Tommasso Debenedetti y la foto falsa de Chávez

Como todos sabéis la semana pasada el diario El País creyó publicar una foto del presidente Chávez entubado. Solo unos segundos después de su publicación online (madrugada española) muchos usuarios de las redes alertaron de que la foto era falsa. Por todos es bien conocida la historia.

Aún no está claro su origen. Antonio Delgado ha seguido el proceso en este Storify y en propio diario ha realizado su momento de flagelación pública con la publicación de la crónica del error (que me parece acertado). Casi todo se ha dicho sobre ella -habréis leído-, pero ¿por qué solo indican la edad de editor gráfico de la web que se olió que aquello no era trigo limpio? ¿Hay que leer entre líneas?, y dos, ¿por qué ninguno de los directivos ha presentado su dimisión?. La broma ha costado casi 250.000 euros y el incalculable precio de la credibilidad y la reputación. El Mundo no ha esperado para meter el dedo en la yaga. Ya lo decía AP*: “Dejen de comportarse como dos niñatos malcriados”. Y de otra manera, ejem, más poética lo hacía EMT.


Dedenedetti a la carga

El toque folklórico de la jornada del día siguiente lo aportó mi querido Tommaso Debenedetti, mentiroso profesional, bien conocido por los ilustres habituales lectores de este blog.

Desde el principio me extrañó el relato que él mismo ofreció a la agencia de noticias Notimex a través de uno de sus corresponsales en Roma.

Así que me puse a investigar un poco, porque si él está obsesionado con los periodistas, yo lo estoy con él… (¡¡Muaahaha!!)

1. Debedenetti se puso en contacto con el periodista de la agencia mexicana Notimex:

Gracias a mis seguidores con twitter dí con el periodista de Notimex. Me dijo vía email que fue el propio Debenedetti el que le llamó para explicarle. También me dijo que habitualmente Debenedetti le mantiene al tanto de sus “andanzas”. Le pregunté si Debenedetti había demostrado de alguna manera la veracidad de su relato, pero el periodista me dijo que el italiano “no aportó más pruebas”. También me dijo que Debenedetti apagó el móvil en las horas siguientes a la publicación, ya que algunos medios latinoamericanos quisieron contactar con él.

2. Debenedetti dijo haber enviado a foto a tres agencias de noticias:

Una de Costa Rica (sin decir cuál), a la cubana Prensa Latina y a la Agencia Venezolana de Noticias que pertenece al Sistema Nacional de Medios Públicos de Venezuela. Me he puesto en contacto con éstos últimos y, -además del cabreo que tienen encima-, me han confirmado que allí no recibieron ninguna fotografía de Chavez entubado… Porque si tienes una imagen de Chávez entubado, digo yo, que la lógica no es la de enviársela a dos agencias de noticias estatales de Cuba y Venezuela. Eso olía mal.

3. Debenedetti dice que se hizo pasar por el Ministro de Cultura venezolano para enviar la foto:

¿Pedro Calzadilla, Ministro de Cultura venezolano, enviando fotos de Chávez entubado? ¿A una agencia cubana y otra venezolana?. Aunque lo he intentado por varias vías no he tenido acceso a la noticia original de Notimex. En algunas de las publicaciones que han replicado la nota de agencia, Debenedetti asegura que se hizo pasar por el Ministro para negociar la venta con El País. Si lo piensan, aún más rocambolesco.

En el relato de El País no aparece ningún ministro de Cultura venezolano, sino una agencia gráfica de noticias y una enfermera cubana…

 

Es decir, la credibilidad que tiene Tommasso Debenedetti es más bien escasa. Mientras tanto, aquella nota de Notimex ha sido replicada por cientos de medios latinoamericanos y españoles . Y él, ha vuelto a colgarse una nueva medallita, incluso por el bulo del bulo en el que hay serias dudas de que esta vez sí que participara.

Sin embargo, y por mucho que me dedique a seguir el rastro a Debenedetti, sus acciones no nos eximen de nuestra responsabilidad como periodistas.

 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger... Flattr this