Antonio Gallo (Dogtrack): “Los medios no podemos ser esclavos de las plataformas”

Antonio Gallo dogtrack

Hace casi un año que conocí a Antonio Gallo de Dogtrack. Tengo que confesar que la primera vez que hablé con ellos me impactó muchísimo su trabajo y la tecnología que habían desarrollado para la gestión de redes y la optimización de la distribución de contenidos. No había que irse tan lejos para encontrar innovación aplicada a medios de comunicación…

De manera discreta Dogtrack se ha ido posicionando como la herramienta para grandes generadores de contenido como Atresmedia o RTVE [Hablaba de ellos en mi anterior post, Herramientas de gestión de redes sociales que utilizan los medios] , no solo para redes sociales, sino para aplicaciones móviles, mensajería móvil  y todo el resto de plataformas emergentes.

He mantenido una conversación vía Skype con el CEO de Dogtrack sobre la herramienta, sus aplicaciones, su filosofía y sobre los caminos que los medios deben aprender en un mundo cada vez más distribuido en un laberinto de plataformas.  Para Antonio Gallo, los medios pueden y deben abrazar la distribución sin renunciar a su monetización.

DOGTRACK. Tecnología al servicio de los medios de comunicación 2016-06-21 16-08-44

¿Qué es Dogtrack?

Dogtrack es una plataforma de gestión de redes sociales o comunidades para medios de comunicación. Integramos todas las variables que un medio necesita para la gestión de las redes: desde la publicación, la analítica social, la integración en pantalla y monetización.

¿De dónde surgió la idea de construir una herramienta de gestión?

Llevamos en el mundo de la redes sociales desde 2006 y antes en temas de movilización social. Hace 7 años nos establecimos como una consultora de redes sociales y hemos ayudado a gestionar comunidades con un gran volumen de usuarios. No era sólo publicación en redes sociales de marcas, sino también trabajamos con partidos políticos y grandes generadores de contenidos. Nos dimos cuenta que era necesario una herramienta que estructurara el trabajo y lo hiciera de una forma sencilla. Llevamos ya un tiempo con medios y veíamos una necesidad clave: que pudieran relacionarse en la redes e integrarlas en sus medios. Y, fundamental: que permitiera monetizar esas audiencias.

Nuestra plataforma ha buscado la facilidad de uso y ha ido creciendo a junto a la redacciones, junto a los equipos de realización de las televisiones, junto a los equipos de marketing, siempre muy pegada a los modelos de negocio… Las funcionalidades han ido desarrollándose según sus necesidades y adaptándose a sus rutinas de trabajo.

¿Qué funcionalidades ofrecéis a los medios?

La plataforma tiene 4 patas: publicación, medición de audiencia social, integración de la audiencia y monetización.
Lo que perseguirmos es que el medio pueda publicar en cualquier parte, allá dónde el usuario esté. La herramienta te permite publicar en todas las redes, pero también en servicios de mensajería, publicar contenidos en las aplicaciones móviles, emailings, e incluso publicar directamente en las webs.
Y desde esta misma plataforma se puede crear contenido específico para las redes sociales, ya sea video, audio, imágenes… Etc. Con la misma herramienta, todos los miembros del equipo pueden publicar en cualquier parte, cualquier tipo de contenido. Permite programar y diseñar una distribución ordenada.

A la vez, los medios que tienen muchas marcas y cuentas de productos diferentes, pueden republicar sus contenidos en otras cuentas, reaccionando a lo que pasa en las redes siempre en tiempo real. Eso permite aprovechar la potencia de distribución de los medios en su conjunto y crear patrones de publicación.

Una de las últimas cosas que estamos trabajando es decidir cuándo publicar contenido dependiendo de las reacciones anteriores, es decir, si no han llegado a unos índices de audiencia concretos, lanza otro. Si ha tenido un buen nivel de alcance, no lanza el segundo. Y todo esto es automatizable.

¿Y en la parte de medición?

Cada vez que publicamos un mismo contenido en 25 canales, este contenido tiene 25 “identificadores” de forma que nos permita llegar al máximo detalle de analítica para nuestro cliente. Dentro de la herramienta capturamos los datos y las reacciones que un contenido ha generado en los distintos canales. Luego esos datos pueden agregarse por cuenta, por periodista, por sección, por medio, por serie, por programa… Esos datos tienen mucho valor a los que deciden la parrilla de un medio.
Finalmente, además de nuestro panel, todos esos datos lo enchufamos en las herramientas de negocio de los clientes (GA, Omniture…).

¿Qué es lo que os piden más los medios en un primer momento?

Su principal preocupación es la monetización de las audiencias sociales. En segundo lugar les preocupa cómo llegar de la mejor manera a su audiencia social, de una manera más directa y personal, que sería el modelo que nosotros desarrollamos de distribución de contenido.

Los grandes medios desde hace más de un año han decidido invertir en equipos de redes y en herramientas de tecnología. Nuestro objetivo es que la audiencia social también esté en su cuenta de resultados. Y para que eso ocurra, los equipos de redes necesitan herramientas que les permitan hacer todas esas cosas que hemos visto. Trabajamos muy cerca de ellos, para saber qué cosas están funcionando y lo que no. La audiencia social ya no es una cosa etérea, sino que es medible y tiene un retorno.

¿Qué soluciones ofrecéis en relación a la publicidad?

El planteamiento es el de ultrasegmentar a los usuarios, creamos “clústers” de usuarios, según los intereses de esos usuarios y del consumo de contenidos que hacen en todas las redes. Llegamos a un nivel de detalle de los insights de los usuarios muy preciso. Casamos su consumo con lo que las marcas quieren ofrecer. Vinculamos marcas comerciales con los medios en un entorno más amable.

Ofrecemos post patrocinados en las redes, patrocinio de video, -nuestro CRM permite diferentes tipos de formatos publicitarios-, facilitamos el desarrollo de branded content, patrocinio de secciones enteras, de tags, de manera vertical -un medio-, o de manera transveral -un grupo de medios-, gestionamos equipos de big data y los incorporamos en proyectos de DMP (Data Manegement Platform) para que sirvan publidad específica dependiento del origen del consumo del contenido. Todo eso podemos hacerlo porque trazamos el comportamiento del usuario.

Esto es el producto estrella, ¿no?

Sí, esto es lo que descorcha muchos oídos en los medios…

¿Qué visión tienes de un mundo tan distribuido en plataformas? ¿Qué debe hacer el medio?

Las redes sociales tienen que ser fuentes de ingresos. Mi audiencia es social y me consumirá en mil sitios diferentes y el medio tiene derecho a monetizar el contenido que está distribuyendo.

Los medios deben preocuparse en saber dónde nos están consumiendo y distribuirlo donde ellos estén. Hoy Facebook para los medios es el 70% de su tráfico social pero estamos viendo que según nos vamos rejuveneciendo hay otros canales y otras formas de consumir: hablo de Snapchat y de sistemas de mensajería. Cuanto más joven eres, consumes de manera diferente. Y tienes nichos que no consumen en Facebook sino en otros sitios diferentes.

Hay que supradistribuir el contenido, identificar dónde tenemos las audiencias y de una manera ordenada, debemos monetizarlos. No puede ser que una plataforma aglutine tanta audiencia y seamos sus esclavos. Hay mercado y dinero para todos.

Por último, ¿en qué estais trabajando en la linea de aplicaciones de mensajería y chat?

Esta área sí que es una revolución, y con la entrada de Facebook Messenger entendemos que va a ser la bomba. Por fin Facebook ha decidido que podamos tener una conversación “one to one”. La gran revolución está en que hay 800 millones de personas que ya tienen la app en su móvil y que el marco de usuabilidad lo conocemos ya todos con muchísima facilidad.

Estamos trabajando en cosas relacionadas con la solicitud de contenido [lo llaman buzones de información], tipo “avísame cuando algo empiece” o cuando hayas publicado algo sobre esta temática, que me permitas jugar juntos en grupo… Es una manera ideal de vincularnos uno a uno y que el consumidor pueda distribuir nuestro contenido en sus grupos. Nos acaban de abrir la puerta a tener una relación sólida con nuestros usuarios. Ya no es que yo publico en mi feed de Facebook y a ver si tengo suerte si mis seguidores lo ven… sino que aquí vamos uno a uno, a que tú y yo hablemos, pero aquí hay que meterle creatividad… Nos toca ahora mimar nuestra relación con los usuarios.

Herramientas que usan los medios para gestionar las redes sociales

Herramientas gestión redes redes

He hecho un pequeño estudio analizado qué herramientas de gestión de redes sociales utilizan más de 50 medios. Algunas son muy conocidas, como veremos,  pero en cuanto aumenta el tamaño del medio y sobre todo, el volumen de contenidos que distribuyen, la gestión se va profesionalizando con herramientas más sofisticadas.

La selección (ver lista en Twitter) ha partido de Catalunya,  España y los principales líderes de los mercados europeos, latinoamericanos, norteamericanos y los grandes medios “globales” en inglés.

También grandes agencias de noticias con muchísimo contenido a distribuir cada día. He incluído también a nuevos medios nativos, especialmente aquellos que han crecido al calor de las redes, porque su sensibilidad a invertir en estos canales, es lógicamente mayor.

La he hecho así porque quería ver qué utilizan medios más pequeños y modestos, así como qué herramientas utilizan los que tienen mayores equipos, presupuestos y mayor grado de innovación. En total, más de 50 medios, en su mayoría viendo la cuenta más informativa del medio o consultando más de una cuenta del medio. No es una investigación científica, tan solo una forma de aproximarme a la realidad de los medios de distinto tipo.

El resultado no es perfecto pero me ha servido para analizar varias cosas. Aquí algunas de mis conclusiones:

  1. Tweetdeck: Es la herramienta -pertenece a Twitter- más utilizada para. Tiene sus limitaciones (no puedes programar un tuit con más de 1 foto o según qué formatos adjuntos), pero es una buena solución gratuita. Por supuesto le falta poder publicar en otras redes como Facebook, red archienemiga del pájaro que trina.
  2. Hootsuite: es la segunda herramienta gratuita más popular porque esta sí que permite publicar en otras redes como Facebook. Tiene una versión más ‘pro’ de pago que te deja hacer más virguerías e incluye analítica.
  3. Twitter web client: sí, aún hay medios que utilizan la versión web, pero normalmente son casos esporádicos, o se hace en cuentas secundarias. Lo que veo es que es normal utilizar varias plataformas en cualquier medio.
  4. CMS: algunos medios cuentan con funcionalidades que permiten publicar desde el CMS. Eso facilita la autogestión del periodista, aporta más inmediatez y da un respiro al grupo de redes. Pero también puede estar vinculado al RSS y ser un automatismo (ver siguiente).
  5. El RSS no está muerto: Algunos medios siguen gestionando automatismos basados en el RSS, pero que se combinan con editores humanos u otros servicios. Es el caso de LaVanguardia, Nació digital, Le Monde, Usa Today…
  6. Cuánto más volumen de contenido y de presupuesto, aparecen super plataformas de gestión que vienen a ser como conducir un “porsche”. Veamos:
  7. SocialFlow: es la gran herramienta de pago del momento y es utilizada por los grandes medios: Nytimes, WSJ, BBC… Es el sueño de cualquier editor de medios porque aúna la distribución automática y la analítica social, optimiza la distribución y te etiqueta los contenidos, permite publicar en Twitter, Facebook y otras redes.  Pero no es precisamente gratis… En España lo utiliza El Mundo y Marca. El diari Ara se lo estuvo pensando, pero creo que al final no lo han contratado.
  8. Dogtrack: destaco esta herramienta que utilizan televisiones de RTVE y Atresmedia. Son casos con tal volumen de marcas y cuentas que se hace necesario una gestión más masiva. Hecha en Madrid, también ofrece soluciones para publicar en Whatsapp y Telegram. Es una herramienta muy potente y con un ideas muy innovadoras.
  9. Otras herramientas: Por si quereís descubrir otras aplicaciones menos utilizadas por estos medios pero también interesantes: Echobox, Snappy Tv, Sprinklr, Spread Fast, Meet Edgar…

La tendencia son herramientas que tratarán de apoyarse en el análisis de la intereacción de los usuarios y tratarán de preveer la mejor manera de distribuir los contenidos. Cuántas más redes y plataformas sociales aparecen –y el futuro será tan distribuido que ni podemos imaginarlo-, más se complicará su gestión y estas herramientas tendrán mucho que decir.

El declive de la prensa americana en una imagen

Empleo medios eeuuPocos gráficos (haz clic en la imagen) necesitan tan poca explicación como esta: la industria norteamericana de la prensa ha perdido casi el 60% de sus empleos en los últimos 26 años.

A la par, una industria emergente, la de Internet le alcanzó este año. Curioso que la industrial editorial ha demostrado bastante más fortaleza  el embiste del cambio de soportes.

Datos: US Bureau of Labour Statistics.

Visto en Greenslade

Dejo ElNacional.cat

redaccio Elnacional

Hace 9 meses que me embarqué en la aventura de lanzar un nuevo medio digital y 6 meses después nacía Elnacional.cat.

Ha sido una aventura intensa y agradezco la oportunidad que he tenido, todo lo aprendido -que es mucho- y los profesionales con los que he podido trabajar. Les deseo todo lo mejor. Hacerse hueco en la rutina de un lector no es tarea sencilla.

Cierro así una etapa y mientras decido cuál es mi siguiente paso, me apetece retomar este blog, meterme en temas de fotografía y video móvil y profundizar en temas de analítica web.

La buena noticia es que nos vamos a leer -o ver- más por aquí, que bastante os he tenido abandonados.

panecillos

Cosas que aprendí de #elpaendirecte

Mi domingo ha sido bastante surrealista (con final feliz), así que en realidad no tengo mucho tiempo para desarrollar las ideas sobre la experiencia de periodismo móvil de ayer, retransmitiendo desde una panadería de Barcelona ,#elpaendirecte, pero si no lo hago hoy, ya no lo haré.

Esbozo a modo de bloc de notas sobre mi experiencia de la retransmisión, (perdón si alguna es de perogrullo, pero es mi bloc de notas y escribo lo que quiero… Ojo, que me flagelo en público).

  1. Tienes que centrarte en una sola cosa: ¿explicaba cómo se hace el pan artesano?, ¿la historia de reinvención de Rafel Casanova, el panadero? ¿o el ecosistema de relaciones del local, del equipo y los clientes (había muchas pequeñas historias para contar)? Son tres cosas muy distintas: hay que centrarse en una cosa. Quién mucho aprieta…
  2. Además, el pan, técnicamente, no empieza a las 6h y acaba a las 14, sino que en realidad el ciclo completo del pan es de 24 horas. ¿Hubiera mejor ido dos días, para seguir la vida de un pan? Hay algo de mi concepto que estaba gris y lo vi después.
  3. El guión sirve, pero no te pases de ambicioso. Me documenté, lo pensé, estructuré según horarios, procesos de producción, vida en el local, audiencias online… etc Realmente tenía pensado muchos microcontenidos como píldoras informativas. No me dio tiempo a tirar todo, incluso pensando en una edición de video de 30 segundos ultra rápida y sencilla. Está bien el guión, pero la vida es impredecible y el tiempo, limitado. Me faltó realismo.
  4. La promo es importante: no era uno de mis principales prioridades, pero solo anuncié en mi blog 3 días antes. Obviamente sabía que nadie iba a seguirme a las 6h de la mañana, pero lo tenía asumido.  Hacerlo entresemana era inviable para mi.
  5. Faltan aplicaciones de audio social: busqué algunas soluciones pero nada me acabó de convencer. No siempre queremos video: el audio puede tener su sentido narrativo, su magia…
  6. Shoulderpod: un 10. Es un soporte para teléfonos móviles, da estabilidad, no pesa, es versátil, asequible y bien pensado. Os lo recomiendo (y no me han pagado por decirlo) (gracias a Enric Borràs, quien me habló de él por primera vez.)
  7. Periscope: hice una única retransmisión pero estoy bastante satisfecha con el resultado. Tampoco tenía sentido hacer un Periscope a las 6h… El video que te guarda es de tan mala calidad, que realmente no siempre tiene sentido.
  8. Facebook es una basura para contar algo en directo (hablo del newsfeed). El algoritmo de FB es una M*: entro en Facebook y me encuentro una publicación de hace 8 horas diciendo que el Ministro Soria ha dimitido, ¡venga, hombreeeeeeeeee!!!!
  9. No compitas contra el Papa: pues eso.
Forn parèntesi

#elpaendirecte, un ejercicio de periodismo móvil

El próximo sábado voy a hacer un experimento. Me levantaré a las 5 h de la mañana de un SÁBADO para retransmitir en directo el proceso de elaboración del pan artesano que realizan en el Forn Parèntesi, situado en la calle Comte d’Urgell, 52.

Yo os anuncio que no es una panadería cualquiera…

FullSizeRender (9) còpia

Agradezco a Rafel Casanovas, el personaje central de esta historia, cómo acogió  esta extraña idea desde el principio (fue a finales de julio cuando nos conocimos) hasta las últimas semanas donde me he ido metiendo en la tienda y la trastienda de este obrador artesano. Gracias también a todo el equipo que trabaja allí por dejarme preguntar y ser tan pesada.

Tenía ganas de probar una cobertura en directo hecha con el móvil, en redes sociales y en directo. Todo lo que voy a utilizar es un Iphone 6 y Shoulderpod y algunas aplicaciones nativas de IOS y de redes sociales.

Paendirecte

El fin último de todo este lío que he montado es:

  1. Explicar una historia de interés humano,
  2. Contar en directo un proceso como es hacer pan,
  3. Hacerlo con un simple móvil,
  4. Elaborar contenido nativo para redes sociales

Ya sé que a las 6h de la mañana muchos váis a estar durmiendo… Pero para poder ver esto, hay que hacer un esfuerzo… El pan se toma sus 17-24 horas fermentando… No le vamos a meter prisa… (Pero tranquis, si seguís en hashtag #elpaendirecte podréis recuperar los videos, imágenes y declas de los protagonistas, dentro y fuera del obrador, en Twitter, Facebook, Instagram, Periscope y lo que surja!

¡Estáis todos invitados!

 

Obrador Parèntesi

Somos editores, no algoritmos

La semana pasada publiqué un post sobre analítica editorial. Un interesantísimo informe del Reuters Institute sobre cómo los medios están integrando y utilizando la analítica para mejorar la distribución de sus contenidos y el conocimiento de las audiencias. Cada caso estudiado respondía a medios con objetivos editoriales y de negocio diferentes.

Sin embargo al publicarlo me invadió un tremendo sentimiento de culpa. Me había limitado a explicar las conclusiones del informe sin añadir ningún comentario crítico sobre el uso que están haciendo de la analítica los medios. Porque no hay que irse muy lejos para saber qué está pasando en los medios.

Me gusta la analítica, me interesa, intento aprender tanto como puedo. Pero, a la vez, siento -y sé-, que puede ser utilizada de manera maquiavélica por parte de los medios en esta loca carrera del clic donde la gran mayoría de medios están perdiendo todos los papeles.

La mierda vende: pues hagamos mierda.  Pero el círculo vicioso no resulta nunca tan obvio al principio, sino que pieza a pieza, con un tema serio  pero que tiene un toque más amarillo o popular, o por la casualidad de encontrar un tema que interesa, los medios van bajando la guardia sobre lo que escriben.

Empiezas con un tema pensado de antemano para ser viral y acabas con toda una sección viral con más redactores que la de economía (exagero, lo sé). Pero a lo que me refiero es que el cambio nunca es de un día para otro.

Si piensas que lo que interesa a nuestros lectores es solamente las cosas que son las más leídas, los primeros 30 artículos, es que no has entendido nada: ni a los lectores, ni para qué sirve la analítica.

Pero lo cierto es que la tentación está allí y si te guías solamente por lo más leído puedes acabar creando una especie de Frankstein muy lejos de lo que se supone tu cabecera, tu marca, en definitiva, tu ADN periodístico fue un día en el pasado.

Romper el círculo

Mientras me flagelaba por no haber añadido ningún comentario crítico al post del tipo Consume la analítica con responsabilidad”, como quien se lo dice a un adolescente que empieza a pillar sus primeras cogorzas, fue reconfortante encontrar el comentario del jefe de analítica de The Guardian, Chris Moran.

En Reino Unido varios periodistas comentaban que las noticias sobre el atentado de Lahore, aunque estaban entre las más vistas, no habían sido “la noticia” de aquel día, una atención desproporcionada si pensamos con la que recibió unos días antes el atentado en el aeropuerto de Bruselas.

Moran niega la ecuación aparente: la gente lee mierda, los datos lo confirman, les damos más mierda, y hay que aceptar la estupidez humana.  Moran da un argumento que yo misma suelo decir: el círculo no es la realidad, sobre todo porque ese argumento ignora nuestra propia responsabidad sobre qué escribimos.

Cuando vemos los top 10 de los medios y vemos que se cuelan, no ya temas políticos polémicos, sino simples freaknoticias como yo las llamo, siempre pienso que la culpa no es de la gente que lo lee, sino que alguien debería pedir cuentas al medio por cubrir ( ¡qué digo cubrir?! digo copypastear) cosas que SABEN que van a mandarles muchas visitas, petándolo especialmente en Facebook, ese amienemigo con el que debemos convivir aunque nos pese.

Y superemos la métrica del clic: ¿sigue siendo el clic sinónimo de éxito? ¿Lo es cumplir con nuestra función? El informe apuntaba esa problemática sobre definiciones y métricas.

Pero aunque ni siquiera fuera un tema de visitas o tiempo en página, ¿debería un medio no cubrir algo no porque no sea relevante para su comunidad, sino porque no dará visitas?

Los medios que quieran seguir llamándose de información (more to follow en un siguiente post), deberán posicionarse muy claramente sobre qué quieren ser y qué tipo de lectores quieren tener (además de no suponer que son un atajo de cabezas huecas).

Chris Moran lo tiene claro (y es el jefe de Analítica): No dejes que los datos te lleven a donde no quieres ir, no cubras aquello que no quieres cubrir. Y sobre todo:

Somos editores, no algoritmos.

Leed a Moran. Por lo menos a mi me reconcilia de nuevo con el periodismo y la analítica editorial.

ophan

Analítica editorial: del escepticismo a la integración en la redacción

La analítica dejó de ser web y dejó de ser algo para dejar solo en manos del departamento de Marketing. Los grandes medios están tratando de integrar la analítica en las redacciones  para que ayuden a mejorar el alcance del periodismo que hacen, optimizando la distribución de los contenidos y desarrollando nuevas audiencias. Pero los retos a los que se enfrentan hoy las redacciones en un ecosistema tan cambiantes y las limitaciones de las herramientas existentes, no son menores.

El Instituto Reuters ha publicado un estudio que hace una buena foto sobre el estado de la analítica en los medios de comunicación.

Lo que Reuters entiende como un uso óptimo es:

  • Una analítica alineada con los objetivos editoriales y empresariales o de bien público.
  • Usada tanto para el análisis del corto plazo como el largo
  • y una analítica abierta a un entorno en constante cambio (un periodismo cada vez más fragmentado en pantallas y plataformas distintas).

Algunas de las conclusiones

  1. La situación es desigual en los mercados: depende del tamaño del medio pero también de las culturas de las redacciones.
  2. No hay una sola herramienta que sea capaz de satisfacer las necesidades de los medios. Cada medio, además, tiene objetivos diferentes, porque sus estrategias como empresa y de negocio son también diferentes
  3. Los datos nunca explican toda la historia: (dan el qué pero no el por qué) El estudio pone en valor la experiencia, la intuición y los principios periodísticos. No solo se trata de una análisis cuantitativo, sino también qualitativas (y ahí no hay acuerdos en cuáles son las métricas).
  4. El sector ha ido del escepticismo al interés. El estudio alerta: mejor que tomen el mando las redacciones de los datos, a que lo hagan solamente los departamentos comerciales. Las herramientas de analítica deben desarrollarse pensando también en las prioridades editoriales, no solo en las comerciales.
¿Cómo se mide el impacto del periodismo?

Hay un montón de métricas que son engañosas. No hay nada más duro que descubrir que la gente comparte y hace ruido sin ni siquiera haberse dignado a hacer clic en el link (ni digamos LEER el artículo).

El clic tampoco nos asegura que esa gente vaya a volver o vaya a valorar nuestro trabajo. A veces, uno descubre que en un artículo con un porcentaje aparentemente mediocre de visitas, se encuentran unos lectores totalmente entregados al contenido.

El informe alerta: cuanto más complejo es el concepto que queremos medir, más difícil es encontrar métricas que reflejen aquello que queremos valorar. Métricas como las visitas o las páginas vistas están siendo superadas por otras como el “engagement”, lealtad o el impacto, pero ¿cómo plasmarlo con una métrica?

Editorial Analytics: How News Media are Developing and Using Audience Data and Metrics - Editorial analytics - how news media are developing and using audience data and metrics.pdf 2016-04-01 10-48-37
¿Qué herramientas de analítica utilizan los grandes medios?

herramientas_analitica_mediosEn los grandes medios herramientas como Google Analytics ha pasado a mejor vida, o no es la principal. En los últimos años han ido desarrollándose herramientas de analíticas específicas para el mundo editorial, destacando por encima del resto Chartbeat. Esta herramienta tiene una orientación hacia el artículo, a comprender cómo es distribuida y consumida.

Sin embargo, si decíamos que ninguna responde a todas tus necesidades, como bien apunta el estudio, muchos medios han acabado desarrollando sus propias herramientas ‘in house’. Ophan del Guardian fue pionera en dar una herramienta periodistas-friendly (vaya, que no ahuyentara a los periodistas con nombres rarejos…). El Financial Times también tiene la suya, Lantern, mucho más reciente.

El objetivo de estas herramientas es doble: hacer accesibles los datos para los periodistas con un análisis más exhaustivo por artículo, integrar la cultura de datos y los equipos de audiencias en las propias redacciones y  superar las métricas esclavas de las páginas vistas para dejar paso a nuevas métricas que reflejen mejor el impacto del periodismo.

diewelt

El informe destaca la solución de Die Welt, por su visión integradora de varias métricas y plataformas donde “viven” los contenidos (visitas, tiempo en página, Shares, Likes, RT en redes…) dándoles un peso diferente a cada métrica según las prioridades editoriales del diario. Así, cada artículo recibe una puntuación según las métricas, que pueden desglosarse. De un vistazo es fácil entender cómo ha funcionado el artículo de manera global.

Algunas citas de los profesionales

“La única recomendación que puedes dar es: publica cuando tu audiencia está despierta. Suena ridículo, pero te sorprenderías el número de medios -todavia nosotros- que publican las cosas a medianoche, como una herencia de nuetra tradición impresa”  Chris Moran, The Guardian.

“No ayuda si tienes un montón de datos y no sabes qué estás mirando, o qué sentido tienen”. Sebastian Horn, Zett.de

Los números necesitan contexto:

“Hay un montón de cosas que no pillamos bien de la web. Confundimos lo que la gente hace clic con lo que la gente lee, confundimos lo que la gente comparte, con lo que la gente lee. El mundo de los medios está como loco sobre el tema del fraude de los clics, pero deberíamos estar aún más preocupados por el gran porcentaje de audiencia que no leen lo que creemos que están leyendo” Toni Haile, Chartbeat
“El gran reto será ¿cómo se mide el alcance e impacto en lo social y no sólo en el sitio web?. Cada plataforma te dará datos y la primera pregunta es ¿podemos confiar en esos datos? ¿qué significan y cómo se comparan los datos entre plataformas? ¿Es una impresión en Twitter lo mismo que una impresión de un mensaje de Facebook? ¿Cómo se compara un video Snapchat con un clip de tres minutos de YouTube?  Sebastian Horn, Ze.tt

Añadí este comentario a raíz de una reflexión del jefe de analítica del Guardian: http://silviacobo.com/somos-editores-no-algoritmos/

Anais Bernal: Herramientas digitales para periodistas

herramientas_digitales_para_periodistas_BernalEs difícil que una sola persona tenga en la cabeza las miles de herramientas y aplicaciones disponibles en el mercado para utilizarlas en una redacción. Pero no imposible. Hace unos meses se publicó un libro interesante para el trabajo diario de los periodistas, en especial aquellos que trabajan en Internet o que quieren sacar más partido a sus móviles.

Herramientas digitales para periodistas es un compendio de herramientas que ha armado Anais Bernal. No es un libro para leerse de un tirón sino más bien para tener encima de la mesa de la redacción, y buscar soluciones cuando tienes una necesidad del tipo ¿cómo puedo grabar una entrevista a través de skype?. El libro está dividido en 4 grupos de herramientas:

  • de organización y gestión,
  • para crear contenidos multimedia,
  • aplicaciones móviles y
  • herramientas relacionadas con redes sociales.

Tiene valor porque, en vez de limitarse a ser un mero listado, Bernal explica con ejemplos cómo los medios están sacando partido a la herramienta con casos reales y con comentarios de los propios periodistas. Eso ayuda a concretar un poco si andamos escasos de creatividad.

Al final del libro, hay varias tablas que nos ayudan a encontrar la solución a nuestro problema en pocos segundos, perfecto para las prisas de una redacción. El Móvil de Anais Bernal

Kit del periodista móvil

En la imagen tenéis el kit más indispensable para la propia Anais Bernal: las applicaciones nativas de fotografia y grabación de video y audio, edición de video y redes sociales como Twitter, Intagram, Vine y Story Maker.

Herramienta imprescindibles para periodistas
  • De gestión de información que permiten la sincronizacióne entre dispositivos como Google drive o Drop box. Pocket, para guardar y recuperar contenidos
  • Nuevas narrativas multimedia

Creatavist. Para una narrativa multimedia que integra texto, imagen, video y elementos sociales.

Timeline.js para crear rápidas y sencillas lineas de tiempo

Storymap para explicar historias a través de mapas

  • Herramientas a redescubrir

IFFTT, a destacar las cientos de recetas que nos permiten automatizar tareas

Whatssapp para entrevistas: te permite grabar las respuestas de los entrevistados en notas de voz.

La transformación de El País en 9 microvideos

Ya sabéis que en El País han estado de obras últimamente, con la casa patas arriba (y no sólo literalmente). Antonio Caño lo hacía solemne en esta carta abierta que en realidad es más bien un proceso iniciado hace unos años.
Bernardo Marín, Subdirector de canales digitales (y con el que ya comentamos hace más de un año la idea que tenía sobre la mesa web central de la redacción) ha colgado unas cuantas entrevistas a los responsables de los nuevos perfiles que ocupan elpais.com.

Es una interesante fotografía de los nuevos perfiles que se han incorporado a las redacciones de los grandes medios.

1. La nueva redacción

2. El product Manager


3. El responsable de Analítica


4. La responsable de SEO


5. La responsable de planificación


6. Video


7. La responsable de redes sociales

8. El responsable de diseño y experiencia de usuario


9. El grafista audiovisual

García Ruiz (Washington Post): “Ya no controlamos la distribución”

emiliograciaruizEmilio García-Ruiz, es el máximo responsable del área digital del Washington Post. Resumo brévemente qué datos aportó en su ponencia en el Congreso de Periodismo digital de Huesca.

  • Hoy el 70% del tráfico es móvil (esta pantalla con la que escribo ya la puedo ir tirando por la ventana…)
  • Ya no controlamos la distribución de nuestros contenidos: solo el 20 % del tráfico es directo. El 80% viene por redes  sociales y google. Cambia la estrategia: ahora la home no es tan importante.
  • Hay que decidir en seguida si la audiencia para un artículo serán las redes sociales o será Google..
    • En las redes hay dos cosas importantes: el titular y la imagen.
    • El Washington Post distribuye todo su contenido en todas las plataformas sociales posibles: dónde está la gente tiene que estar el contenido.
    • “Vamos a construir nuestra tecnología junto a los periodistas”
    • Futuro: videos 360 grados y realidad virtual
    • Hacemos contenidos para cada una de las plataformas sociales, que sabemos que van a funcionar.
    • “Si trabajas en el Washington Post estás harto del Watergate”. “No hay que elegir… Nuestra filosofía es tomar el mejor periodismo y casarlo con la mejor tecnología”.
    • El 70% de los ingresos vienen del papel.
    • Equipo Redes: eran 6, pero ahora son 18, gente que se especializa en desarrollar las audiencias.

Y aquí os dejo el vídeo de la ponencia (a partir de 3h50min)

9 años

He estado fuera y no he podido celebrar aquí el noveno cumpleaños de este blog que se cumplió el 1 de enero.

Hace dos meses que no actualizo el blog, pero eso no significa que lo haya abandonado. Simplemente tengo dos cosas importantes entre manos.

En primer lugar en septiembre me incorporé full time al proyecto de ElNacional.cat que lidera José Antich y que nacerá en las próximas semanas. Esto requiere todas mis energías por el momento.

Y en segundo, mi viaje a Venezuela se está concretando en una crónica completa en la que llevo trabajando en el poco tiempo libre que he tenido en los pasados meses.

Alguien me preguntó cuál era la lección que aprendí el año pasado. Muy prosaica: centrarme en un solo (o dos) proyectos.

Al culminar estos dos, retomaré el blog. Prometido. Demasiadas historias en el tintero como para dejarlo ahora. No sé si los blogs han muerto, pero por lo menos yo quiero seguir explicando cosas.

Pero este blog debe evolucionar como la propia periodista que lo escribe evoluciona.

Gracias por leer esto.

En twitter sigo viva.

 

 

Alejandro cegarra

Alejandro Cegarra: “No puedes pasarte la vida haciendo fotos bonitas”

Alejandro Cegarra (Caracas, 1989) es este niñato de 25 años que tengo sentado enfrente. Señalado como el tercer mejor fotógrafo latinoamericano del año (POY Latam), hace 5 años no sabía hacer fotos. Hace dos años no tenía ni pasaporte. En dos años ha llenado todas sus páginas y ha tenido que pedir uno nuevo. Ha ganado premios y reconocimientos. Aprovechando mi viaje por Venezuela nos citamos en la librería Lugar común, una especie de oasis en medio de esta caótica ciudad que es Caracas. Me gusta el nombre de la librería, porque es precisamente lo que escasea en este país: lugares comunes donde ser capaces de vivir, dialogar y reconocerse.

Su carrera ha sido meteórica, tanto como tan solo 3 años. Cegarra empezó publicando pequeñas historias en un blog que le sirvió para que el diario Últimas Noticias (el más leído en Venezuela) le diera una oportunidad. Mientras trabajaba en el diario realizó su proyecto personal sobre la célebre Torre de David -un rascacielos a medio construir que fue ocupado por 4.000 personas- símbolo del colapso de dos sistemas, proyecto que catapultó a Cegarra a la órbita internacional. Luego vino Associated Press, con la que cubrió las protestas estudiantiles de 2014 y ahora, trabaja para Getty reportage. Precisamente en estos años de su brevísima carrera le ha tocado vivir momentos históricos como la muerte de Chávez, trabajo que expuso en la última edición del festival Visa pour l’Image de Perpignan.

Esta entrevista la hicimos a finales de julio, al inicio de mi viaje, en plena crisis de escasez de productos básicos, con colas por todas partes y una inflación desbocada. Charlamos en Lugar común, con una suave música de ritmos caribeños de fondo y el timbre de la puerta de la librería que se cuela en toda la grabación. Pido un café cortado, pero no hay leche. Me conformo con lo que hay.

Alejandro no deja de estrujar y retorcer su camiseta con las manos por debajo de la mesa, pero al finalizar, casi dos horas después, acabará mostrándome algunas de sus “accidentales” heridas de guerra. Dice que en Caracas “o maduras como fotógrafo o te quedas en la mediocridad para siempre”.

Lugar común Caracas

 

Andrea no me deja sacar el móvil para hacer fotos en Caracas, menos aún la cámara, y me pregunto ¿cómo lo hace un fotógrafo para trabajar en esta ciudad?

Normalmente voy con una cartera que parece una bolsa para llevar el almuerzo. Siempre utilizo cámaras pequeñas, así que primero “veo” la foto, saco la cámara y la guardo rápidamente. No me quedo mucho en un mismo sitio. Sobre todo en el oeste de Caracas, pero sí que es cierto que es mejor no llevar nada ostentoso. Pero hay que quitarse el estigma de que uno es una víctima, y hay que saber disfrutar de la ciudad.

¿Alguna vez han intentado robarte?
Una vez intentaron robarme la Leica que me regalaron con un premio -es incomparable- y traté de explicarle al ladrón que era una cámara de rollo que no le serviría de nada. Se quedó con mi móvil y salí corriendo.

Ahora trabajas para Getty Reportage como freelance. ¿Qué aprendiste de tu tiempo en el diario Últimas Noticias y en AP?

En Últimas Noticias aprendí a hacer de todo, en AP aprendí lo que es la inmediatez; no tienes tiempo ni a abrir la foto. Si la foto está bien expuesta, hay que enviarla. En la oficina las enviaba, escribía el texto, y en 10 minutos estaba disponible. Luego revisaba con calma a ver si se me pasó algo… En Getty estoy aprendiendo a ser medio freelance en esta vida. Me dan asignaciones pero también se encargan de seguir formándote.

Torre-de-David-1-Alejandro-Cegarra

El trabajo de la Torre de David te puso en la órbita internacional de la fotografía. Pero ¿por qué te interesó hacer el tema de la Torre de David cuando ya había sido fotografiado y explicado por otros antes?

Mi universidad está frente la torre y siempre me llamó la atención. Vi un documental de Vice muy malo en el que no hablaban de la gente que vivía allí. Sebastián Liste entró ya con Jon Lee Anderson. Encontré un artículo en un medio comunitario chavista donde se hablaba de la organización dentro de la torre. Mientras trabajaba en UN, aprovechaba mi tiempo libre y me escapaba un par de horas durante dos meses y después fui espaciando las visitas durante varios meses más

¿Cómo conseguiste lograr acceso a la torre?
Llamé a la puerta y tuve la suerte que salió la persona indicada. Elvis, el presidente de la Torre de la David. El niño Daza del que hablaba Anderson en el New Yorker, me dijeron que “ya no está”. No pregunté más. Tuve que convencerles de lo que quería hacer, pero al día siguiente ya estaba haciendo fotos. En el piso 6 me dejaban dejar mi coche y era la manera de que todos supieran que estaba allí. Pasé 5 meses conviviendo con ellos. Familia a familia iba presentándome y entrando en las casas. Allí dentro vivían unas 4.000 personas y llegué a conocer a unas 100. Disparé solo unas 2.000 fotos. Cada día hacía unas 40 o 50 fotos, pero dentro de esas fotos estaba la foto que quería. Les acompañé hasta que hace unos meses fueron reubicados por el gobierno en otras casas de Misión vivienda pero en sitios muy alejados entre sí. Es como si tomas un sistema y lo rompes en pedazos: muy pocos están en Caracas. Ahora está vacía. Pero la torre no es la torre, es la gente que vivía allí. Abandonaron la torre y documenté también la mudanza.

Leí que decías que la torre era para ti un símbolo del colapso…
Siento que es la suma de dos sistemas que nunca funcionaron. Para el chavismo representa el tema de la vivienda socialista comunitaria, de tomar los espacios; y para el capitalismo, significaba el poder financiero en Caracas. Ambas cosas fallaron en Venezuela, y fue un símbolo de lo que quiso ser Caracas pero no pudo ser.

Ahora [septiembre 2015] expones Viviendo en el Legado de Chávez en Visa pour l’Image…
El proyecto sobre el legado de Chávez tiene una carga emocional que me hizo madurar como persona. La muerte de Chavez lo cubrí por mi cuenta. Recuerdo volver a mi casa deshidratado después de pasar 8 horas caminando bajo el sol…

Alejandro Cegarra-legado Chavez

¿Cómo te planteaste el proyecto del Legado de Chávez?
Era un momento histórico y tenía que salir a tomar fotos. Estaba en la universidad y lo dejé todo para salir a la calle a fotografiar. El trance nacional que provocó Chávez duró como un mes. Empecé entonces a preguntar cuál es el legado que me deja Chávez. Me puse 3 preguntas a explicar en fotos: ¿me dejó mejor economía? ¿mejor seguridad?, ¿mayor libertad? A mí, como persona, ¿qué me dejó? Por eso se llama viviendo en el legado de Chávez, a mi clase, clase media, del este de Caracas, que es medio opositor y medio sifrino (pijo). Terminé en febrero 2015 con el aniversario de las protestas de los estudiantes. Al final lo planteé como una fórmula para poder presentarlo a Perpiñan: Violencia más inseguridad, más situación económica es igual a protestas. El proyecto empieza con el tema de la violencia, salta a la crisis económica y termina con las protestas de 2014.

Justo esos 3 elementos son los problemas que afronta Venezuela hoy, ¿no es cierto?

Sí, totalmente. El tema económico es muy fuerte. La violencia es parte de los paises latinoamericanos, como que está en nuestro ser…

¿De verdad lo crees?!
Sí, es parte de nosotros. Somos naturalmente violentos. Pero nosotros mismos nos hemos puesto la correa. Estamos así para no ser tan violentos, pero a veces nos sueltan y se nos va. Mira El Salvador, Gautemala, Honduras, Venezuela… El latinoamericano es violento, es impulsivo.

Hemos estado esta mañana con una religiosa catalana y ha hablado de la violencia como una “guerra silenciosa”.

Precisamente estoy haciendo un proyecto que se llama “la guerra invisible” dentro de una taller del WorldPressPhoto para jóvenes fotógrafos. Y trata sobre el gasto militar, la censura de la violencia en los medios y la incapacidad de mantenernos a salvo de nosotros mismos. Siento que es una guerra que está tapada totalmente.
En Caracas murieron 20.000 personas en un año, en 24.000 en todo venezuela, en una población de 30 millones, eso es mucha gente. Y he estado buscando cifras y a veces hay más muertes que algunos conflictos armados. Venezuela en 2012 tuvo más muertes que Irak, un país que sale de una guerra civil. Por eso se llama nuestra guerra invisible. No está terminado aún, lo entrego en noviembre. Pero para mí lo más difícil no es la muerte en sí, sino los que se quedan. Quiero hacer retratos de personas en espacios vacíos de la persona que ya no está.

Eso sería como las consecuencias de las violencia. ¿Y las causas?
¡Las causas es todo! La desinterés por hacer algo… Llevan 23 planes de seguridad en 14 años.
Pero tengo entendido que la violencia es prechavista…
En el 98 morían 3.900 personas al año; en 2010, estaba por 15.000. Es decir, han muerto 200.000 en 14 años por violencia y criminalidad. Hay una falta de interés y dejadez. Mucha gente dice que eso favorece al gobierno, para controlar a la población. Pero para mí es simplemente ineptitud que no saben cómo hacerlo para parar esto. En el último año ha habido 3-4 ministros de seguridad… Y lo otro es la crisis económica ahora, se va poner peor, mucha más gente se va a arrastrar a eso. 8.000 bolívares [salario mínimo en juñio 2015] son escasamente 12 euros. La gente va a empezar a ver el camino fácil. (…) El gobierno no tiene la capacidad de controlar eso. El 90% de los casos de homicidios quedan impunes. Aquí matan a alguien en un barrio, ¿y cómo encuentras a alguien en Petare, el segundo barrio más grande del Latinoamérica, sin direcciones? El culpable se esconde y ya nunca baja.

Has cubierto protestas y pasado por situaciones muy tensas ¿cómo gestionas el miedo?
Tengo mucho miedo. Cuando están los otros fotógrafos me pego a ellos. Si en unas protestas no los veo, o es que estoy en un mal lugar o estoy donde la noticia no está. Me siento más seguro con ellos [se refiere a los fotógrafos de Reuters y AFP en Caracas]. Cuando voy a un barrio es diferente. La primera vez que fui con la Policía a patrullar en Petare hubo una emboscada y empezaron a disparar. Me metí debajo del coche. Me quedé agachado hasta que acabó el titoteo y por suerte no hubo muertos. Volví a hacerlo cuatro veces más sobre el tema de la seguridad como parte del proyecto de El legado de Chávez. Me dan pánico las armas. Pero valía la pena contarlo porque es una realidad que está sucediendo. La gente que vive en el valle de Caracas vive en una burbuja. No he vuelto a ir a Petare con los polícias, sí a cárceles. Me dí cuenta que no tenemos mejor seguridad ni dentro ni fuera de la cárcel.

Vi el trabajo de Sebastián Liste sobre  los pranes en FotoPress de LaCaixa y es impresionante. Que estas mafias se hayan adueñado de las cárceles es una situación realmente surrealista..

Totalmente. A la que yo fui sí que estaba controlada parcialmente por el gobierno, pero el ambiente era muy tenso. Fui dos veces, fue muy puntual y hice unas fotos muy concretas, pero no pude hacer lo que Liste, que fue muy bueno. Estuvo una semana en aquella cárcel en diciembre en 2013. Lo que escuché es que al gobierno le molestó mucho ese trabajo. Yo creo que no le van a dejar volver dejar entrar (risas)…

¿Qué es para ti el fotoperiodismo?
Pregunta difícil… No debe ser complaciente, ni una farsa. Sí debe ser una manera creativa y diferente de mostrar la realidad. Una forma de generar conciencia. Somos mensajeros. Pero yo creo que el compromiso no puede ser solo informar, sino tratar cambiar de alguna manera. La fotografía es como una relación, al principio es fogosidad, pero luego se vuelve como un compromiso. No puedes quedarte toda la vida haciendo fotos bonitas, tienes un poder y hay que usarla para hacer algo.

¿Qué te gustaría hacer?
El problema es que mis metas a 10 años vista se han concentrado en 3. Me gustaría poder trabajar con ONGs, ahora en Perpignan me gustaría hacer contactos. Mi sueño es ser el primer venezolano de Magnum, trabajar en África y vivir en un pueblo del sur de Francia.

Con tanta gente que se va del país, ¿no has pensado en irte?
Sí, pero tengo lo que necesito aquí, para mi es barato porque cobro en dólares los trabajos que hago. Mis amigos más cercanos no se han ido porque no tienen dinero para irse, pero sí que he ido a muchas despedidas de gente no tan cercana. Pero si me voy quiero irme a un país problemático. Quiero irme a Honduras, a El Salvador… Quiero vivir los sitios que voy a fotografiar, siento que solo así salen las fotos solas. Creo que las fotos buenas que tengo aquí y el recorrido que tengo ahora, es porque Caracas es como un catalizador. Hay tantos problemas aquí, que o maduras como fotógrafo o te quedas en la mediocridad por siempre. Necesito otro sitio que me dé otro estilo otra vez.

Busqué en Google y la mayoría de tus fotos son en blanco y negro, ¿Te sientes más cómodo?

No sé, me gusta mucho. Para mí es la manera en la que me puedo expresar mejor. Mis cámaras por defecto hacen fotos en blanco y negro. Puedo hacer color, tampoco se me hace difícil, pero el blanco negro es más natural aunque es más difícil de hacer. Siento que me ayuda a componer mucho mejor, todo tiene que quedar más limpio. Creo que mi blanco y negro de ahora es muy diferente al de la Torre de David, aquél fue como muy inocente. Ahora con el tema de la violencia, tienen un tono más oscuro, que atemorice un poco sobre lo que pasa aquí.
Caracas es muy violenta pero hay que tratar de vivir a pesar de la violencia. Tu sabes que la situación es mala, pero no puedes dejar de vivir, no puedes perderte la vida por eso.

¿Cuáles son los principales dificultades que enfrenta un fotoperiodista en Venezuela?
La censura, en el sentido de que nunca van a dejar a que hagas la foto. Tratan de detenerte, de quitarte la cámara… El momento más tenso es cuando llegas y intentas ver de qué ánimo está la policia. Durante las protestas, desaparecieron cámaras y no las devuelven. Les pasó a dos fotógrafos extranjeros, uno de ellos dice que le torturaron.

Alejandro_dentro_sombras

Le pregunto que si ha sufrido torturas. Me enseña una marca de una quemadura de un encendedor de coche en su brazo. Hacía pocas semanas que trabajaba en el diario Últimas Noticias y le mandaron a fotografiar los exteriores de una cárcel el día de la Madre. Tenía 22 años. La Guardia Nacional le tuvo retenido 5 horas y sufrió malos tratos y golpes. Ese día decidió que quería ser fotoperiodista.

Protestas estudiantiles

En febrero de 2014 una ola de protestas de los estudiantes tomaron las calles de las principales ciudades de Venezuela. El fotógrafo oficial de AP estaba cubriendo una reunión de jefes de estado en Isla Margarita. Alejandro cubrió para AP las primeras revueltas en Caracas. Aquél 14 de febrero tenía que ser una manifestación tranquila, pero desde el primer día fueron muy violentas. Era la segunda vez que Alejandro iba a cubrir protestas. El primer día murió un estudiante, Bassil da Costa. Alejandro fue testigo del momento en que una bala le alacanzó. Poco después el joven murió. Su relato sobre aquella mañana puedes leerla aquí.

“Era la segunda vez en mi vida que cubría una protesta de ese calibre y creo que no estaba preparado. Llevé un chaleco y casco porque me lo mandó un fotógrafo después de verme llegar sin nada”.

“Los siguientes meses no fueron tan violentos, pero al mes y medio habían perdido el propósito. Con el tiempo se fue diluyendo hasta el punto de que siempre estaban los mismos. Yo me negué ir a cubrirlas y menos de noche”.

Fotos Lugar Común: Andrea Daza.

Alecegarra.com

 

 

Próxima parada, Venezuela

Caracas

Como cada año desde hace 8 este blog necesita tomarse un respiro. La cosa siempre suele ser como muy vagabunda, cuanto más lejos de una pantalla, mejor. Pero este año es algo diferente, por no decir, todo lo contrario.

Hace 3 años estuve en Venezuela. Fue una experiencia fascinante, pero no salí de Caracas. Esta vez quería volver con mi sherpa particular, la periodista venezolana y amiga Andrea Daza (aka la azotacalles). Nos vamos a recorrer el país y a buscar buenas historias…

Os dejo con mi recomendación de entradas del año, por si caes por aquí un caluroso día verano y te apetece leer algo… Una selección muy personal de 5 cositas que me molaron de este año.

1. La tarde que pasé con Xavier Vidal, (ex) periodista y ahora librero de la deliciosa NoLlegiu en Poblenou. Una entrevista en streaming librero…

Xavier Vidal,

 

2. La entrevista al co-director del programa Salvados de LaSexta que nadie conocía y que fue el post más visto del año y de la década… Ramón Lara (y no, no es familia de los Lara de toda la vida) en rigurosa exclusiva mundo-mundial para silviacobo.com

_Si Salvados es el periodismo en

 

3. La larguísima charla con el hombre que leía 30 periódicos al día, alías el SR. Buena Prensa. La excusa era la entrevista para secuestrarlo durante casi 3 horas y sacarle cual amantis religiosa toda la información sobre medios de medio mundo. Lo malo es que se dejó…

Majimeno_despacho

 

4. El encuentro con Silvia Omedes  (Photographic Social Vision) que cierra los posts de este curso, y en el que da muchas pistas del presente y futuro del (foto) periodismo. Es un tema además por el que me he interesado especialmente desde hace unos meses: “El fotoperiodismo ya no está en los medios“.

Silvia Omedes

5. Y para reírnos un rato, la mundanza del New Yorker en 8 fotos. Su relación con los libros es preocupante… Pero sabemos que lo consiguieron y llegaron a la nueva ofi en el World Trade Center de Nueva York, sanos y salvos. ¿Pero qué fue de los libros?

newyorker6

 Un consejo para este verano: llevaros un libro… de papel.
Volvemos en septiembre.