo plazo es imitar este modelo.
Ellos dicen que somos sus “hermanos”, nos han abierto sus puertas y han compartido con nosotros toda su experiencia. De hecho, forman parte de también de nuestra cooperativa. Hemos firmado un convenio de colaboración para utilizar su marca y algunos artículos, pero no a precio de mercado sino de amistad. Por tanto es un proyecto nuestro pero arrancamos con todo su know how.

¿Con qué estructura empezáis vosotros?¿Quiénes son los socios de vuestro proyecto?

Somos 6 socios trabajadores, todos hemos aportado capital y contamos con 30 socios colaboradores. Los trabajadores tenemos el 70% de los votos y los colaboradores, el 30% restante. Esos 30 socios los fuimos a buscar en nuestro entorno, gente de confianza que sabemos que comparten con nosotros la necesidad de que exista un periodismo independiente y bajo la propiedad de los trabajadores en este momento tan complicado para el periodismo. De alguna forma elegimos nuestro capital, fuimos a explicarles el producto y la mayoría quiso sumarse al proyecto. Entre ellos hay periodistas, empresarios, profesores y gente de la economía social. Uno de esos 30 es la propia revista francesa.

¿Cuáles son vuestros objetivos a corto plazo? ¿Con qué tirada saldréis?

Salimos con un capital de 60.000 y comprometido por los socios de 160.000 euros. Los trabajadores cobraremos desde el principio pero no a precios de mercado. Pensamos que tenemos dos años cubiertos con una economía de guerra. Muy mal nos tendría que ir para no cumplir los objetivos que nos hemos marcado ya que son muy realistas. Saldremos con 10.000 pero nuestro objetivo es alcanzar los 8.000 ejemplares. No gastaremos ni publicidad ni promoción. Aspiramos a construir una comunidad de lectores a través de las redes sociales que nos permita crecer poco a poco sin salir con una gran tirada y sin gastarnos todos nuestros recursos en la salida.

SC: Has fundado Mongolia y ahora esta revista. Muchos de tus ex compañeros de Público también se han embarcado en nuevos proyectos. Vivimos una auténtica oleada emprendedora ¿Qué crees que necesitan todas estas iniciativas para consolidarse?

PR:Creo que lo más importante, aunque muchos no lo tienen en cuenta, es que las cosas se hagan estudiando no solo el producto, sino también empresarialmente el producto. Hacer un estudio de mercado, pensar en el modelo de negocio, buscar el capital y crear un plan de negocio. Muchas veces los periodistas tendemos a pensar si el producto es bueno se venderá por si solo y eso es peligroso. Por tener 5.000 seguidores de twitter no vamos a tener 5.000 compradores…

SC ¿Qué habéis tenido que aprender montando la revista?
PR: De todo. Ahora tengo que visitar a la imprenta, hacer contratos, un plan de negocio… Para hacer lo que hacíamos antes, tenemos que montar este tipo de empresas. Hemos de definir el plan de negocio, buscar capital…etc
Creo que es importante asumir que para hacer periodismo, o aquello que hacíamos antes, el periodista tiene ahora que preocuparse de montar las estructuras que le permitan hacerlo. Los periodistas que piensen que es suficiente con seguir escribiendo en este contexto lo tienen muy complicado. Ya no existen sitios donde escribir y vivir de esto. Yo no digo que no se puedan hacer cosas buenas en los medios tradicionales. Les respeto, pero hay una diferencia en tener a los bancos en el accionariado respeto a no tenerlos. Yo vengo del mundo de los diarios y en los 90 casi todos tenían una propiedad familiar y ahora casi todos están en manos de los bancos.
SC ¿Qué le dirías a periodistas que intentan emprender?

PR: Que tendrán que pensar en cosas que dan mucha pereza pero es la única manera. Que se asocien con gente que sepa, que piensen quién les hará el plan de negocio y cómo será el modelo de negocio. Que investiguen el mercado, que tematicen bien el producto. Los diarios han dimitido de la información y ha dejado muchos huecos informativos. Y si has hecho un plan de negocio razonable junto a las herramientas que da hoy gratuitamente la red, imprimir hoy es mucho más barato que hace dos años. Muy mal te tienen que ir las cosas… ¿Cuáles sobrevivirán? Aquellos con una combinación de buena planificación empresarial y que hayan acertado el nicho informativo. Nosotros hacemos un producto que no existe: una revista económica que se dirija a los ciudadanos normales, no a inversores.

SC: Tu te has posicionado a favor a que el lector sea el que soporte el coste de las publicaciones y has criticado a aquellos medios que ofrecían contenido gratuito en Internet.

Lo que creo es que Internet ha venido a reventar la burbuja de la publicidad, los precios estaban muy inflados. Internet y las redes han multiplicado los canales por lo que llegar al público. Así que puedes llegar al público sin pasar por los medios. En Mongolia organizamos una fiesta en una discoteca en la que aparecieron 1.200 personas, solo por las redes. Pusimos una anuncio pequeñito en Babelia. No conozco a nadie que lo viera.

Después de la crisis ya no tendrá sentido pagar los precios inflados las tarifas oficiales en los que se ha sostenido la prensa. La burburja ha explotado, por tanto necesitas que la gente que valora la información pague por ella. Una de las patas sobre la que se sostenía la prensa, la publicidad, ha fallado, y su das lo mismo por Internet, ¿quién te comprará? Si tienes dos patas y te cargas las dos de golpe, no tiene ningún sentido.

Personalmente no creo en los proyectos que dependan al 100% de la publicidad. Porque si la burbuja ha explotado, ¿cómo financias en Internet un producto en abierto? En Mongolia no damos nada en la web y utilizamos Internet como un canal de promoción. Solo publicamos las “reallity news” [la parte de información “seria” de Mongolia de la que se encarga Pere] pasados unos meses.

SC: ¿Crees que puede funcionar el modelo cooperativista para los medios de comunicación?

PR: Tenemos el mismo ejemplo en la revista francesa en la que nos basamos. Ya hay medios activistas que son horizontales. Pero nosotros somos una cooperativa donde todos tenemos los mismos derechos pero donde hay una estructura, porque es mucho más seguro.

 

  • La revista Alternativas económicas saldrá en febrero. La subscripción cuesta 44 euros al año, tanto si se hace a la versión papel como a la electrónica.

Estudio: Chasing Sustainability on the Net

Periodismo emprendedor: revistas made in NY

Este fin de semana el The Observer publicaba una pieza sobre veinteañeros que han empezado a publicar revistas y páginas web por libre a falta de un trabajo en la menguante industria de los medios (Por supuesto, si allí cuecen habas, aquí montamos un paella popular).

Para más inspiración ver New York literary magazines – start spreading the news

Nuevos proyectos periodísticos, una puesta al día

Se me acumulan como setas un  montón de nuevos proyectos periodísticos que han salido hace poco o que yo he descubierto y que no he tenido tiempo de comentar aún. Así que los saco así, de sopetón, para que no queden sepultados entre mi gusto por la procrastinación blogger (o que se acabe el mundo hoy y que ustedes no se enteren). Ahí va más Periodismo Emprendedor. Subiros a la ola que vendrán más…

 

Generalistas

ZoomNews: Apenas con unas semanas a sus espaldas, ZoomNews es un medio de corte generalista, pero que ha querido centrarse en Actualidad, economía y deportes. El diseño de navegación tiene algunos puntos interesantes. No hay una loca obsesión por la actualización continua pero una voluntad de ofrecer profundidad. Abrieron a principios de noviembre.

InfoLibre: Este proyecto que lidera Jesús Maraña, ex director de Público se inspira en el digital de pago francés Mediapart. Se encuentra en fase aún de lanzamiento. Leo que el proyecto tendrá una versión digital (con algunos contenidos en abierto) pero también un mensual de papel. Al parecer los periodistas participarán en el accionariado del medio.

Coperiodistas: Hace unas semanas ha nacido este nuevo medio digital. Un grupo de periodistas han lanzado este proyecto sin ánimo de lucro, muchos de ellos residentes en Canarias, Madrid y Galicia, con un corte generalista y comprometido.

 

Locales


Cordopolis: A finales de septiembre nacía este digital de Córdoba, impulsado por un grupo de periodistas, víctimas de nuevo de varios ERES. Su diseño es atractivo y quieren publicar información local a dos tiempos. Les gustan las entrevistas largas, muy largas. No lo digo yo, lo dicen ellos 😉

La Palanca (lapalancainformación.org): se trata de un medio local que abarca el Baix Llobregat, (Sant Andreu de la Barca, Pallejà y Molins de Rei), impulsado por un colectivo “que decide aportar su experiencia profesional para crear un nuevo modelo de proyecto informativo”. Hay tanto un interés por el compromiso social como por la información útil para los vecinos.

El Circ de Tarragona: tan reciente como que nació ayer en Tarragona… Es interesante porque es la historia de un periodista víctima de un ERE en un diario que decidió transformar su blog en un medio de comunicación. Sergi Casado lo explica él mismo aquí. El latido de la ciudad en torno a la política y el deporte está asegurado gracias a un buen grupo de colaboradores.

SomAnoia: A principios de diciembre se presentó en Igualada el diario SomAnoia, una edición en papel semanal de pago con una versión digital, también impulsado por tres periodistas.

SevillaDirecto: en septiembre nacía este hiperlocal de la ciudad de Sevilla, impulsado por el ex director de Giraldatv, Antonio Silva y cuenta con 4 periodistas en la redacción.

De Nicho:

Emprendoteca: Una web destinada a facilitar recursos a los emprendedores. Nació hace unos meses de mano de una periodista canaria, Gara García.

 

Otros proyectos:

Iberoamerica.net : las noticias de los medios más compartidas en las redes sociales, en un solo sitio web, por países hispanohablantes. Es un proyecto que está apunto de cumplir dos años (y mira, yo lo descubrí apenas hace unos meses…) que creó Pedro Alzaga. Simplemente, me encanta la idea y me parece una herramienta muy útil para muchas cosas.

FixMedia.org: una plataforma que permite a los lectores corregir las noticias de los medios, con el objetivo de mejorar el periodismo. Su lanzamiento ha sido financiado con crowdfunding y su impulsor ha sido Pau Llop.

-También se ha formalizado la asociación nacida en Sevilla de Se buscan periodistas. Esperamos en breve poder contar qué proyectos pueden salir de esta plataforma para el emprendizaje entre periodistas

 

  • Espero que os sirvan de inspiración a muchos. Si conocéis proyectos lanzados en los últimos meses por periodistas, no dudéis en contármelo silvia@silviacobo.com

 

 

Formación para periodistas emprendedores

ACTUALIZADO

Se viene una ola emprendedora en el periodismo. Pero no esperemos que nos sobrevenga la ciencia infusa. Para emprender con éxito hay que saber un poco de empresa, gestión, marketing… Un poco, o tanto como se pueda.

Últimamente he encontrado varios cursos que os pueden interesar:

Otros eventos regulares sobre emprendimiento en los medios:

Me han parecido interesantes las propuestas. Si conocéis alguno más, dejar el enlace en los comentarios:

 

 

Nace Reporteros Jerez

Hoy nace un nuevo medio local: ReporterosJerez.es. Me fijo en él porque hace tan solo 5 meses periodistas del diario local La Voz de Jerez, se quedaban en paro después de que el grupo Vocento decidiera cerrar el diario y pusiera en marcha un expediente de regulación de empleo.

¿Qué hicieron 11 de sus periodistas? Al día siguiente, casi por casualidad, decidieron unirse para crear un nuevo medio digital.

Todos ellos han aportado a partes iguales el capital necesario y han establecido otras fuentes de ingresos para el medio además de la publicidad: la corresponsalía “a la carta” para otros medios (por ejemplo, para deportes) y la asesoría de comunicación. En su arranque ya tienen una decena de anunciantes y una comercial forma parte de este equipo fundador.

El resto de los periodistas continuará en la área informativa a la que se dedicaba con anterioridad. Son periodistas con mucha experiencia, fuentes y contactos.

Me lo cuenta por teléfono uno de ellos, Wayne Jamison, anterior responsable del digital de la Voz. Reporteros Jerez apuesta fuerte por la información propia, la actualización continúa y hacer seguimientos en directo para determinados eventos. Se olvidan de líneas editoriales y apuestan por hacer “periodismo puro y duro” me dice Wayne. Son independientes y no tienen a ningún grupo o empresa detrás.

En este lanzamiento cuentan con un reportaje sobre los afectados del  ERE en el Ayuntamiento de Jerez de la Frontera que afectó a 300 personas.

Reporteros Jerez representa la oportunidad de la información local a manos de los propios periodistas, y de periodistas que deciden tomar el mando de la información por su propio cuenta y riesgo. El futuro de los periodistas es, una vez más, emprendedor.

 

periodistas de Reporteros Jerez

Nuevos proyectos en el periodismo deportivo

Un buen puñado de nuevos proyectos alrededor del periodismo deportivo han salido a la luz durante el último año.

  • Long form en papel:

Si bien Panenka cumplirá ahora su primer año de vida, otra revista de papel, Líbero, con un planteamiento similar (historias que toman el fútbol como excusa, formatos largos, revista premium…) acaba de salir al kiosco. Ilustres firmas arropan su lanzamiento.

La Grada: el grupo Zeta ha lanzado un diario en papel  y en digital, dedicado a la afición de RCD Espanyol.

  • Proyectos web

Grada360: El grupo Vocento acaba de lanzar un nuevo medio digital deportivo, Grada360. Aunque es polideportiva, el fútbol es lo que manda. Es interesante porque el grupo Vocento trata de aprovechar su enorme penetración en información regional gracias a sus diarios, reutiliza sus contenidos citando las cabeceras de origen.

Elevenfoot: quiere ser una revista de fútbol para tabletas y móviles. De momento se encuentra en fase de Crowdfunding y su planteamiento, según leo, es huir de forofismos. A día de hoy, necesitan un buen empujoncito.

Otros proyectos digitales, Oncecontraonce o Tribunadeportiva.es

 

Oleada emprendedora en el periodismo

Se acaba mi sexta temporada blogger. Llevo meses observando y dándole vueltas y no veo que haya otra opción a corto y a medio para miles de periodistas.

En uno de mis artículos decía que es inevitable el destino de los más de 10.000 periodistas actualmente en paro (solo casi 5.000 en el último año 2011). ¿Qué se supone que deben hacer? ¿Hibernar como osos hasta que la reconversión del sector haya acabado? ¿Aguantar la respiración debajo del agua hasta que la crisis haya finalizado? No. Algo tendrán -tendremos- que hacer.

Siempre se ha dicho que el hambre estimula la creatividad. Pues quizá, por esas, debamos tomar las riendas de nuevo.

Se nos viene encima la mayor ola emprendedora de la historia del periodismo. No tengo duda y la esperamos como agua de mayo. Fijaros: el agua ya ha empezado a empapar la tierra.

Los muchos colegas que me piden consejo solo les digo una cosa: “no pierdas tu energía intentando entrar en un medio, ahí ya no hay sitio”.

Pero es que ya no es cuestión de que haya o no haya “plazas” en las redacciones de los grandes medios (que seguirán existiendo), sino que hoy es posible hacer periodismo en lo que yo llamo la “periferia” del periodismo.

No es fácil, no es rápido, no hay nada asegurado, pero los caminos que no se encuentran, se inventan. De eso iban nuestros Experiences del BcnMediaLab.


Nuevos modelos, nuevas oportunidades para los periodistas

Debemos tener un ojo bien abierto en varios campos: la marca personal, el networking, los ebooks, y los modelos de negocio basados en servicios, etc… Solos o en cooperativas. La mayoría, medios pequeños.

Como sea. Pero abrid bien los ojos porque esto no ha hecho más que empezar.

Los ex Público [Los fecundos hijos de Público] no son una excepción. Hay más, vendrás más.

Espero seguir contándolo. Buen verano.

 

[Ya que me dedico a escribir sobre la debacle de los medios, pensé pedirme la baja por depresión laboral. Luego recordé que soy autónoma. Ay. Pues nada, a seguir en el ajo]

 

Plus: Juan Luis Manfredi ha empezado a recopilar proyectos, pero hay muchísimos más.

 

Panenka, tan inesperada como aquel gol

Uno de los artículos del número cero de la nueva revista Panenka estuvo dando vueltas por varias redacciones de medios deportivos y generalistas. Por lo visto a nadie le pareció suficientemente interesante un buceo por los cables de Wikileaks que hablaban de fútbol y de otras cosas: “Víctima de injerencias políticas, lavadora de dinero negro para el crimen organizado, espita de la violencia entre minorías étnicas, narcótico social en manos de dictadores. Juguete de oscuros millonarios. Todo eso es el fútbol.”

Era febrero de 2011. Aitor Lagunas me lo comentaba entonces. ¿Cómo podía ser que un artículo con tantas ramificaciones no interesara a la prensa deportiva y menos a la generalista? Como él, otros periodistas -gente como César Sánchez o Javier Gómez, entre otros- se hacían cruces de que un material así no tuviera sitio en los medios actuales, ensimismados en la tiranía de la actualidad, las hinchadas y el último fichaje estrella.

¿Era posible que a alguien más le gustara “leer” fútbol? ¿Acaso son dos palabras compatibles? Sí, “leer”, largo, intersante, hasta literario y ecléctico… El proyecto Panenka es un sueño de unos pocos y una locura -les decían-. Tan inesperado como aquél gol que marcó el jugador checo Antonin Panenka.

De ahí sale Panenka, “de la necesidad de un grupo de treintañeros [y periodistas] a los que nos apetecía contar historias y hacerlo de una manera determinada que no encuentra sitio en el periodismo actual” -me cuenta Aitor Lagunas en un café de Sants, mientras pegado a mi espalda un probable lector de Marca se juega la calderilla en la máquina tragaperras. (Tuve suerte de aparecer con una grabadora sin pilas…).

Panenka ha sido como empezar una casa por el tejado. Es lo que hemos hecho: empezar por aquello que más nos gustaba, escribir. El cómo y el cuando ya lo veremos, nos dijimos”. Aitor Lagunas y César Sánchez -también compañeros del BCNMediaLab– empezaron a buscar a esos otros “creyentes” en que el fútbol puede ser explicado de otra manera. Para todos los que finalmente se han ido sumando al proyecto el fútbol es mucho más que un deporte. Es cultura, es arte, son valores, son personas, en ocasiones política.

Panenka bebe de proyectos como la alemana 11Freunde -Lagunas fue corresponsal en Berlín-, o la francesa So foot, se inspiró para el lanzamiento en la joven The Blizzard británica y observa de cerca el modelo de preventa de Orsai. Menudo recorrido, ¿verdad?

De qué va Panenka

Panenka publicó su manifiesto: “El fútbol que se lee“. Aitor me resume lo que tendría que ser: “Bienvenida la profundidad sin limites de espacio ni géneros. Dar espacio a las historias que lo pidan. Libertad. Sentido del humor, por favor. Ser incorrectamente políticos”. Hay un aroma retro a los 80 -son los niños de esa década-. “Posiblemente ni Messi ni Ronaldo vayan a salir en portada, pero la obligación de Panenka sería darle una vuelta nueva y desconocida a personajes como esos”. Fútbol con, pero también sin focos ni glamour. Esas historias que no caben en los medios de actualidad. Sin miedo a ser freaks, apasionados por el fútbol sin forofismos y sin convertirse en sucursales de los clubs.

Hicieron una lista de ensueño: “a quienes nos gustaría leer en Panenka“. Buscaban a algunas de esas plumas del periodismo deportivo que siempre idolatraron. Ahora algunas de esas plumas han llamado a su puerta. Sorpresa.

De m0mento ha habido más de 1.000 descargas de su número 0 y el pdf del número 0 va rondando por Internet. La cosa se pone seria. Y ahí están, en marcha y aprendiendo todo lo complicado que hay en el lanzamiento de una publicación que tantas expectativas ha creado. Utilizarán un modelo mixto, publicidad y preventa al estilo Orsai. Estará en algunos pocos quioscos. En septiembre sale el primer número en papel.

En breve un Dietario irá contando las novedades del proyecto en panenka.org.