¿Defensora del lector o defensora del periódico?

Acabo de leer el artículo semanal que la defensora del lector de El País, Milagros Pérez Oliva, publica hoy, El País y Zapatero, una crítica incómoda. El tema, las suspicacias que levanta la publicación de aquel editorial crítico con la política económica del gobierno de Zapatero, y las relaciones tensas entre el Grupo Prisa y el gobierno por el tema de la concesión del canal de TDT de pago a MEDIAPRO.

El artículo va de eso: legítima defensa del periódico. El diario está en su derecho de dar las explicaciones que considere oportunas si cree que ha sido injustamente interpretado.

Dicho esto, ¿es el lugar más adecuado ocupar el espacio de “la” columna semanal -es decir, solo hay una cada 7 días- dedicada a los lectores para ocuparse de este tema?

Pérez Oliva lo justifica:

“(…) Pero la coincidencia entre la polémica sobre la TDT y la publicación del editorial crítico con el Gobierno ha propiciado que se instale en la opinión pública una sospecha que también ha hecho mella en los lectores.”

Y publica los nombres que han “pedido explicaciones”. Acto seguido, Pérez Oliva da el espacio de la media columna a las palabras textuales del director del periódico, Javier Moreno, cuatro largos párrafos.

A modo de conclusión, Pérez Oliva escribe

“Cuando la sospecha se instaura en el ecosistema mediático, no sólo afecta a la credibilidad del medio que está bajo escrutinio, sino a la del periodismo en general. Y crea desafección.”

Desafección, uno de mis temas favoritos. Y tiene razón en eso, es lo que estamos viviendo. Pero pequeños detalles como estos -no colocar las cosas donde deben estar- creo que no ayuda a luchar contra esa desafección. Al final, el mensaje que lanzas acaba siendo contradictorio a los lectores, por muy legítimo que sea.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

2 pensamientos sobre “¿Defensora del lector o defensora del periódico?”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *