5 diferencias entre Facebook y Twitter para el periodismo

Los periodistas nos hemos acostumbrado a utilizar Facebook y Twitter en nuestro trabajo diario. Ambas redes hacen esfuerzos por atraer a los periodistas editando guías de uso y publicitando las buenas prácticas. Son las dos redes sociales más populares del momento. Pero desde el punto de vista del uso periodistico, ¿en qué se diferencian? ¿Para qué es mejor utilizar una y no la otra? Cito estas 5 diferencias:

1. Número de usuarios: 800 contra 100

Facebook tiene 800 millones de usuarios, Twitter tan solo 100. Facebook es el nuevo Mass Media de Internet. Se ha convertido en una especie de nuevo listín telefónico ( ¿se acuerdan cuando buscábamos el teléfonos de alguien en aquél pedazo de tomo blanco?).

Hoy puedes encontrar en Facebook practicamente a cualquier persona en franjas jóvenes -y no tan jóvenes- gracias a la gran penetración que ha conseguido. En España se habla de 15 millones de usuarios de Facebook frente a los casi 3 de Twitter. A pesar que con la llegada de las celebrities de la tele Twitter ya no suena a chino para el común de los mortales, sigue teniendo una penetración mucho menor.

  • A la hora de distribuir contenidos de medios podemos entender que en Facebook nuestra audiencia potencial es mucho mayor. Sin embargo, hay cierta tendencia a creer que algunas personas “nodos”, especilistas en algo y con miles de seguidores, son grandes usuarios de Twitter. De ahí que se habla de “red de influyentes” frente a la más masiva y generalista que es Facebook.

2. Información pública: todo contra casi nada

A la hora de buscar información en tiempo real nos encontramos con dos situaciones bien distintas: en Twitter es fácil acceder a cualquier conversación, mientras que en Facebook la mayoría de los perfiles tienen restricciones de privacidad. Facebook tiene contenidos más ligados a la vida privada de las personas y esta es una de las grandes preocupaciones de sus usuarios. Twitter, por su simplicidad, lo único que tenía era los tweets de sus usuarios, una pequeña “bio” y nada más: su contenido son los mensajes.

 

  • Eso hace que sea mucho más fácil monitorizar temas en Twitter que en Facebook (podría ser útil su búsqueda en “Publicaciones públicas” que se actualiza automáticamente, pero el problema sigue siendo el mismo).

3. Posibilidad de contacto con fuentes:

Si en Facebook dos son amigos si los dos quieren (reciprocidad), en Twitter no hay que pedir permiso para seguir a nadie. Sin embargo, en Facebook puedes enviarle un mensaje privado a cualquiera que encuentres en una búsqueda -sin necesidad de relación y por defecto- y en Twitter sólo si la otra persona te corresponde.

  • Si necesitamos contactar con una fuente con cierta privacidad, Facebook será más eficaz. En Twitter deberíamos hacer un mención pública para que nos enviara un email o accediera a seguirnos para poder enviarle un mensaje privado.

 

4. Intrusivo vs segmentado

Mientras Facebook es percibido como algo intrusivo -de ahí que la gente blinde sus perfiles contra posibles fisgones- en Twitter solo muestras lo que tú dices y en pocos días, dependiendo cuánto publiques, tu timeline será menos visible en tu perfil.

Tradicionalmente la gente en Twitter no ha tenido la necesidad de “conocer” a alguien para seguirlo y bastaba con que los temas que publicara te interesaran. Así se iban autoformando comunidades informales alrededor de intereses comunes. Facebook iba quedando relegado a las relaciones personales: podías seguir a las marcas y a las páginas, pero no a las personas, con las que sólo podías ser “amigo”.

Esto ha cambiado desde que Facebook ha introducido el concepto de “Subscripción”, claramente inspirado en el “seguir” de Twitter que no implica reciprocidad. Lo está promocionando mucho entre periodistas, y está habiendo una lluvia de subscriptores en las cuentas de Facebook de los periodistas norteamericanos.

 

  • Los medios en seguida segmentaron por temas y secciones con múltiples cuentas en Twitter. Cada sección tenía una cuenta en Twitter. Mucho más tarde empezamos ahora a ver medios que también abren cuenta por secciones en Facebook.
  • En cuánto al periodista como marca, ¿qué es mejor? Aquí Facebook juega con ventaja por la audiencia mucho mayor que puede proporcionar. Con la introducción de la “subscripción” da ahora más comodidad ya que el periodistas no se ve obligado a desdoblarse en un perfil privado y una página profesional. En Twitter nunca se dieron esos problemas.

5. Ritmo de actualización: visibilidad vs rapidez

Cualquier persona que gestione el Facebook de un medio te comenta que intentan no publicar muy frecuentemente en Facebook para no llenar el timeline de sus subscriptores. Es una recomendación común. Es decir, hay cierta conciencia de que la gente publica con menos frecuencia en Facebook y que además, existe el peligro de generar rechazo entre los suscriptores si apareces con demasiada frecuencia en su timeline.

Twitter, en cambio, fue casi quién inventó el concepto del “tiempo real”. Caldo de cultivo para las Breaking news, en Twitter prima que “lo cuentes al instante” sin preocuparte qué pensaran de ti tus followers. Hace unos años el periodista que estaba en twitter corría con ventaja, podía enterarse de cosas mucho antes que sus compañeros. Hoy ya están casi todos…

  • En Twitter las informaciones se difunden con una velocidad increíble – de ahí el chiste de vídeo que acompaña el post- cosa que convierte a la red, junto a la facilidad de monitorización de temas, en una formidable herramienta periodística.
  • En Facebook los contenidos tienen más permanencia en el tiempo -pero su visibilidad dependerá de si el EdgeRank te deja- pero se publica menos cantidad de actualizaciones.

———————————–

Podría seguir buscando más diferencia como el tema de los archivos adjuntos o la geolocalización, pero estos puntos me parecen hoy los más relevantes para el periodismo.

Sin embargo, consciente de cuánto le gusta el cambio continuo a ambas redes, puede que ambas tiendan a parecerse más en cuánto a funcionalidades -eso parecer en el anunciado cambio en twitter- o que opten por mantener algunos de sus rasgos más característicos como seña de identidad. Preferiría la segunda opción. Veremos cómo siguen evolucionando.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

3 pensamientos sobre “5 diferencias entre Facebook y Twitter para el periodismo”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *